Publicidad

Sony vende la división de baterías a Murata: otro negocio que tampoco les funcionaba

Sony vende la división de baterías a Murata: otro negocio que tampoco les funcionaba
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sobre las divisiones de Sony se ha hablado mucho, sobre todo de la de los móviles, pero no es ésa sobre la que la compañía ha realizado el último movimiento. Según apunta Routers la compañía japonesa ha firmado un acuerdo para transferir la mayor parte de sus negocios en baterías a la empresa Murata.

De este modo, Sony reorganizaría la dedicación de fondos y recursos a otras divisiones, al mismo tiempo que la también japonesa Murata planea crecer en la industria energética en relación a las baterías. Un trato del que aún faltan algunos detalles por acordar, pero del que ya se tienen algunas pistas y declaraciones.

Que el lastre de uno sea el impulso de otro

Según la información que de momento se tiene, Sony traspasaría gran parte de sus divisiones de baterías pero no la totalidad. En concreto se trataría de la subsidiaria Sony Energy Devices, encargada de fabricar baterías para smartphones, tablets, cámaras digitales así como baterías de litio recargables. Las plantas de dicha subsidiaria están repartidas en Japón, Singapur y China.

Sony

A este respecto, según la información de Fonearena el acuerdo implicaría que los recursos y el personal dedicado a las baterías en ventas e I+D tanto en las plantas de Japón como en el resto del mundo también se traspasaría. En Sony detallaban algunas partes que aún permanecerán en la empresa, aunque tampoco se han mostrado del todo claros con el total de divisiones no se traspasan.

Esto [el acuerdo] no incluye las baterías USB de Sony, las pilas alcalinas y las de botón, así como los proyectores y algunos otros productos.

Otro adiós dentro de Sony

Hace un par de años nos hacíamos eco de un horizonte que parecía querer llegar desde hacía un tiempo: Sony vendía la división de ordenadores VAIO. En esta ocasión era JIP (Japan Industrial Partners), un fondo de inversión del país, quedándose con empleados de la división. Explicaba la compañía japonesa que empezaba a ser demasiado complicado adaptarse a los cambios que estaba sufriendo la industria del PC (y sobre todo rentabilizar), optando por centrarse en dispositivos móviles.

Pero dos años después lo que estamos viendo es que, o bien no supieron hacerlo, o bien no era la mejor solución (sólo viendo cómo le va a la industria del PC tiene más papeletas lo primero). De hecho este movimiento de Sony se relaciona con la marcha que lleva la división móvil de la compañía en los últimos balances, debido en parte a una caída en la demanda de móviles en general. Pese a que fuese la primera compañía en comercializar baterías de litio en 1991, tampoco este negocio ha dado los frutos esperados en los últimos meses obteniendo un resultado bastante peor que el del año pasado.

Ventas de Xperia desde 2010 hasta 2015
El traspaso es una solución que en la práctica también saldrá cara a Sony a medio plazo

Algo que es muy significativo de este movimiento es el hecho de que el traspaso es una solución que en la práctica también saldrá cara a la compañía, según afirman. Algo que se verá en alguno de los balances de los próximos trimestres, y obviamente aún no saldrá nada reflejado en el que en principio se espera que Sony anuncie mañana (29 de julio).

Como comentábamos, este acuerdo será una vía para que la empresa se reestructure en pro de los sectores que sí están tirando del carro como es la división del videojuego. Según veíamos en los resultados del primer trimestre fiscal las ventas de PlayStation crecían en un 10,5%, obteniendo más beneficios que el año anterior (y con el salto a la realidad virtual con PlayStation VR). No hay que olvidar el cine, ya que Sony Pictures tuvo un buen trimestre con films como Hotel Transylvania 2 o Spectre, recaudando casi un 30% más que en 2014, con el añadido de que en la música tampoco les fue nada mal.

Sony

Por su parte, como comentábamos al inicio Murata, dedicada a la fabricación de componentes electrónicos de varios tipos (como sensores y otras piezas de smartphones, maquinaria industrial y productos electrónicos en general), planea ampliar su negocio a los terrenos de la automación, la salud y sobre todo en el mercado energético. El acuerdo definitivo según afirman ambas compañías se formalizará hacia octubre de 2016 y se espera que la trasferencia de divisiones se realice tras marzo de 2017 una vez se apruebe todo por parte de los organismos reguladores.

Vía | Routers
En Xataka | PlayStation impulsa los resultados económicos de Sony, los teléfonos no ayudan

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir