Publicidad

Guía de fotografía de fauna salvaje: esto es lo que nos recomiendan algunos de los mejores fotógrafos
Fotografía y vídeo

Guía de fotografía de fauna salvaje: esto es lo que nos recomiendan algunos de los mejores fotógrafos

Publicidad

Publicidad

La fotografía de fauna salvaje es una disciplina difícil. Hay que contar con conocimiento técnico a la vez que de naturaleza y especies. Es desafiante, porque para capturar una especie concreta hay que tener una gran planificación, paciencia y, en ocasiones, requiere de viajar a lugares recónditos y no nos asegura que consigamos esa gran foto que buscamos. No permite margen de error. Pero a la vez, es enormemente gratificante, porque cuando todo se alinea y ese conocimiento y planificación dan sus frutos, la luz es la idónea y el momento el preciso, se puede lograr una foto soñada que une el alma en armonía con la naturaleza salvaje.

Para conocer más sobre cómo realizar este tipo de fotografía, sus peculiaridades, recomendaciones y equipos necesarios (y admirar sus trabajos), hemos hablado con algunos de los mejores fotógrafos de fauna que hay en España (donde tenemos un gran nivel, por cierto). No están todos los que son, pero desde luego este nutrido grupo de fotógrafos merecen mi más enorme respeto y admiración por su trabajo, a veces no suficientemente valorado por el gran público, pero que nos hacen disfrutar con sus fascinantes imágenes.

Conocimiento del entorno y de las especies

Todos los fotógrafos de naturaleza y, concretamente, de fauna salvaje tienen algo en común: su conocimiento de las especies que fotografían. Es el punto de partida. Se puede tener una gran experiencia fotografiando o contar con una enorme destreza técnica, pero todo ello no es suficiente si no es un naturalista convencido. Alguien que ame la naturaleza, los animales y que se proponga conocer las especies que fotografían habitualmente.

En este punto Andoni Canela es contundente: "Es imprescindible. En la fotografía de vida salvaje tienes que saber cómo se comportan los animales para documentarlos: conocer sus costumbres, cómo se mueven, cómo se alimentan, sus presas, su biología, su hábitat…. Hay que aprender mucho cuando te dedicas a eso. Antes, durante y después. Leyendo y observando. Te vas preparando para el momento definitivo, el de la fotografía; sabiendo que no tendrás mucho tiempo y cuando aparezca el animal, ‘ese momento’, tienes que estar listo porque puede desaparecer en unos pocos segundos".

Puma12 Ac Puma fotografiado por Andoni Canela

El experimentado Antonio Liébana coincide en este sentido: "es vital, frecuentemente se asocia al fotógrafo con el equipo cargado en la mochila detrás de los bichos, cuando en realidad, sales más a hacer observaciones y esperas y realizando preparativos para las sesiones que las horas dentro del hide, es tan importante salir al campo solo con prismáticos que con cámara los días que toca".

Se puede tener una gran experiencia fotografiando o contar con una enorme destreza técnica, pero todo ello no es suficiente si no es un naturalista convencido

Uge Fuertes también confiesa que se puede aprender a posteriori: "gran parte de los fotógrafos de naturaleza han cogido la cámara tras muchas “horas de vuelo” pateando campo. Pero también puede darse el caso contrario, sobre todo en especies de plantas o insectos, en los que puedes llegar a tomar una gran imagen y, más tarde, aprender sobre ella. Los dos caminos son posibles, pero está claro que para fotografiar animales, tenemos que estar cerca y, para ello, antes hay que haberlos estudiado".

Por su parte, Oriol Alamany, todo un reputado veterano, ahonda en la importancia de adquirir ese conocimiento: "En mi caso adquirí mis conocimientos sobre fotografía y sobre la naturaleza en paralelo, durante mi juventud, devorando libros, artículos científicos, o bien saliendo al campo innumerables horas. De hecho incluso publiqué estudios sobre diversas especies. Y luego he seguido leyendo y documentándome en cada nuevo proyecto que he iniciado".

Aunque no todo es sumergirse en el vasto campo de la biología y las especies. La expansión de la fotografía y el incremento de aficionados e interesados en este tipo de imágenes ha hecho que existan "atajos", como nos explica Mario Suárez: "Para hacer buenas fotos de animales es muy importante conocerlos. Aunque en algunas ocasiones no es fundamental. Por ejemplo, en las zonas del planeta donde los animales no tienen miedo al hombre, se pueden hacer muy buenas fotos sin grandes conocimientos de la especie, ya que los tienes a escasos metros y no alteran sus comportamientos naturales. También hoy en día proliferan los hides o escondites fotográficos de pago, en donde el encargado del lugar ya se encargó de hacer toda la labor previa de trabajo de campo para trabajar la especie y que la puedas fotografiar, como yo digo, 'a mesa puesta'. Pero esta forma de conseguir imágenes no produce la misma satisfacción que conseguir por uno mismo fotografiar esa misma especie".

Mario Suarez Foto de Mario Suarez

El popular fotógrafo y docente José B. Ruiz aclara un detalle, el conocimiento es necesario "aunque estudié cuatro años de la carrera de Biología la experiencia de campo se adquiere bajo el cielo". Es decir, tampoco es cuestión de sumergirse en libros y estudios, también hay que contar con experiencia en plena naturaleza, donde se puede aprender sobre el terreno, donde te curtes a base paciencia, cometiendo errores y adquiriendo una experiencia y prácticas fundamentales.

Algo satisfactorio es aprender por uno mismo, como apunta Manuel González: "lo más enriquecedor es cuando descubres por ti mismo sobre el comportamiento animal, pasando horas en el campo con los prismáticos y fotografiando cada una de las especies durante varios años".

Internet hoy en día es una herramienta muy útil donde podemos encontrar miles de fotógrafos de naturaleza que publican sus técnicas, formas de trabajar y nutren las redes sociales de experiencias con determinadas especies

Y en ese aprendizaje contamos con una herramienta tan útil como Internet, como comenta el joven Egoitz Icaza: "Internet hoy en día es una herramienta muy útil donde podemos encontrar miles de fotógrafos de naturaleza que publican sus técnicas, formas de trabajar y nutren las redes sociales de experiencias con determinadas especies".

Fitor Xataca 3 'Glass Butterfly' de Ángel Fitor. Tercer puesto en categoría ‘Nature’ en los World Press Photo 2019.

Ángel Fitor diserta en considerar "fundamental" el conocimiento de las especies: "Hay múltiples formas de acercarse a la naturaleza con una cámara, que se mueven entre los extremos artístico al documentalista. Sólo éste, ultima aproximación, tal vez más clásica y a la que personalmente me siento mas cercano por vocación y formación, precisa de un conocimiento exhaustivo de los sujetos fotográficos. En mi caso invierto ingentes cantidades de tiempo en documentación, conceptualización, y diseño de producción, mucho más que en la captura fotográfica sensu stricto".

Tampoco podemos olvidar la importancia del entorno. Pedro Javier Pascual confiesa que "a lo que más tiempo dedico es a conocer el entorno, buscar lugares donde la naturaleza se muestre mas amable, sitios que por motivos variados tienen una alta concentración de seres vivos, ya sea por las condiciones ambientales o geográficas. Son lugares que en muchos casos conozco bien ya que suelo ir con frecuencia y esto también me facilita mucho el trabajo ya que se qué especies voy a encontrar y así es mas fácil plantearme la salida fotográfica".

Genettagenetta204 Foto de José B. Ruiz

Nuestra especie favorita

Pero claro, la naturaleza y la fauna es tan amplia que en ese aprendizaje podemos emplear años. ¿Hay que aprender de todo? ¿fotografiar cualquier especie? Cada fotógrafo tiene su rincón o localización favorita. Así como algún animal predilecto, ese que a veces nos resulta enriquecedor, porque le tenemos especial estima o, incluso por la suma dificultad en capturar una buena fotografía suya.

Thrgdfv Foto de Antonio Liébana

Las aves son animales que congregan un gran número de fotógrafos de fauna. Su variedad es una de las claves. Mario Suárez es uno de sus especialistas: "Cualquier especie es especial para mí, pero si tuviese que escoger alguna, sin duda me quedo con las aves marinas, en concreto las limícolas. Son las aves a las que he dedicado más horas desde que empecé a fotografiar la avifauna, que hoy en día es mi pasión".

Un aspecto fundamental que no podemos olvidar es la luz y el comportamiento. Como apunta Pere Soler: "para mi, la mayoría de veces no es la especie sino el momento, un comportamiento o unas luces pueden darte una foto especial donde lo mas importante no es la especie sino que la composición, comportamiento y luz te dan ese plus que es tan difícil de obtener".

Lobo 01 Ac Foto de Andoni Canela

Una de esas especies que tenemos cerca y que resulta tan fascinante fotografiar es el lobo. Andoni Canela, que ha dedicado una década a fotografiar el lobo ibérico ('Durmiendo con lobos'), lo confiesa: "Los grandes felinos y el lobo son mis especies favoritas. Los felinos por su belleza, la manera de moverse y esconderse, sus técnicas de caza… y el lobo es el animal que mejor representa el ‘espíritu salvaje’ de la Naturaleza: la resistencia, la supervivencia, el valor y la astucia". Aunque, también ha dedicado su trabajo a un fascinante felino: el puma.

El esquivo leopardo de las nieves

Otro felino que a muchos les resulta cautivador es el esquivo leopardo de las nieves. Uge Fuentes lo confiesa: "En cuanto a mamíferos si tuviera que pedir un sueño, querría ver el Leopardo de las nieves, aunque no llegara a fotografiarlo".

Un privilegiado es Oriol Alamany que lo ha fotografiado: "Jamás me cansaría de fotografiar al leopardo y al leopardo de las nieves, a los que he dedicado buen número de días de trabajo".

Oa In 190306 235 Foto de Oriol Alamany

Y nos cuenta una anécdota que sirve para confirmar que la paciencia es esencial (como veremos después):

"Tras dos viajes invernales al Himalaya en los que había conseguido unas cuantas fotografías del felino, pero todas ellas lejanas y siempre recurriendo al teleobjetivo de 500 mm con un duplicador de focal, este 2019 realicé un tercer viaje, uno de cuyos objetivos era intentar lograr alguna imagen más cercana para completar el reportaje. Uno de los días encontramos a una madre con dos jóvenes a primera hora de la mañana. Los tres estaban resguardados en una repisa de un acantilado que nos permitía quedarnos relativamente cerca de ellos sin molestarles. Por nuestra experiencia previa sabíamos que no se moverían hasta que no cayera el crepúsculo. Así que mi compañera Eulàlia y yo pasamos todo el día sentados en la nieve, a unos cuantos grados bajo cero, esperando el momento ansiado. El día anterior habíamos visto a gran distancia a esos mismos jóvenes jugando al atardecer. Así que, durante todas aquellas horas de frío e inmovilidad, mi cabeza sólo se imaginaba las imágenes que al fin, tras tres años, podría hacer al atardecer sin recurrir al teleconvertidor. Sin embargo el sol se puso tras las montañas, la temperatura cayó en picado, la luz desapareció, y los tres leopardos continuaban acurrucados en la cueva sin inmutarse. Aunque a estas alturas de mi carrera ya he logrado aceptar lo que la naturaleza me quiere dar, tener que recoger el equipo y marchar de allí al anochecer me resultó frustrante. Lo que no supe valorar en aquel momento es que aquella fotografía que había hecho de los tres leopardos de las nieves inmóviles, acurrucados juntos y mirándome descaradamente desde la repisa de un acantilado, sería una de las más apreciadas por la gente de mi reportaje sobre la especie".

Paraísos cercanos

Pedro Javier Pascual Foto de Pedro Javier Pascual

Sin embargo, no hace falta viajar lejos para disfrutar de fauna salvaje, la cercanía puede ser esencial para conseguir buenos resultados, como apunta Ángel Fitor: "Procuro trabajar aquellos sujetos que me permiten invertir tiempo en ellos, bien por cercanía, o bien por accesibilidad. A mi entender, el tiempo y la dedicación son las materias primas de la fotografía de calidad. En mi experiencia, exprimir visualmente aquello que tengo cerca y conozco bien me ha dado mucho mejor resultado que perseguir quimeras y estereotipos en países lejanos".

También hay un campo enorme en los insectos como Pedro Javier Pascual, todo un especialista, explica: "Llevo varios años que una parte importante de mi trabajo la he dedicado a la fotografía de insectos. Ya que muchos de mis trabajos están relacionados con la fotografía macro y de aproximación. Y la verdad siento una profunda admiración por estos seres, si te aproximas a determinados insectos y los observas con atención te das cuenta que tienen unas estructuras complejas con una singularidad y belleza que los hace únicos".

Nieve Alondras 9999 17 Foto de Uge Fuentes

Otro detalle importante es que la labor del fotógrafo de fauna contribuye a documentar especies, es esencial para el conocimiento, la biología, pero también ayuda a concienciar y divulgar sobre especies en vías de extinción o poner luz sobre problemáticas medioambientales. En este sentido José B. Ruiz explica: "Para mi cada ser vivo es un milagro, una maravilla evolutiva que merece toda mi admiración y respeto. Y tal vez por esa sensación que compartimos muchos fotógrafos de naturaleza, y de fauna en concreto, tenemos un elevado riesgo de acabar convirtiéndonos en coleccionistas de fotos de especies. Es decir, que nos podemos obsesionar con la idea de fotografiar a todos y cada uno de los seres vivos diferentes que nos rodean. Sin embargo, hay autores que trabajan en colaboración con científicos o en proyectos propios que contribuyan a concienciar, a divulgar, a exponer la problemática que afecta a un grupo biológico para que las imágenes resulten de utilidad".

Claves para la fotografía de fauna: paciencia, preparación, anticipación

Otra clave esencial para este tipo de fotografía es contar con grandes dosis de paciencia. "Es fundamental, imprescindible. La naturaleza es imprevisible y suele ser lenta, tiene su propio ritmo" indica Andoni Canela.

La observación de aves, pasar horas en un 'hide' o recorrer grandes distancias para llegar la ubicación adecuada para capturar una especie van implícitas en la captura de imágenes de fauna salvaje. Pero no todo es el momento de la toma fotográfica, antes hay que tener una planificación y preparación esencial para lograr grandes resultados.

Meropsap490 R2 Foto de José B. Ruiz

La naturaleza es imprevisible y suele ser lenta, tiene su propio ritmo

Aunque el tiempo empleado puede variar en función de lo que busquemos, como indica Alamany: "Hay proyectos que he desarrollado a lo largo de veinte años, como mi trabajo sobre los halcones peregrinos urbanos de la ciudad de Barcelona. Y otros que resuelvo en mucho menos tiempo. Por ejemplo, un reportaje de encargo para una revista sobre una comarca o zona específica, lo puedo resolver en una o dos semanas trabajando intensamente en el lugar. Un libro puedo dedicarle uno o dos años. Algunos trabajos en el extranjero han necesitado hasta tres viajes para que los considerara terminados".

También, a veces, hay que arriesgar: "Intento una planificación muy cuidada, buscando épocas destacadas y planificando la sesión en función de la luz y de las condiciones climatológicas, por ejemplo el último viaje a África fue a Etiopía en época de lluvias ya que buscaba un ambiente diferente al de la mayoría de fotos que circulan por la web o por las revistas ya que con el clima adverso es mucho mas difícil pero a la vez es mas gratificante", apunta Pere Soler.

Puffins Paradise Foto de José Pesquero

También hay que saber gestionar la frustración, como explica Antonio Liébana: "Siempre hay muchos momentos de frustración que simplemente forman parte del trabajo, en mi último viaje a la India a primeros de Mayo, trabajando con tigres por ejemplo, a veces resulta desesperante, el calor, el polvo, la dificultad de trabajar una especie tan esquiva forman parte del proceso, saber que esto es necesario para que de la manera más inesperada y fruto de la constancia, sumado a la suerte, un ejemplar aparezca de la nada y en poco más de cinco minutos consigas las fotos que buscas, esto sucede con especies emblemáticas como el tigre y con especies cercanas como mochuelos, pequeñas aves o mamíferos, simplemente forman parte del juego".

Y aunque nos vayamos de vuelta sin conseguir la foto esperada, también se puede sentir satisfacción: "Si se ama el campo y la naturaleza es fácil gestionar la frustración, pues aunque hay días sin que se hagan fotos, siempre queda el haber pasado un rato en contacto directo con la naturaleza disfrutando de un amanecer o de los sonidos del bosque", como explica Mario Suárez.

Sobre la importancia de una buena planificación, José B. Ruiz explica su método: "En general me creo una imagen mental de un resultado que busco y luego preparo lo necesario para lograrla. En el caso de una ardilla con su simetría reflejada en el agua, construimos un bebedero para reflejos".

En esta misma línea se postula Pedro Javier Pascual: "muchas de mis fotografías están previsualizadas, creadas y estructuradas en mi cabeza y esta parte del proceso me gusta por que ya se que es lo que quiero hacer, una vez que tengo la fotografía planteada toca desarrollarla".

Orix Escape 'Orix Escape'. Una toma realizada a primera hora de la mañana en el desierto del Namib desde un helicóptero buscando ese juego de luces y sombras que solo está presente unos pocos minutos al día en ese lugar. Foto de Pere Soler

¿Cómo gestionar la crisis ante la desesperación? Uge Fuentes tiene su método: "Todos tenemos esos momentos de crisis (mientras estamos esperando hacer una buena foto que no llega) en los que nos preguntamos ¿qué hago aquí si podía estar en la cama o en la piscina? Yo intento escuchar música mentalmente, acordarme de las canciones que me dan alegría y pensar en lo a gusto que voy a almorzar o cenar luego".

El optimismo también ayuda, como explica Manuel González: "si cada vez que intentas algo, lo consigues, significaría que es fácil y quizás perdería el interés. El no poder realizar una foto que tienes en mente, o no poder ejecutarla con las condiciones climatológicas (por ejemplo) adecuadas, me ayuda a mantener viva la ilusión, porque pienso que no todo está hecho y que hay mucho por descubrir todavía, sino puede ser ahora mantengo viva la esperanza para los próximos años, la impaciencia es una enemiga mortal para la fotografía de naturaleza".

No olvidemos la ética

Nuestra fotografía debe contribuir y aportar, no destruir

Hay un aspecto que no podemos olvidar nunca en este tipo de fotografía: la ética y el respeto a la naturaleza. "Para mi lo fundamental es la ética, preservar ese respeto a los seres vivos por encima de cualquier resultado fotográfico. Mi trabajo para fomentar y difundir el comportamiento ético dentro y fuera de AEFONA (Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza) y en la IFWP (International Federation of Wildlife Photography) va en la dirección de que el fotógrafo anteponga la seguridad y bienestar del animal por encima de la toma de fotografías. Es muy muy importante sentirse bien con uno mismo y con lo que le rodea. Nuestra fotografía debe contribuir y aportar, no destruir", explica José B. Ruiz

Ni los permisos

Ángel Fitor, dedicado a la fauna marina, explica la necesidad de gestionar permisos: "En el campo marino evidentemente todo lo que sea trabajar en Reservas Marinas conlleva una autorización administrativa. Por otra parte, el embarque en buques de investigación o pesqueros, lugares donde también desarrollo una parte importante de mi actividad, requiere también de titulaciones y autorizaciones específicas. Y por último, pero no de menor relevancia, las operaciones de buceo profesional en España, y como profesional de la fotografía subacuática he de serlo, están sujetas a una normativa muy estricta".

Fitor Xataca 1 Foto de Ángel Fitor

Aunque los permisos varían mucho también dependiendo de la zona o incluso de la región, como explica Egoitz Icaza: "en muy pocas ocasiones me he visto en la necesidad de pedir permisos, ya que un porcentaje bastante elevado de las fotografías que realizo son en zonas cercanas a las ciudades, siendo áreas que no tienen una protección determinada. En el País Vasco por ejemplo, que es donde yo vivo. A diferencia de Extremadura o Andalucía, donde las zonas húmedas (humedales, marismas…) están muy protegidas, estando prohibido cualquier tipo de acceso que no sea científico, siendo prácticamente imposible conseguir cualquier tipo de permiso para realizar sesiones fotográficas".

No podemos olvidar que hay que solicitar estos permisos con suficiente antelación para evitar retrasos, pero hay que detallar bien lo que quieres, como apunta Pedro Javier Pascual: "es relativamente fácil si especificas claramente lo que pretendes fotografiar y como lo vas hacer, hay que saber también que la solicitud suele tardar unas semanas".

Pero para un aficionado que solo quiere realizar alguna sesión de fauna salvaje estos trámites se antojan complicados, requiriendo mucho tiempo, lo que conlleva que no siempre se soliciten. En todo caso, hay opciones para hacerlo dentro del marco legal como nos explica José B. Ruiz: "mi recomendación es empezar fotografiando en las reservas que AEFONA y otras entidades del sector tienen conveniadas con fundaciones dedicadas a la conservación y así poder estar seguros de que nuestra actividad se realiza con total legalidad".

Cada Uno A La Suyo Manuel Gonzalez Foto de Manuel González

Alamany nos alerta de un detalle con el que nos podemos topar y que sorprende (o no): "El mayor problema con las autorizaciones es que algunas administraciones imponen unilateralmente como condición para concederte un permiso, que luego les regales el trabajo que hayas realizado. Vamos a ver, una cosa no tiene nada que ver con la otra: que una administración que gestiona el patrimonio público decida si cumples o no las condiciones para fotografiar un sitio o especie, no implica que le debas regalar nada".

El equipo fotográfico: nuestro fiel teleobjetivo

Gfgd Antonio Liébana "oculto" en la nieve y preparado con su teleobjetivo

Llegamos a un punto importante del fotógrafo de fauna. Es una especialidad que requiere, para la mayoría, de un equipo específico. Es la clave para lograr esas fotos que queremos buscar en entornos naturales, donde uno de los aspectos más importantes es que no siempre vamos a poder estar cerca de esa especie que queremos capturar. Así que el teleobjetivo será nuestro fiel acompañante.

Así Pere Soler para sus imágenes suele utilizar el polivalente Canon 100-400 mm (versión II) "por la calidad y versatilidad que da, aún con un extender x1,4".

Andoni Canela combina un objetivo gran angular con un teleobjetivo de unos 600 u 800 mm para la fauna lejana.

Antonio Liébana es un fiel usuario de equipos de Canon, y en cuanto a objetivos principalmente utiliza el 500 mm f4 IS para trabajar con fauna y un 100-400 IS II como objetivo para planos más abiertos, así como un 16-35 f4 para paisaje.

Al igual que Oriol Alamany, que también usa equipos Canon y en cuanto a objetivos: 16-35 mm f4 L IS, 24-70 mm f4 L IS, 100-400 mm f4.5-5.6 L IS II y 500 mm f4 L IS II.

Por su parte, Mario Suárez abandonó el 500 mm porque su espalda se resentía y ahora trabaja con un 300 f2.8 junto con los convertidores de focal, tanto el 1.4X como el 2X y otros objetivos como un 70-200 mm o un 100-40 0mm, también de Canon.

Al igual que Uge Fuentes, que aunque usa una gran variedad focal, reconoce que los que más usa son un Canon 17-40mm, un Sigma 150 mm Macro y un Tamron 150-600 mm.

Foto6 Foto de Pedro Javier Pascual

¿Y para insectos y macro? Otra disciplina que requiere equipos específicos y donde José Pesquero, un gran especialista en la materia, se sale de los tradicionales objetivos y trabaja con objetivos de enfoque manual como el Meyer Optik Trioplan 100mm, o el Meyer Optik Oreston 50mm, o un Helios 44-2 58mm.

Por otra parte, Pedro Javier Pascual trabaja con equipos Nikon y objetivos Sigma, "aunque soy de los fotógrafos que al equipo fotográfico no le doy una importancia primordial en mi trabajo considero importante tener lentes luminosas y que me permitan generar fondos con desenfoques graduados y poco contrastados buscado esa sutiliza que te permiten las lentes luminosas. Por otro lado, la pantalla abatible en determinados momentos resulta fundamental".

Manuel González también cuenta con un amplio equipo, aunque confiesa que "más del 90 % de mis fotos estén hechas con una cámara con factor de recorte (APS-C) y el objetivo 100-400 mm, incluso cuando hago paisaje o flora acabo utilizando muchas veces este objetivo".

 Jpp6502 Foto de Egoitz Icaza

Egoitz combina focales largas con objetivos macro, y desde hace un año utiliza equipo de Olympus: "utilizo un teleobjetivo de 300mm, siendo realmente un 600mm ya que la cámara multiplica por dos y además tiene una luminosidad de f4, de esta forma puedo trabajar en ambientes en los que la luz empieza a escasear. Por el contrario, cuando trabajo con insectos, anfibios, reptiles… utilizo un objetivo macro 60mm f2.8 ya que me permite acercarme mucho al sujeto, consiguiendo aumentar el tamaño de aquellas especies que apenas miden unos milímetros".

¿Y para fotografía submarina? El especialista Ángel Fitor comenta: "Los equipos para fotografía submarina no difieren esencialmente de los empleados en fotografía convencional. Básicamente se trata de protegerlos con sistemas estancos para que pueden mantener las mismas prestaciones. Partiendo de esta base, utilizo todo lo que está a mi alcance en función de lo que pretenda producir, desde objetivos angulares hasta teles medios. Incluso he llegado a usar bajo el agua lentes con control de perspectiva, y hasta endoscopios para producir algunos trabajos muy específicos".

¿Accesorios?

Alamany apuesta todo por el trípode: "el accesorio que sigo utilizando más sigue siendo el trípode. Hoy en día un Benro Mach3 de fibra de carbono".

Y hay algunos más peculiares, que pueden llegar a ser muy necesarios: "hay un accesorio poco glamuroso pero muy necesario si vas a pasar muchas horas en un hide, una botella de boca ancha para hacer pis", explica Manuel González.

La luz adecuada

Lograr una gran foto de un animal salvaje conlleva contar con la mejor luz posible. Esto que resulta tan común a cualquier tipo de fotografía, en realidad, marca la diferencia en la fotografía de fauna, pero cada fotógrafo tiene sus predilecciones y trucos para lograr los resultados que cada uno ansía, ya sea con luz natural o con el uso del flash.

Andoni Canela coincide en esas luces que nos gustan a la mayoría: "las luces crepusculares de antes y después, muy azuladas para mí son la luz de los animales salvajes".

Por su parte Antonio Liébana no tiene problemas en trabajar con cualquier fuente de luz: "Me encanta trabajar con luz ambiente, buscar el momento adecuado y trabajar con la luz existente, pero no tengo problemas trabajar con cualquier fuente de iluminación, en tomas nocturnas o macro fotografía son esenciales, flashes de mano de varias marcas que combino trabajando en modo manual o también con luz continua. Antes de la llegada del digital jamas pensé que tendría imágenes de calidad con imágenes iluminadas con faros de coches o linternas, es una herramienta más que la utilizas cuando la necesitas".

Mario Suarez Foto de Mario Suarez

Para Mario Suárez los días nublados no son ningún problema: "siempre utilizo la luz natural, no me gusta el uso del flash, y la luz nublada es la que más me gusta".

La luz artificial a veces es necesaria para fotografiar en tomas nocturnas e incluso en cuevas, por eso José B. Ruiz comenta que aunque el 95% de sus fotos son con luz natural, también puede usar flashes y linterna y fototrampeo para capturas de alta velocidad.

Algo parecido a lo que hace Pedro Javier Pascual: "Suelo trabajar con la luz natural ya que intento en muchas ocasiones buscar la luz de atardecer o de amanecer pero también tengo un pequeño estudio que me llevo al campo, compuesto por varias unidades de flash, reflectores, disparadores remotos, pequeños trípodes, fondos y una barrera de infrarrojos".

Manuel González es un amante del contraluz: "toda mi fotografía a día de hoy se puede decir que la hago a contraluz, me gusta que se destaque el silueteado de la especie. También el contraluz elimina matices de color ayudando a conseguir imágenes monocromáticas, muy representativas de mi fotografía".

Unos últimos consejos técnicos

Cra José Pesquero: Imagen buscando una abstracción sobre la mariposa mediante desenfoque, portada de mi libro “Creaciones, Recreaciones y Abstracciones”.

Antonio Liébana tras 25 años de experiencia resume: "Concibo la fotografía de naturaleza en donde la luz adecuada con un foco rabioso sobre el sujeto son el punto de partida, sumado a un momento o unas condiciones ambientales determinadas hacen a una foto diferenciadora".

El también experimentado Oriol Alamany también valora la nitidez y el uso del color como esenciales: "aunque me gusta la fotografía en blanco y negro, soy básicamente un fotógrafo del color en la naturaleza y juego con frecuencia con el cromatismo. Así que necesito fotografiar con trípode y a sensibilidades lo más bajas posibles para obtener la mejor calidad".

Oa Ke 110907 191 Foto de Oriol Alamany

Mario Suárez le gusta aportar una mirada artística a este tipo de fotografía, así que "utilizo distintas técnicas como los desenfoques, la fotografía a ras de suelo, los contraluces, las claves altas y bajas, las distintas temperaturas de color, la abstracción en los retratos, el minimalismo, las bajas velocidades, las dobles exposiciones,... y siempre estás técnicas realizadas en el campo y en la cámara y no desde el Photoshop".

José B. Ruiz aconseja ser muy autoexigente: "Muchas veces las mejoras en la técnica provienen de la autoexigencia, de la insatisfacción con los resultados y la voluntad de mejora. Así es como descubrí el uso de filtros en movimiento o el uso del cristal espía, que ahora está muy implantado a nivel nacional e internacional".

"Hay que formarse viendo mucha fotografía de otros autores, las fotos te enseñan por sí solas, ver mucha pintura clásica, hay obras que al analizarlas en profundidad te imparten por sí solas una clase magistral" (Manuel González)

Manuel González se sale de la pura técnica y concibe que la clave es la cultura visual y la sensibilidad: "El recurso fácil es pensar que no disponemos del equipo adecuado, aquí me muestro tajante, este pensamiento hay que erradicarlo. Hay que formarse viendo mucha fotografía de otros autores, las fotos te enseñan por sí solas, ver mucha pintura clásica, hay obras que al analizarlas en profundidad te imparten por sí solas una clase magistral en composición, luces, distribución de elementos, combinación de colores, etc".

Fotógrafos de fauna

Estos son los destacados fotógrafos a los que hemos consultado:

 Ieb8508 5 Foto de Antonio Liébana
  • Antonio Liébana, fotógrafo madrileño especializado en fotografía de naturaleza con predilección por la de vida salvaje, aunque también desarrolla otras disciplinas como fotografía de viajes, arquitectura o publicidad.

Web: www.antonioliebana.es | Instagram: @liebanafot

Osopolar03 Ac Foto de Andoni Canela
  • Andoni Canela está especializado en periodismo ambiental, ha publicado una docena de libros sobre fauna salvaje, naturaleza y medio ambiente.

Web: www.andonicanela.com | Instagram: @andonicanela

Fitor Xataca 2 Foto de Ángel Fitor
  • Ángel Fitor, fotógrafo, escritor y naturalista alicantino especializado en fauna marina desde finales de los años 80.

Web: www.seaframes.com | Instagram: @angelfitor

Taray Estorninos Y Bigotudos 2019 01 29 9999 536 Foto de Uge Fuertes

Web: ugefuertes.com | Instagram: @ugefuertessanz

Oa In 111218 010 Foto de Oriol Alamany
  • Oriol Alamany, fotógrafo catalán con predilección por el mundo natural, los viajes y las antiguas culturas, cuenta con larga trayectoria en la publicación y participación en decenas de libros y algunas de las revistas más prestigiosas.

Web: www.alamany.com | Instagram: @oriolalamany

Jose B Ruiz Foto de José B. Ruiz
  • José Benito Ruiz, naturalista, fotógrafo y escritor vocacional nacido en Alicante y cuenta con una extensa y conocida trayectoria, también como docente, autor de varios libros y ganador de varios premios en el prestigioso concurso Wildlife Photographer of the Year.

Web: josebruiz.com

Bajo La Nieve José Pesquero: 'Bajo la nieve'. Imagen tomada en Parque Nacional de Gran Paradiso (Alpes italianos), realizada con lente manual de 500 mm de focal
  • José Pesquero, fotógrafo especializado en aves rapaces, cuenta con un amplio archivo fotográfico dedicado a temas naturalistas.

Web: www.jpgbirding.com | Instagram: @jpgbirding

Face To Face Manuel Gonzalez Foto de Manuel González
  • Manuel González es arquitecto sevillano y dedica gran parte de su tiempo libre a la fotografía de naturaleza, con especial predilección por la fotografía de aves. Recientemente se alzó con el premio nacional en los Sony World Photography Awards.

Web: www.manuelgonzalezfoto.com | Instagram: @manuelenriquegonzalezcarmona

Tres En Raya Foto de Pere Soler
  • Pere Soler, fotógrafo catalán especializado en naturaleza (paisaje, macro y flora) y fauna salvaje cuenta con varios galardones internacionales y ha sido finalista en los más importantes concursos de fotografía de naturaleza.

Web: www.peresoler.net | Instagram: @pere.soler.photographer

Mario Suarez Foto de Mario Suarez
  • Mario Suárez es profesor de primaria asturiano, labor que compagina con el amor por la naturaleza, a la que ha dedicado buena parte de su vida como fotógrafo. Es un referente nacional en fotografía de aves.

Web: portfolionatural.com/autores/mario-suarez

Foto5 Foto de Pedro Javier Pascual
  • Pedro Javier Pascual, fotógrafo autodidacta turolense que siempre ha buscado una fotografía más pictórica y creativa, premiado en prestigiosos concursos, participado en varias exposiciones y habitual docente en talleres y cursos.

Web: pedrojavierpascual.es | Instagram: @pedrojavierpascual

 Tar0292 Foto de Egoitz Icaza
  • Egoitz Icaza, joven fotógrafo bilbaíno (1997) que empezó en la fotografía a los siete años, cuando le regalaron su primera cámara. Con 14 años ya empezó a ganar sus primeros concursos fotográficos. Su especialidad son las aves marinas.

Web: egoitzikaza.wixsite.com | Instagram: @egoitzicaza_worldinphotography

Otros referentes y fotógrafos a seguir

Nuestra selección de fotógrafos nos han dejado también sus sugerencias de otros autores a nivel internacional, para que podamos seguir descubriendo y siguiéndole la pista a algunos grandes autores contemporáneos de fotografía de fauna:

Solo nos queda agradecer sinceramente la participación de los fotógrafos con sus declaraciones y el permiso otorgado para mostrar sus trabajos para este artículo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir