Compartir
Publicidad

Qué cámara de fotos para principiantes comprar: estos son los modelos y recomendaciones de los editores de Xataka

Qué cámara de fotos para principiantes comprar: estos son los modelos y recomendaciones de los editores de Xataka
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vivimos en la era de la imagen. Irónicamente, los mismos smartphones que han logrado que muchos dejemos la cámara en casa en favor de nuestro teléfono, han sido los artífices de esta necesidad por inmortalizar el momento. Si te ha picado el gusanillo de la fotografía y buscas iniciarte más en serio, te asaltarán preguntas como "¿qué cámara me compro?" o ¿cuánto necesito gastarme?", entre otras.

Hemos consultado a los editores más expertos en fotografía para elaborar una guía de compras de cámaras fotográficas para principiantes: tipos de cámara, presupuestos, accesorios... Eso es lo que nos han contado.

Jesús León, coordinador de Xataka Foto, Pedro Santamaría, editor Senior y responsable de vídeo de Xataka y los editores senior Óscar Condés y Ferfoto de Xataka Foto nos han dado una serie de consejos y modelos para empezar de cero en la fotografía.

Cómo debe ser una cámara de fotos para principiantes

Jesús León nos recomienda iniciarnos con modelos sencillos y livianos, de modo que la experiencia sea cómoda e intuitiva desde el principio: "Lo principal es que no se sienta como una cámara compleja de manejar. Que no nos abrume con demasiadas opciones ni controles. Las cámaras pequeñas suelen ser más cómodas cuando se está empezando. También es importante que tenga conectividad inalámbrica, para poderla conectar al móvil y transferir fotos y vídeos sin tener que pasar por el ordenador."

Pedro Santamaría nos explica que más que una cuestión de características, se trata de las expectativas puestas en ella:

"La única característica que debe cumplir una cámara para principiantes es que se adapte a sus necesidades y presupuesto. ¿Qué esperas conseguir con ella? ¿Cuánto tiempo le vas a dedicar? Porque lo que algunas cámaras hacen explicando con ejemplos qué hace tal parámetro o cómo afecta cada modo en el resultado es algo que se puede aprender rápidamente por internet."

Siguiendo esa estela, Ferfoto apunta que "Todas las cámaras sirven para los principiantes. Todavía no sabes si vas a continuar tu afición o se va a quedar la cámara olvidada en el fondo del armario. Lo importante es elegir una cámara que se amortice pronto y que sea liviana. A partir de ahí, una buena cámara es aquella que te permite hacer todo lo que necesitas: Elegir el diafragma y la velocidad y disparar en formato RAW."

Oscar Condés nos cuenta que si de verdad queremos aprender fotografía "necesitamos una cámara que permita variar los valores de diafragma, velocidad de obturación e ISO de forma rápida, porque esto es lo más importante que hay que aprender a manejar (el "ABC de la fotografía"). Para eso lo ideal es que sea una cámara que tenga varias ruedas de control, y ésas suelen ser las réflex."

Condés prosigue sobre la idoneidad de adquirir una réflex para iniciarse:

"Es verdad que muchos controles pueden abrumar al usuario, pero contar con ruedas independientes para controlar velocidad, difragma e ISO debería ser lo mínimo para una cámara para quien quiere aprender fotografía. Desgraciadamente, por cuestiones de economía los modelos para principiantes suelen tener menos ruedas y botones de control, con lo que hay que buscar esto en modelos más avanzados, y por tanto más caros. Así, antes de nada habría que tener claro si uno de verdad quiere iniciarse en fotografía (y aprender esas cosas tan raras de las velocidades y los diafragmas) o sólo quiere una cámara mejor, o más versátil, que la de su móvil pero que haga todo el trabajo "sucio" por él y no le exija aprender."

¿Qué tipo de fotografía quieres hacer?

Sony Sony A6500, un modelo discreto para fotografía callejera y fotos rápidas

No es lo mismo la fotografía de producto que los retratos o los paisajes, pero en los inicios de nuestra andadura fotográfica es fácil no tenerlo claro, razón por la cual una buena idea es decantarse por una cámara todoterreno, como apunta Jesús León:

"Cuando se está aprendiendo se hace un poco de todo, por lo que nuestra primera cámara debe resolver más o menos bien en cualquier situación. También que sea cómoda para llevarla siempre encima. Por tanto, las cámaras compactas y con un zoom polivalente son las más apropiadas si uno quiere hacer un poco de todo. Hay compactas avanzadas muy completas que son ideales para viajar y que cumplen muy bien tanto para paisajes, arquitectura, retratos e incluso para fotografía en interiores o con poca luz."

Ferfoto también apuesta por la versatilidad y la ligereza: "La mayoría de los fotógrafos que empiezan quieren hacer fotos de viaje o familiares. Para estos menesteres sirve cualquier cámara. Suelo recomendar una buena cámara compacta, un mercado que parece olvidado, pero que gracias a los móviles cada vez hacen mejores cámaras compactas con buenos precios. Para temáticas más complejas sí que se necesitan cámaras con ópticas intercambiables como las sin espejo o las réflex.

Oscar Condés le quita importancia al asunto de la temática ya que en un principio lo habitual es querer abarcarlo todo: "Lo ideal para empezar es una réflex porque tiene más posibilidades de control y se dispara a través del visor, lo que permite concentrarse en la foto. En los inicios lo habitual es no especializarse y hacer fotografía en general".

Pedro Santamaría nos habla de la dificultad de categorizar las cámaras por tipo de fotografía, aunque nos proporciona algunas claves para dar con el modelo más adecuado en cada caso:

"Si nuestra idea es hacer fotografía callejera, fotos rápidas y sin llamar mucho la atención cámaras como las sin espejo de Sony (Sony a6300, a6500 y similares), Panasonic Lumix GX80, Fujifilm X T100 u Olympus E-M10 son muy buena opción por una cuestión de tamaño y tenemos la posibilidad de usar lentes intercambiables. Algo que siempre nos da un plus de versatilidad para adaptarnos a la situación de cada momento, por ejemplo con un teleobjetivo para fotos deportivas o a objetos alejados, gran angular para fotos de interior o arquitectura. Luego están cámaras más serias y de mayores prestaciones como la Sony a7, Canon 6D Mark II o Nikon 750 entre muchas otras. Su precio es elevado pero por calidad y opciones se pueden adaptar a prácticamente cualquier tipo de situación perfectamente. No obstante nunca descartaría el uso de cámaras con la Sony RX100 Mark V o la Lumix LX100 Mark II porque por tamaño y calidad son para muchos la cámara ideal en viajes y situaciones cotidianas en las que cargar con un equipo de mayores dimensiones no es cómodo."

¿Qué es mejor: empezar con una cámara de gama baja, media o alta?

Hassel

En el mercado encontramos cámaras fotográficas que van desde los poco más de 100 euros hasta los casi 10.000 euros que cuesta la Hasselblad X1D, por lo que es normal que muchos se pregunten si lo mejor es realizar una inversión importante desde el principio y lanzarse a la gama alta o por el contrario, debemos apostar por modelos más asequibles y ya iremos dando el salto a gamas superiores. Todos nos vienen a decir lo mismo.

Ferfoto nos da un baño de realidad: "La cámara no hace al fotógrafo. Parece un tópico pero es la pura realidad. Con todas vamos a hacer las mismas fotos buenas o malas." Condés es de la misma creencia: "Ir a por la gama alta es como coger un Ferrari según te sacas el carné, mejor una más sencilla. "

Santamaría secunda esta opinión: "Dar el salto a una cámara de gama alta siempre es posible. Es cierto que la inversión será mayor pues habrá que sumar lo que gastamos en la primera pero si estamos iniciándonos no es lo habitual cambiar tan rápido de cuerpo. Una cámara de gama intermedia-baja es lo ideal, nos sirve para ver si de verdad queremos aprender y sacarle el máximo partido al mundo de la fotografía. Si no es así, si al final es capricho de un día, el coste no será tan elevado como con modelos superiores."

Jesus León refuerza la apuesta por cámaras de gama intermedia-baja en este proceso inicial: "Lo esencial se puede aprender antes cuanto más asequible y manejable es una cámara, así que vuelvo a insistir en que la cámara sea sencilla. Con el tiempo y el aprendizaje, ya veremos si nuestra necesidad nos pide algo más avanzado."

Los kits de cámara + objetivo, la mejor opción

Canon Objetivo para cámara réflex Canon EF 50 mm, F/1.8 STM, un clásico entre los principiantes

Nos explica Ferfoto que los objetivos son la parte más importante de una cámara y que generalmente, los objetivos que vienen en kit con la cámara no son muy buenos pero, "si no vamos a ampliar y todas nuestras fotos van a ir a internet, entonces son perfectos. No obstante, para aprender es mejor un objetivo fijo para trabajar más el encuadre. Además son más ligeros y llaman menos la atención."

A Santamaría tampoco le gustan los kits, pero le parecen una buena opción para principiantes por una cuestión de precio: "Aunque no soy muy amante de los objetivos de kit, si la diferencia entre cuerpo sólo y cuerpo más objetivo no es muy grande, optaría siempre por la segunda opción."

Oscar Condés también nos recomienda esta opción "Para empezar es suficiente una cámara con el objetivo estándar. Comprar el cuerpo solo y objetivos aparte es ya para cuando se tienen más conocimientos."

Pero en el mercado también encontramos packs con varios objetivos que, siguiendo la premisa del precio, podrían ser una buena alternativa... o no, porque como argumenta Jesús León:

"Al principio buscamos sencillez, con lo que una cámara que venga con dos objetivos intercambiables nos va a complicar mucho. De hecho es lo habitual que se acabe usando solo uno objetivo para casi todo y el otro de pereza cogerlo o no siempre nos guste llevarlo encima. Cambiar de objetivo puede ser un poco engorroso al principio. Por tanto, podemos elegir o bien una cámara compacta o bien una cámara de objetivos intercambiables con un objetivo polivalente, que nos valga para casi todo."

No obstante, si te decantas por comprar el cuerpo y el objetivo por separado, Pedro Santamaría nos recomienda tener claro antes qué vamos a fotografiar y qué usos hemos pensado hacer de la cámara para decidir: "Sin saber qué tipo de foto te gusta hacer no me lanzaría a comprar nada porque sea lo que recomienda la mayoría. Un ejemplo es el clásico 50mm f1.8 de Canon (118 euros) o su homónimo en otras marcas. Es una lente que por precio da un rendimiento muy alto pero igual no es la adecuada para el usuario. Si tuviese que comprar un objetivo aparte, iría a por una focal similar al clásico 24-70 f2.8 de la serie L de Canon (1.354 euros). Serán lentes caras pero tendrás versatilidad y calidad en la mayoría de situaciones."

Además, si tenemos claro que vamos a seguir aprendiendo en la fotografía, un buen objetivo será una inversión a amortizar a largo plazo, ya que podremos utilizarlo en cámaras superiores. Aunque eso sí, será un factore limitante a la hora de comprarla porque por ejemplo, los objetivos Canon son compatibles con todas las cámaras réflex de Canon y lo mismo sucede con otras marcas como Nikon.

Otros accesorios para comenzar

Vanguard

Pero además de la cámara y el objetivo, es fundamental contar con otros elementos para iniciarnos en el mundo de la fotografía. Condés nos cita lo básico: "Bolsa para llevar el equipo seguro y protegido, batería de repuesto y tarjetas de memoria sería lo fundamental. Es mejor llevar dos tarjetas de 32 GB que una de 64 GB y que sean lo más rápidas que puedas pagar. Sandisk es una marca que va muy bien."

Ferfoto enumera prácticamente lo mismo: "Es importante llevar baterías de sobra, varias tarjetas de tamaño medio (dos de 8 GB mejor que una de 16) para evitar perder todo el trabajo de golpe. Siempre recomendaría un trípode para trabajar bien el encuadre (y disparar siempre con un cable disparador o conectando el móvil a la cámara), por ejemplo me gusta mucho el Vanguard VEO 2 (166,55 euros) por su ligereza. Con los trípodes recomiendo gastarse dinero porque es algo que te durará toda la vida, más que una cámara o un objetivo. Y por supuesto una buena mochila para no jorobarse la espalda, yo uso una Lowepro."

Otros elementos que nos citan y que pueden pasar desapercibidos son un buen calzado para andar sin límites y libros de fotografía que nos inspiren y den ideas.

De marcas y presupuestos para empezar

Da la sensación de que las cámaras réflex y marcas como Canon y Nikon son los modelos y marcas más populares entre los aficionados y profesionales, no obstante ya hemos visto que algunos de nuestros expertos se decantan por otros formatos. ¿Qué presupuesto es el más recomendado para iniciarse? ¿Hay marcas mejores que otras?

Jesús León nos habla del amplio abanico de marcas y modelos: "Todas las marcas principales tienen gamas de cámaras para principiantes, desde compactas sencillas a compactas avanzadas (algo más caras pero de gran calidad y sin perder su principal característica: pequeñas, manejables y que resuelven bien para casi todo tipo de fotografía). También en las cámaras sin espejo encontramos modelos asequibles, que puede ser una buena opción de inversión para empezar. Y si más adelante nos gusta y queremos más, siempre podemos comprar nuevos objetivos y sacarle mucho más partido al cuerpo que hemos comprado. Con las réflex ocurre algo parecido, donde podemos encontrar modelos de iniciación muy asequibles. Las marcas principales que tienen modelos para todos los gustos y bolsillos son las conocidas: Canon, Nikon, Sony, Fujifilm, Olympus, Panasonic... hay más marcas pero suelen tener menos opciones. Hoy en día con una inversión entre 300 y 600 euros podemos tener un muy buen equipo para empezar y que nos va a durar mucho tiempo y podemos amortizarlo."

Condés también nos da prácticamente la misma franja de precios y de marcas: "Marcas que hagan cámaras de fotografía ‘serias’ hay pocas (Canon, Fujifilm, Nikon, Olympus, Panasonic, Pentax, Ricoh y Sony) y cualquiera de ellas es buena. Otra cosa es que haya cámaras de muchos tipos, con distintas características, y que haya un monopolio Canon-Nikon bastante artificial (ni una es mejor que la otra ni son las únicas). Sobre cuánto gastar, para empezar recomiendo cámaras más o menos baratas, de gama baja-intermedia que luego siempre hay tiempo para avanzar. Entre 400 y 600 euros para una réflex está bien."

Fernando amplía la horquilla levemente, si bien sigue insistiendo en la importancia de los objetivos: "Para empezar todas las marcas son buenas. Hay que gastar más en objetivos que en la cámara. Vuelvo a insistir que una buena foto la haces tú no la cámara. De 500 a 1000 euros tienes un equipo para toda la vida"

Pedro Santamaría nos aclara algo muy importante:

"No hay mejor marca que otra sino mejor modelo que otro. En cualquier fabricante se encuentran cámaras muy top."

La mejor cámara de fotos para principiantes según los editores de Xataka

Panasonic Lumix GX80

Gx80

Recomendada por Pedro Santamaría

Si a día de hoy tuviese que recomendar una cámara para principiantes optaría por la Panasonic Lumix GX80 (449 euros). Es de tamaño compacto y eso facilita su transporte. Al principio cargar con una cámara más grande y llamar mucho la atención es algo que no suele gustar a quien se está iniciando en fotografía.

Por lo demás, es una cámara muy capaz, con opción de usar objetivos intercambiables, para adaptarse a cualquier tipo de fotografías que queramos realizar, y con la posibilidad de grabar vídeo a resolución 4K con muy buena calidad. Poco más se le puede pedir a una cámara que además tiene un precio muy atractivo.

Canon Powershot G5x

Canon

Recomendada por Ferfoto

Pues me inclino por la Canon Powershot G5x (636,65 euros), que aunque es relativamente antigua y existe una mejor que es la G1x MarkIII es una cámara perfecta para llevar siempre encima.

Su sensor de 1" cubre las necesidades de cualquier fotógrafo, incluso las de los profesionales que quieren llevar un equipo de confianza siempre encima. Cuenta con un luminoso objetivo f/1,8-2,8 que permite solventar cualquier problema de luz y encima podemos subir la sensibilidad a 3200 ISO sin problemas.

El visor electrónico cumple con creces su función. Igual no es tan famosa como su rival la Sony RX100, pero ofrece lo mismo por menos dinero.

Fujifilm, X-T100

Fuji

Recomendada por Oscar Condés

Me pregunta mucha gente y siempre les digo “¿qué sabes de fotografía? ¿para qué la vas a usar? ¿quieres aprender o sólo una cámara que luzca pero que haga el trabajo por ti?” Antes de decidirte por un modelo u otro, investiga entre distintas opciones y ve a una buena tienda donde puedas coger los modelos. Hazlo y comprueba cuáles son tus sensaciones con la cámara en la mano.

La Fujifilm X-T100 (549 euros) podría ser una buena opción ahora mismo. Es un modelo básico pero tiene varias ruedas para poder controlar la exposición y otros parámetros, es decir para aprender "fotografía de verdad".

Además tiene un tamaño pequeño para llevar siempre encima (es una sin espejo), es atractiva visualmente, da buena calidad de imagen y tiene un precio relativamente asequible.

Canon EOS M50

M50

Recomendada por Jesús León

Mis razones son muy claras, la Canon EOS M50 (661,95 euros) es la cámara principiantes: es la cámara para quien busque una cámara para aprender, pero con garantías y a la última.

Se trata de una cámara pequeña pero muy completa pero es sencilla en su concepto y muy polivalente para empezar y fotografiar de todo (y grabar vídeos con calidad).

Además, es una buena inversión, porque al tratarse de una cámara de objetivos intercambiables, si más adelante lo necesitamos y se nos apetece, podemos comprar más objetivos

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio