Miami empezó a pagar salarios con Bitcoin a quienes quisieran: seis meses después sigue siendo un desastre

Miami empezó a pagar salarios con Bitcoin a quienes quisieran: seis meses después sigue siendo un desastre
45 comentarios

El plan de Francis Suárez, el extrovertido alcalde de Miami, es convertir a la ciudad de Florida en una de las grandes capitales del Bitcoin. Estos últimos meses han habido muchos movimientos y allí se ha celebrado la Bitcoin Conference 2021, la gran conferencia a nivel mundial sobre criptodivisas. Pero lejos de los flashes y los planes prometidos, la implementación de algunas medidas relacionadas con el Bitcoin no está siendo fácil.

En febrero de este año, el alcalde de Miami anunció que la ciudad empezaría a pagar parte del salario en bitcoins además de en dólares e incluso permitiendo pagar los impuestos con esta criptomoneda. Una iniciativa que por ahora, seis meses después, está teniendo unos resultados lejos de lo esperado: con múltiples problemas legales y críticas de quienes debían aprovechar esta opción.

Criptomoneda propia e incentivos fiscales, pero sin garantías

"Eliminar la falta de vivienda" o incluso "aumentar la fuerza policial" son algunas de las cosas que ha prometido el alcalde de Miami que se conseguirá con la creación del MiamiCoin, la propia criptomoneda de la ciudad y una de las obsesiones de Suárez. Una iniciativa con la que el ayuntamiento habría logrado captar el equivalente a unos 7 millones de dólares, según describe el Washington Post.

MiamiCoin se basa en el blockchain Bitcoin, criptomoneda con la que el ayuntamiento ha empezado a pagar los salarios de los usuarios que se apuntaran a esta medida. Han pasado seis meses desde que se anunció y, según documentos internos obtenidos por Motherboard, el plan no está funcionando bien.

A través de correos, presentaciones e informes públicos, distintos organismos oficiales de Miami han manifestado distintos problemas con la posibilidad de pagar en bitcoins los salarios.

En un informe de abril se manifiesta que no se encontraron ciudades que trabajaran con empresas que pagan con Bitcoin a sus empleados y señalaron algunas dudas sobre este asunto, apuntando que los trabajadores debían convertir estas criptomonedas en dólares para pagar los respectivos impuestos, en contraposición con el plan del alcalde de Miami.

"Una vez que un empleado recibe Bitcoin, no está asegurado por el gobierno como los depósitos bancarios estadounidenses. Esto significa que el Bitcoin no tiene las mismas protecciones que el dinero en una cuenta bancaria", apunta el informe.

Adicionalmente, el informe apunta hacia la volatilidad del Bitcoin, manifestando que es "es concebible que el salario de un empleado pagado el viernes, pueda perder una cantidad significativa de valor el sábado".

Otra problemática es que el ayuntamiento no puede garantizar que los proveedores le estén dando los mejores tipos de cambio y que no existe una solución suficiente establecida para la gestión de nóminas directamente con criptomonedas. Problemas logísticos que apuntan los técnicos de la ciudad en su informe.

Por el momento... el pago en bitcoins no deja de ser una conversión posterior

A modo de resumen, la posición de los técnicos de la ciudad es que si bien sí existen opciones para convertir estos pagos en criptomonedas, no hay opciones estables a gran escala para pagar directamente en bitcoins. Dadas estas dificultades, los técnicos explicaron que no podían implementar estos pagos.

Uno de los contratos de Miami fue con la empresa BitPay, pero no existe un contrato formal. "La empresa fue seleccionada, pero el servicio nunca se utilizó", describe Motherboard. Finalmente sí se estableció un acuerdo con BitPay, pero como enlace para convertir los bitcoins en dólares y viceversa. No como moneda de curso legal, ya que la abogacía de la ciudad entendió que no tiene esta validez en los EE.UU.

A pesar de reconocer estos riesgos, con correos e informes que se han mantenido hasta finales de septiembre, la ciudad de Miami sigue buscando escapar de hacerse responsable. Según describe uno de estos informes, Miami "no asumirá absolutamente ninguna responsabilidad, riesgo o coste (administrativo o de otro tipo) de la implementación y operación del servicio [...] y no proporcionará ningún financiamiento o apoyo financiero".

El plan de Miami era pagar en bitcoins y permitir pagar impuestos en criptomonedas, pero por el momento la implementación no pasa de ofrecer un servicio opcional a los distintos empleados para que puedan convertir los dólares de su salario que quieran.

Vía | MotherBoard

Temas
Inicio