Lo prometido no es suficiente: los compromisos climáticos actuales elevarán la temperatura 2,4º C según un nuevo estudio

Lo prometido no es suficiente: los compromisos climáticos actuales elevarán la temperatura 2,4º C según un nuevo estudio
53 comentarios

Ni la promesa de detener la deforestación ni todas las buenas intenciones que declaran las naciones participantes del COP26 en Glasgow van a ser suficientes para llegar a limitar el aumento de la temperatura de la tierra a los 1,5ºC máximos. Un nuevo estudio presentado en la cumbre concluye que las medidas planteadas harán que la Tierra se caliente 2,4ºC más a finales de siglo respecto a la era pre-industrial, lo que sencillamente es demasiado.

"Hay un enorme hueco de credibilidad, compromiso y acción"

Este aumento de temperatura, según Guardian, favorecería fenómenos meteorológicos extremos. Inundaciones, tormentas de gran intensidad, olas de calor mucho más duras y sequías que "causarían devastación a lo largo del globo". No se cumplirían ni siquiera los acuerdos de París, con los que se buscaba un aumento máximo de 2º C.

El estudio lo ha preparado Climate Action Tracker, y tiene en cuenta los objetivos a corto plazo a los que se han comprometido los países desde ahora hasta 2030. Si además se tienen en cuenta las acciones reales de futuro basadas en las políticas climáticas actuales, la temperatura podría llegar a subir hasta una media de 2,7ºC. Aún peor.

grafico auento temperatura CAT cop26

La conclusión del informe habla por sí sola: "a medio camino del encuentro de Glasgow queda claro que hay un enorme vacío de credibilidad, compromiso y acción por parte de los 140 países responsables del 90% de las emisiones". Se apunta concretamente a Brasil, Australia y Rusia, calificando sus promesas de ser neutrales en carbono de "muy hipotéticas".

Uno de los responsables también ha hablado con The Guardian: "nos da la sensación de que algunos países intentan usar el COP26 como canal para hacer entender que la subida límite de 1,5ºC está cerca de lograrse. Pero no, estamos muy lejos de eso, y están infravalorando las necesidades de tener objetivos a corto plazo que nos permitan llegar a esos 1,5º C". Se estima que necesitaríamos reducir las emisiones de CO2 un 45% sólo durante esta década para conseguirlo.

En otras palabras, los objetivos a corto plazo de los países que emiten más gases nocivos deben ser mucho más ambiciosos. Los expertos insisten en que la década de 2021 a 2030 es crucial para evitar cambios irreversibles en el clima de nuestro planeta, y no parece que estemos empezando con buen pie.

Imagen | Matt Palmer

Temas
Inicio