Publicidad

Las albóndigas de carne (pero sin carne) de IKEA llegarán a Europa en agosto: más sostenibles, no más sanas

Las albóndigas de carne (pero sin carne) de IKEA llegarán a Europa en agosto: más sostenibles, no más sanas
38 comentarios

Publicidad

Publicidad

Que viva la carne que no es carne de verdad. La fiebre de las hamburguesas falsas ha ido expandiéndose a otros terrenos, y ahora es IKEA la que plantea la distribución de unas albóndigas de carne que no tienen carne.

IKEA ha confirmado a Xataka una iniciativa que adelantaban en The Verge, pero además nos han dado detalles de estas albóndigas vegetales que son más sostenibles, pero no necesariamente más saludables. Esta alternativa estará disponible en España y Europa a partir del mes de agosto de 2020, y gracias a ella en IKEA lograrán reducir en un 96% las emisiones de CO2 con respecto a sus albóndigas tradicionales con carne de cerdo y ternera.

IKEA se apunta a la tendencia de la carne que no es carne

Las nuevas albóndigas llegarán por tanto a los cerca de 290 establecimientos que IKEA tiene en Europa a partir del mes de agosto. Será entonces cuando podamos valorar si esa carne falsa logra ser una alternativa viable de la que forma parte de la receta original.

Albon2 Las tradicionales albóndigas Allemansrätten en bolsa de 1 kg tienen un 84% de carne.

Las nuevas albóndigas se producen con proteínas de guisantes, avena, manzanas y patatas, logrando imitar la textura y sabor de las auténticas y populares albóndigas de IKEA.

La apuesta de IKEA no es la primera que realiza la firma en este sentido. En 2015 ya comenzaron a vender una albóndiga vegetal, pero con este nuevo producto pretenden imitar el sabor y textura de las albóndigas de carne tradicionales.

Hicieron algo parecido con los perritos calientes: en agosto de 2018 presentaron una versión vegetariana de este producto, y en abril de 2019 presentaron una versión vegana de su helado de fresa.

Más sostenibles, pero no necesariamente más sanas

La reducción en emisiones de carbono que IKEA plantea con estos productos es notable: según The Verge la firma indica que se ahorra un 96% de esas emisiones, algo importante si tenemos en cuenta que solo en 2019 sus restaurantes y sus productos alimentarios sedujeron a 680 millones de personas.

En Xataka nos hemos puesto en contacto con los responsables de IKEA, que nos han confirmado que "las albóndigas de plantas estarán disponibles en IKEA en Europa a partir de agosto de 2020, tras lo cual otros mercados les seguirán dos meses después".

España estará como el resto de países europeos incluido en ese despliegue inicial en agosto, nos confirman desde IKEA, indicando que los ingredientes elegidos para esas albóndigas han tratado de ser elegidos de forma que "tengan una conexión con Suecia", como ocurre con la avena, las manzanas o los guisantes.

Con esta iniciativa, reconocen "no estamos afirmando que las albóndigas vegetales sean un producto saludable. Nuestra principal ambición es ser más sostenibles y tener menor impacto en el medioambiente". Además, destacaban en su mensaje ese objetivo de convertirse en 'climate positive' en 2030".

La composición de estas albóndigas hará que las calorías por ración sean similares a las de las albóndigas de carne. Con 100 gramos de estas últimas se suministran 1.063 kj/254 kcal, mientras que con las vegetales 100 gramos ofrecerán 1.051 kj / 253 kcal. La alternativa, insisten, "es ofrecer a mucha gente una alternativa sostenible y deliciosa a las albóndigas clásicas".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios