Amazon ha dejado de contratar y prepara recortes incluso en una de sus divisiones estrella: Alexa

Amazon ha dejado de contratar y prepara recortes incluso en una de sus divisiones estrella: Alexa
15 comentarios

Amazon es gigante. No solo es, con mucho, la mayor plataforma de comercio electrónico del mundo. La empresa fundada por Jeff Bezos también tiene presencia en otros mercados, como el de la computación en la nube, la inteligencia artificial, el streaming de contenidos y la electrónica de consumo. Gracias a su agresiva estrategia de mercado, a veces cuestionada, ha experimentado un crecimiento explosivo. Pero, como dicen, nada es para siempre. Estamos en tiempos de vacas flacas.

En un mundo en el que la amenaza de la recesión global está cada vez más presente, muchas grandes empresas han empezado a tomar medidas, incluso recortando parte de los recursos orientados a sus productos estrella. Meta, por ejemplo, anunció 11.000 despidos, afectando el desarrollo de su gran apuesta, el metaverso. Amazon, como señala The Wall Street Journal, no queda fuera de esta tajante realidad, y también prepara recortes, incluso para la división de Alexa.

Amazon ha empezado su plan de optimización de costes

Como muchos de vosotros ya sabéis, es completamente normal que las empresas emprendan tareas de revisión de sus cuentas cada cierta cantidad de tiempo. Después de todo son empresas y lo que buscan es, en general, es ser rentables, seguir creciendo y contentar a los inversionistas. Amazon, ahora bajo la dirección de Andy Jassy, estaría evaluando poner en marcha un plan de optimización de costes más drástico del habitual. ¿El motivo? Los números del gigante no parecen muy alentadores.

Un vistazo a la cotización de Amazon (AMZN) en la bolsa nos indica que las acciones de la compañía han caído aproximadamente un 47% el último año. En noviembre de 2021 cotizaban en el rango de los 180 dólares y ahora se sitúan en los 96 dólares. Además, después de los meses más difíciles de la pandemia ha visto cómo su negocio del comercio electrónico ha ido perdiendo el impulso recibido con la aparición de la COVID-19. Todo esto, después de haber contratado a más de 800.000 empleados.

Ahora la compañía quiere hacer todo lo posible para bajar el gasto. Para ello ha evaluado minuciosamente sus diferentes unidades de negocio. Así, ha identificado, de acuerdo un vocero de la compañía, “algunas áreas donde ciertos roles ya no son necesarios”. Por consecuencia, según declaraciones oficiales, se está trabajando para ayudar a los trabajadores afectados a encontrar nuevos roles dentro de la empresa.

Yender Gonzalez Lx5ofzfjhwk Unsplash

Ahora bien, WSJ señala que Amazon ha optado por eliminar o suspender determinados equipos de trabajo de divisiones no rentables. Precisamente, los miembros de estos equipos son los que se verían en la obligación de encontrar un lugar donde trabajar en divisiones más rentables. Una de las divisiones que ha arrojado números rojos es la de dispositivos. En el último año tuvo una pérdida operativa de más de 5.000 millones de dólares.

En este sentido, la empresa está evaluando qué hacer con los diferentes equipos de trabajo que forman parte de la división dispositivos. Para que os hagáis una idea se trata de 10.000 empleados, muchos de ellos enfocados en el desarrollo de los productos Alexa. Y aquí es donde se presenta el gran dilema. Seguir perdiendo dinero para mejorar la experiencia del asistente de voz, y así competir mejor con otros productos como Siri y Google Assistant, o recortar gastos y frenar el desarrollo de nuevas funciones. Amazon se habría decantado por la última opción.

Lo cierto es que los esfuerzos para optimizar costes de Amazon no solo se estarían centrando en su división de dispositivos. También estarían alcanzando a casi todas las divisiones de la empresa. En mayo de este año empezó a reducir el tamaño de sus almacenes, más tarde cerró varias de sus tiendas físicas y anunció que cerraría Amazon Care. Ahora estaría haciendo más pequeña su plantilla de logística y eliminando equipos de áreas como la robótica y las ventas minoristas.

Como la empresa señaló en un comunicado a principios de este mes, ha dejado de contratar personal en una gran parte de su estructura. Y ahora estaría en pleno proceso de reestructuración de divisiones. Quedan, sin embargo, varias preguntas sobre la mesa. Una de ellas es cuántas personas realmente encontrarán un lugar donde trabajar en otras de las divisiones "rentables". La otra es si también podríamos ver despidos importantes en Amazon. Toca esperar para saber cómo evolucionará este panorama, pero algo queda muy claro. Estamos en épocas de vacas flacas.

Imágenes: Amazon | Yender Gonzalez

Temas
Inicio