Publicidad

El ADN humano hace que el cerebro de los ratones crezca

El ADN humano hace que el cerebro de los ratones crezca
22 comentarios

El código genético del ser humano es muy parecido al de los chimpancés, y prácticamente compartimos el 95% de ese código con estos animales. Sin embargo hay una diferencia fundamental, y esa es la del tamaño del cerebro: mientras que el de un chimpancé pesa de media 384 gramos, el de un ser humano pesa de media 1.352 gramos.

El tamaño del cerebro no es el único factor que explica la inteligencia humana, pero desarrolla un papel fundamental, y ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Duke en Estados Unidos han identificado la secuencia del ADN que podría explicar el crecimiento del cerebro. Las pruebas con ratones parecen demostrar que efectivamente han encontrado dicho factor.

Esa secuencia, llamada HARE5, es un regulador de la actividad de los genes que parece tener un impacto directo en el tamaño del cerebro de un embrión de un ratón cuando se inyecta esa secuencia. Al comparar el resultado de inyectar esa secuencia procedente de un chimpancé y luego de un humano, el cerebro del embrión del ratón creció un 12% en el caso del código del ser humano.

Las secuencias HARE (de HARE1 a HARE6) son las llamadas "potenciadoras" que controlan la actividad de los genes y se cree que son las responsables del desarrollo del cerebro. En los experimentos estos investigadores descubrieron que en el proceso se potenció también la creación de un mayor número de neuronas y esto afectaba al neocortex, la región del cerebro que está implicada en el desarrollo de funciones superiores como el habla o el razonamiento.

Según estos científicos este tipo de descubrimiento podría ser importante a la hora de estudiar algunas enfermedades cerebrales como el autismo o el Alzheimer, que no están presentes en los chimpancés a pesar de que la secuencia HARE5 está presente tanto en seres humanos como en estos animales y ambas son muy similares.

Vía | CNET
En Xataka | Un supercomputador para emular el cerebro humano, ¿demasiado pronto?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio