Publicidad

Qué ofrece Corning para que Apple haya invertido 450 millones de dólares en este histórico fabricante de vidrios y cristales

Qué ofrece Corning para que Apple haya invertido 450 millones de dólares en este histórico fabricante de vidrios y cristales
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

150 años después, la sede de Corning sigue estando en el estado de Nueva York. En la pequeña ciudad que da nombre a la compañía. Mucho ha cambiado desde sus primeros trabajos con faros, espejos y telescopios. Ahora Corning figura entre las empresas más grandes del mundo, con más de 30.000 empleados y siendo el principal suministrador de vidrio para pantallas para la industria móvil. Compañías como Samsung, Google o Xiaomi utilizan sus cristales Gorilla Glass, también Apple.

Con la empresa de la manzana mantiene una estrecha relación y no solo por el hecho de utilizar su tecnología en sus dispositivos. En mayo de 2017, Apple anunció una inversión de 200 millones de dólares en Corning. Una generosa cantidad que hoy se amplía con otros 250 millones de dólares para ayudar a desarrollar el cristal reforzado para los iPhone, Apple Watch y iPad.

"La rica historia entre Apple y Corning se remonta a más de una década, con el primer iPhone", explica Jeff Williams, director de operaciones de Apple. Fue el propio Steve Jobs quien llamó a John Bayne, VP de la división Gorilla de Corning, para pedirle un cristal especial para el primer iPhone. Un trabajo que habitualmente habría tardado unos dos años de I+D se realizó en seis meses para llegar a tiempo.

Apple renueva su colaboración

Corning

A través del Apple Advanced Manufacturing Fund, la compañía va a realizar una inversión de 250 millones en Corning Incorporated. La descripción oficial es para "respaldar la investigación y el desarrollo de Corning en procesos, equipos y materiales de vidrio de última generación para la entrega de dispositivos de consumo de próxima generación". Actualmente Apple utiliza los vidrios reforzados de Corning en sus dispositivos móviles, smartwatches y tablets, incluyendo sus últimos iPhone 11 y 11 Pro que incorporan la última generación de Gorilla Glass.

Con esta inversión, Apple refuerza su apuesta por la fabricación 'made in USA'. La construcción del cristal de los nuevos iPhone se ha realizado en la planta de Kentucky y sus 400 empleados, en Harrodsburg. Se trata de una decisión que viene muy ligada a la política proteccionista del gobierno de Trump. Apple ya comentó que estaba capacitada para fabricar íntegramente sus dispositivos fuera de China.

Según los datos que ofrece la propia Apple, en 2018 se invirtieron más de 60.000 millones de dólares en 9.000 proveedores diferentes en EE.UU, lo que creó más de 450.000 puestos de trabajo. Con su inversión en 2017 de 200 millones de dólares, Apple habría ayudado a Corning a fabricar sus cristales más recientes así como a generar hasta 1.000 puestos de trabajo en Corning relacionados estrechamente con los negocios de Apple.

En busca de nuevas innovaciones para Gorilla Glass

Gorilla Glass 6

Ni Apple ni Corning han detallado qué desarrollos están explorando. En la nota de prensa se puede leer: "Este premio nos permitirá crear innovadores desarrollos en vidrio, al tiempo que ampliamos nuestras capacidades de fabricación. Lo que es más importante, nuestra colaboración nos permite crear nuevas capacidades vitales para los usuarios finales y continuar ampliando los límites de lo que es posible en el futuro". Puede referirse a las nuevas generaciones de Gorilla Glass o a un producto diferente.

En el caso de los iPhone 11 vienen protegidos con el cristal Gorilla Glass 6, que logra una mayor resistencia a las caídas. Y es que según Apple, los nuevos iPhone ofrecen el "cristal más duro en cualquier smartphone" tanto en la parte frontal como en la trasera.

Gorilla Glass

Además de Gorilla Glass 6 para móviles, Corning también desarrolla cristales reforzados para otro tipo de dispositivos. Su producto más destacado es Gorilla Glass DX y Glass DX+, cristales pensados para smartwatches. Esta versión de Gorilla Glass destaca porque promete mejorar la legibilidad de la pantalla en un 75%, además de mejorar su durabilidad.

Otros desarrollos de Corning menos utilizados son Vibrant Corning Gorilla Glass, para implementar imágenes y diseños coloridos en el cristal o Antimicrobial Cover Glass, un cristal con una capa antibacteriana.

Los dispositivos plegables en el punto de mira

Apple Corning

La inversión podría estar relacionada también con el intento de producir cristales que se adapten a los dispositivos plegables. Según Bloomberg, Corning ya está trabajando en este tipo de cristales. La compañía espera conseguir un cristal de 0,1 milímetros de grosor que sea capaz de soportar un radio de curvatura de 3 a 5 milímetros. El cristal no solo sería delgado, también plegable y resistente a rayaduras. Para John Bayne, director de Corning, "este cristal desafía las leyes de la física ya que necesitamos un radio de curvatura muy ajustado y a la vez se debe ir adelgazando cada vez más sin perder resistencia".

Porque la idea de un dispositivo flexible de Apple no es nueva. La compañía publicó a principios de 2019 una patente de un dispositivo similar a una tablet plegable con un sistema de bisagras. Un diseño que puede parecer lejano, pero según la CNBC estaría listo para mostrarse en 2020. De ser así, esta inversión en Corning estaría muy ligada al desarrollo de ese cristal protector capaz de soportar las aperturas y cierres del dispositivo. Algo que, como ya hemos comprobado con el Galaxy Fold, no parece tan sencillo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir