Compartir
Publicidad

HAPS, los híbridos entre satélite y dron que usará la ESA para ampliar la exploración y mejorar las comunicaciones

HAPS, los híbridos entre satélite y dron que usará la ESA para ampliar la exploración y mejorar las comunicaciones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Solemos hablar de los datos que satélites y telescopios proporcionan a las agencias espaciales, pero éstas observan el firmamento ya desde tierra firme y desde ahí al espacio exterior hay mucho que estudiar. Y la Agencia Espacial Europea (ESA) cree que para ello, y para cubrir algún hueco que se resiste en lo de cubrir las zonas y hacer llegar las comunicaciones, lo mejor pueden ser los híbridos entre drones y satélites, es decir, los "pseudo-satélites".

Hace unos meses veíamos un ejemplo de investigación en este tramo del cielo entre lo que vigilan los satélites orbitales y lo que pueden avistar los drones, concretamente a 324 kilómetros de altura. La NASA optaba por cohetes para crear nubes artificiales y estudiar las auroras boreales, pero en este caso se trata de unos vehículos que combinan ventajas de drones y de satélites.

Cogiendo lo mejor del ADN de cada uno

De lo que ha hablado la ESA en su comunicado es concretamente de HAPS, es decir, High Altitude Pseudo-Satellites. Nombre que ya deja entrever que la idea es combinar una serie de tecnologías que resultaría en algo que parece un satélite, pero no lo es.

¿Cuáles son estas características? La capacidad de cubrir un área de unos 785.000 kilómetros cuadrados al operar a alturas de unos 20 kilómetros. Al quedar unos 320 kilómetros por debajo de los satélites, las imágenes que un HAPS obtendría son de una resolución similar a la de los drones.

Airbus

La ventaja, explican, de no llegar tan alto como los satélites está además en las comunicaciones, dado que con los HAPS no se debería el retraso que hay con los satélites. Y además, la idea es que como los drones puedan permanecer estáticos durante semanas o meses sin necesidad de repostar al funcionar con energía solar, la fuente de energía del Aquila de Facebook.

Se trata pues de un concepto híbrido que en la práctica plantea homogeneizar las fronteras entre unos vehículos y otros, pero que recuerda bastante más a estos drones de gran envergadura como el de Facebook. De hecho ahora veremos que aunque la apuesta de la ESA llegue ahora, la idea del HAPS ya se ha hecho realidad previamente.

Una solución para donde es más difícil llegar

La utilidad pensada para los HAPS es tener unas observaciones que mejoren lo obtenido por drones, pero también que sea un recurso para que los sistemas de navegación lleguen a áreas remotas o puntos donde hay problemas para recibir éstas u otras señales provenientes de satélites. Por ejemplo, que actúen de núcleos de comunicación y navegación cuando se da un desastre natural o algún cataclismo.

Aunque por ahora se trata de haber formalizado una idea de la ESA que, según explica Thorsten Fehr (especialista en observación de la Tierra), llevan pensando desde hace 20 años. Un tiempo que sobre todo se debe a la espera de que ciertas tecnologías maduren, como los paneles solares, las baterías, la miniaturización de lentes y sensores o la mejora de las comunicaciones de banda ancha.

Stratobus

De hecho el concepto de HAPS existe desde hace tiempo y ya lo materializó Airbus con el primer Zephyr. La empresa ya trabaja en futuros modelos que puedan cargar más peso y aguantar más tiempo en el aire, como el Zephyir-T o el Zephyr-R. Otra compañía que trabaja en uno es Thales Alenia Space, que espera estrenar su Stratobus en 2021.

Así que veremos qué misiones tienen finalmente estos HAPS cuando ya estén listos para despegar. Otro caso más de alternativas a lo que ya es convencional (cohetes, sondas, satélites, etc.), como los globos gigantes de la NASA que vimos hace unos meses.

Imágenes | Thales, Airbus
En Xataka | Este adorable dron esférico y su cámara son los ojos de la JAXA dentro de la Estación Espacial Internacional

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio