Publicidad

Se desprendió de la Antártida un gigantesco iceberg de más de 350.000 millones de toneladas y 22 veces el tamaño de Manhattan

Se desprendió de la Antártida un gigantesco iceberg de más de 350.000 millones de toneladas y 22 veces el tamaño de Manhattan
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

El Instituto Scripps de Oceanografía está informando que la plataforma de hielo Amery de la Antártida, que es la tercera plataforma flotante de hielo más grande del continente, presentó un desprendimiento en algún momento entre el 24 y 25 de septiembre, lo que dio vida al enorme iceberg ahora conocido como D28.

El iceberg fue detectado por el sistema de satélites Sentinel-1 de la Unión Europea, que de acuerdo a los científicos, mide 1.636 kilómetros cuadrados, tiene un grosor de 210 metros y pesa aproximadamente 350.000 millones de toneladas,

Los científicos aseguran que no hay de que preocuparse

Como mencionaba, D28 formaba parte de la plataforma Amery, que no veía un desprendimiento de gran tamaño desde 1963, cuando un iceberg de 9.000 kilómetros cuadrados se separó de la plataforma, siendo a día de hoy el más grande en su historia.

Amanda Fricker, glacióloga del Instituto Scripps, mencionó que es muy importante destacar que este evento es parte del ciclo normal de la plataforma y no tiene relación alguna con el cambio climático. "Es parte del ciclo normal de la plataforma de hielo, donde vemos desprendimientos importantes cada 60 a 70 años". De hecho el mismo instituto lo aclara en Twitter para evitar confusiones.

Ahora mismo D28 se mueve lentamente hacia el oeste, y por tanto estará siendo monitorizado en todo momento, ya que podría ser muy perjudicial para las operaciones de navegación y reabastecimiento en la zona de la bahía de Prydz, en la Antártida.

D28

Fricker también mencionó que no esperan que la presencia de D28 tenga un impacto en el nivel del mar, pero sí estarán atentos a su comportamiento y ruta, ya que si empieza a formar hielo a su alrededor, podría convertirse en un problema importante ya que bloquearía el acceso de los barcos a las estaciones de control de la zona.

Curiosamente, desde hace unos meses los científicos ya habían pronosticado un rompimiento en la plataforma Amery en una sección que han apodado "diente suelto". Es decir, ya sabían que habría un desprendimiento, sólo que habían apuntado a la sección equivocada.

Ahora mismo, además de monitorizar el comportamiento de D28, los científicos estudiarán la evolución de la plataforma Amery, esto centrado en cómo la pérdida de una sección de este tamaño podría afectar su estabilidad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir