Compartir
Publicidad

Nos merecemos una televisión pública que no esté llena de charlatanes

Nos merecemos una televisión pública que no esté llena de charlatanes
69 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antes de empezar, me gustaría confesaros una cosa: he tardado en hablar sobre este tema porque estaba bastante enfadado y no es bueno teclear en caliente. Yo pensaba que, pese a la deriva anticientífica de muchos programas de RTVE, aún teníamos lugares donde refugiarnos. "El cazador de cerebros" de Pere Estupinyà o 'Órbita Laika' presentado ahora por Goyo Jiménez aparecían como un oasis científico en mitad de una programación cada día más cuestionable. Me equivocaba.

Domingo por la tarde. En La2 de Televisión Española, arranca Órbita Laika, una de las grandes esperanzas de la divulgación científica del país. El invitado: Nach, uno de los raperos más conocidos del país. Todo en orden, todo bien, todo correcto. Hasta los últimos minutos. En ese momento, Nach comienza a cantar “Anticuerpos” y, bum, RTVE lo vuelve a hacer.

Anticuerpos frente al pensamiento científico

O eso parece. Quimifobia, chemtrails, conspiranoia: “Anticuerpos” es una canción llena de versos contra los transgénicos, contra las vacunas, contra la medicina moderna en general. No hace falta mucho más. Pese al rosario de problemas que arrastra la televisión pública, sorprende que se emita dentro de un programa de ciencia. Numerosos twitteros comienzan a preguntarse sobre qué está pasando, quién es responsable. La polémica escala tanto que el equipo del programa pone un tweet de rechazo.

Las preguntas aumentan: si el equipo no está de acuerdo, ¿quién es el responsable? Afortunadamente, el director nos saca de dudas. La decisión fue suya, aclara, y acto seguido se disculpa... por el tweet. Esta es nuestra televisión pública y los casos siguen acumulándose.

<

Javier Cárdenas sigue firme en su decisión de convertirse en el mayor altavoz de charlatanes del país: a su largo historial antivacunas y pseudocientífico, el 13 de septiembre, ‘Hora Punta’ llevó a Patrick Roddie, químico y activista geoingenieril, que explicó cómo los huracanes Harvey e Irma habían sido fabricados por el hombre. RTVE se vio obligada a pedir disculpas, pero poco más.

Mientras Toñi Prieto, directora de Entretenimiento de RTVE, sigue diciendo que “se tratan de casos aislados”, RNE mantiene un programa dedicado a terapias alternativas. La imagen de RTVE está tan devaluada en este ámbito que no hace falta ni que emitan los programas para generar polémica.

El mejor ejemplo lo podemos ver en el (ya cancelado) programa de Carlos Herrera “¿Cómo lo ves?”: en su última emisión llevó a debate la vacunación infantil y solo anunciarlo produjo un río de reacciones temiéndose lo peor.

¿Qué está pasando en RTVE?

Descarga

No está de más recordar que todos los españoles tienenderecho a recibir libremente información veraz”. Su Televisión Pública tiene el deber de “promover el conocimiento de la ciencia”. Al menos sobre el papel.

Porque, como podemos ver, la canción de Nach en Órbita Laika es parte de un patrón, de una sistemática falta de interés por la dirección de la Corporación. Así que la pregunta es inevitable: ¿Tiene un problema con la ciencia nuestra Televisión Pública? Y, sea como sea, ¿Por qué no lo disimulan?

Cuando la Asociación Española de Comunicación Científica denunció públicamente los delirios pseudocientíficos de Cárdenas, éste amenazó con demandarlos. La dirección de la cadena se disculpó, pero Cárdenas sigue presentando el pre-prime time como si nada hubiera pasado. Nada parece que vaya a pasar en Órbita Laika (o sí, lo cierto es que no está claro). ¿Por qué este desprecio a la ciencia pese a que su promoción es uno de los objetivos fundamentales de la institución?

Necesitamos una televisión mejor

Tina Rataj Berard 168378

Cuando hablamos sobre los problemas de la televisión pública, tendemos a centrarnos en la politización. Sin embargo, el resto de las cosas pasan desapercibidas: cosas que, paradójicamente, no gozan de espacio en el ecosistema televisivo actual.

Y hablo de paradoja porque los que tienen medios (aunque escasos) para abordar este tema y garantizar información científica y cultural veraz, los desperdician entre charlatanes, anticiencia e información falaz. Necesitamos una televisión pública mejor, nos jugamos mucho en ello.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio