La compra de ARM por NVIDIA se ha ido al garete: los reguladores la han frustrado

La compra de ARM por NVIDIA se ha ido al garete: los reguladores la han frustrado
30 comentarios

Pudo ser pero no fue. Cuando NVIDIA anunció la compra de ARM por 40.000 millones de dólares en septiembre de 2020 todo apuntaba a cambios importantes en el mercado de los chips, pero los obstáculos comenzaron a aparecer por doquier.

El más importante, el de los reguladores, que jamás vieron con buenos ojos una adquisición que tenía demasiadas ramificaciones y que pondría a NVIDIA en una posición dominante frente a su competencia. Ahora ambas empresas anuncian la ruptura del acuerdo y SoftBank busca otro camino para la empresa de diseño de chips: una oferta pública de acciones.

Si te he visto no me acuerdo

Tanto la Unión Europea como la FTC de Estados Unidos veían esa adquisición como peligrosa para la industria: la compra le hubiera dado a NVIDIA un control no justificado de tecnología de computación. Aunque el acuerdo se valoró en 38.500 millones de dólares cuando se anunció, ahora sería aún mayor en términos económicos debido a la subida de valor de las acciones de NVIDIA.

ARM se ha convertido en el gran protagonista del diseño de procesadores móviles, y sus chips y microarquitecturas son la base sobre la que se cimenta toda la industria de SoCs para móviles e incluso para ordenadores portátiles y de sobremesa como los de Apple.

La presión de los reguladores en particular y de la industria en general —Qualcomm y Microsoft habían criticado duramente las intenciones de NVIDIA—ha acabado por vencer la resistencia de la empresa, que seguía intentando llevar adelante la operación.

Cambio de timón en ARM, que quiere salir a bolsa

¿Qué pasará ahora? Para empezar, que SoftBank, propietaria de ARM, recibirá 1.250 millones de dólares por la ruptura de la operación, una "compensación" que se acordó entre las dos empresas y que se planteaba como esa señal que uno hace cuando reserva la compra de una casa.

Captura De Pantalla 2022 02 08 A Las 8 07 24

Hay también golpe de timón en ARM, y su actual CEO, Simon Segars, dejará el puesto para que lo sustituya Rene Haas, que había trabajado en NVIDIA y que ahora era el máximo responsable del grupo de propiedad intelectual de ARM.

La estrategia de SoftBank ahora es la de tratar de plantear una oferta pública de acciones en lugar de la adquisición. Esa salida a bolsa podría producirse en los próximos 12 meses.

Vía | FT

Más información | NVIDIA | SoftBank (PDF)

Temas
Inicio