Publicidad

La tecnología detrás de una SuperBowl de más de 100 millones de espectadores: cámaras 8K, fibra oscura y realidad aumentada

La tecnología detrás de una SuperBowl de más de 100 millones de espectadores: cámaras 8K, fibra oscura y realidad aumentada
29 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ingeniería, experiencia y cámaras, muchas y muy potentes cámaras. Retransmitir uno de los eventos con más espectadores del año requiere esfuerzo y habitualmente se tira de lo último para que el resultado sea el mejor posible, y muestra de ello es toda la tecnología que encierra la retransmisión de la Super Bowl.

Si habéis visto alguno de los partidos de la Liga Nacional de Fútbol americano (NFL) sabréis que de manera habitual ya se refiere a tecnologías como la realidad aumentada para marcar líneas e Indicaciones. Esta tecnología ha sido una de las claves para cubrir un evento que presencian millones de personas y que se celebró justo hace unas horas, con el enfrentamiento entre los New England Patriots y Los Ángeles Rams en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta (Georgia, Estados Unidos).

Más de 25 unidades móviles para un partido

En los eventos masivos deportivos la tecnología se ha convertido en una protagonista más, en algunas ocasiones haciendo las veces de juez o árbitro como vimos en el caso del VAR y el mundial de Rusia. Las jugadas en el fútbol americano no se ven de manera clara en muchas ocasiones al implicar gran número de jugadores y ser clave dónde se toca o se cae, por lo que ver bien qué ocurre es algo esencial y las últimas tecnologías audiovisuales son una gran ayuda a la hora de mostrarlo a los telespectadores.

En el caso de la Super Bowl es la CBS la cadena que se encarga de esta tarea, con un equipo liderado por Patty Power (EVP, operaciones e ingeniería), Mike Francis (VP, planificación e ingeniería) y Jason Cohen (VP, operaciones técnicas a distancia). Y explican en SVG que el despliegue para esta retransmisión contempla 14 camiones móviles y 12 tráilers-oficina (algo así como motorhomes).

Campo

Estas unidades se distribuyen en grupos según qué se haga en ellas, estando las que pueden considerarse las centrales, encargadas de los gráficos, la producción o las operaciones relacionadas con las repeticiones (lo cual es clave para que el espectador tenga claro qué ha pasado y que requiere una edición muy rápida de las imágenes). Otras se encargan de los aspectos más relacionados con la transmisión de datos, como el tráiler empleado para el control de la transmisión y la distribución de los routers, aunque lo que resulta bastante espectacular es el despliegue de cámaras que se han empleado.

Sin escatimar en resolución: 4K, 8K y drones

Los números son tremendos para la final de la temporada de la NFL hablando también de las cámaras. Son 115 cámaras, que incluyen diez Sony HDC-4800 4K, tres Panasonic AK-SHB800 8K, una Sony P43 (con súper cámara lenta a 6X) y 28 cámaras insertadas en los pilones, emitiendo en 332 canales, dando material a 2.000 canales locales.

Son 115 cámaras emitiendo en 332 canales, dando material a 2.000 canales locales

Las cámaras 8K se establecieron sobre el final de cada una de las mitades del recorrido, estando la tercera sobre todo el área. Cada una de ellas se conectó con líneas de fibra a la unidad de control de cámaras AK-SHU800, capaz de transmitir la señal 8K como cuatro señales 4K a 12 Gbps, las cuales se convierten en cuatro señales de 3 Gbps.

No hay mucho que argumentar sobre por qué tirar de la máxima resolución disponible cuando se trata de un evento que mueve cifras millonarias (hasta 22,7 millones de personas apostando durante el partido, según La Información, y la misma CBS ha cobrado este año entre 5,1 y 5,3 millones de dólares por anuncios de 30 segundos, según Bloomberg), pero es curioso saber uno de los motivos: el zoom. Según explica Francis, con las cámaras 8K se puede llegar hasta un 800% de aumento sin que se pierda la nitidez y aparezca el grano, lo cual ya se probó en alguno de los play-offs (los enfrentamientos que preceden a la final).

También han contado con una cámara 8K de 360 grados, instalada bajo la pantalla de las gradas. Y además de estas cámaras más bestias, están las pico cámaras en los postes, que permiten capturar los disparos desde y hasta este punto, y las SkyCams, que permiten tener vistas aéreas de las jugadas y las posiciones.

Canon122 Nfl Una de las cámaras con el Canon 122X. Imagen: SVB

Para quienes tengan curiosidad sobre las ópticas utilizadas, entre ellas se encuentran objetivos Canon 122X y 111X y Fujinon 107X. Y, como no podía ser de otro modo, los drones también han tenido su papel en esta final (aunque no como espectáculo), en este caso situándolo a unos 800 metros del estadio para retransmitir imágenes del exterior.

La realidad aumentada sigue siendo clave en la retransmisión, pero para la ocasión se ha usado un sistema multicámara que no se había empleado hasta ahora, con el cual se han combinado cuatro ángulos distintos. Un total de cuatro cámaras con ópticas de 22 grados apoyadas con una steadicam inalámbrica, sincronizadas con la pista de audio con efectos de sonido y música.

Hasta cinco veces más cámaras que en un encuentro estándar

Cada partido requiere ya un despliegue bastante notable, teniendo en cuenta que se usan entre 12 y 20 cámaras y hasta 200 personas empleadas en la retransmisión, según explica la organización, así que en el caso de la final estos números se multiplican como hemos visto. Este año han contado con el mismo número de puestos de edición que en la Super Bowl L (que fue en Santa Clara, California), con la diferencia de que los han dividido en dos grupos: uno un situ (seis en Atlanta, donde se han jugado el partido) y uno en Nueva York (los otros seis).

Una buena amiga para vehicular todo el volumen de información que se gestiona es la fibra oscura, que aunque pueda sonar raro se trata de la denominación que se da a se atribuye a los circuitos de fibra óptica o redes oscuras que han sido desplegados en algún momento pero que no están siendo utilizados. Explicaba Francis que tener acceso a ésta les da para las retransmisiones que necesitan, con el añadido de circuitos de hasta 10 Gbps para las trasferencias que se realizan entre los dos equipos de edición.

Así, nada parece suficiente cuando se trata de retransmitir uno de los eventos más vistos del año (Apple lo supo y lo usó para su famoso spot '1984'). Al final casi ocurre como en competiciones como la Fórmula 1, las copas de vela o los rallies: verlo en el sofá resulta casi mejor (a nivel de enterarse bien) que in situ

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir