Compartir
Publicidad

ARM Cortex-A15, en 20 nanómetros para finales de 2012

ARM Cortex-A15, en 20 nanómetros para finales de 2012
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es la primera vez que hablamos sobre los futuros ARM Cortex-A15. Hace algo más de un mes los descubrimos y por entonces apuntaron maneras. Esta semana se empieza a saber que ya están preparando las primeras pruebas reales en 20 nanómetros.

Estos ARM Cortex-A15 en 20 nanómetros, que se esperan a lo largo de 2012 – o incluso a principios de 2013 – seguirán la ideología marcada tradicionalmente por la arquitectura ARM: procesadores de gran eficiencia energética y pensados en teléfonos y tablets. Estos dos usos podrían ampliarse también al mercado de portátiles básicos y servidores gracias, precisamente, al bajo consumo respecto de otros procesadores domésticos. Algunos apuntan a que ARM se terminará comiendo Intel Atom con cierta razón si atendemos al actual crecimiento de las actuales arquitecturas ARM, respecto de la relativamente reducida evolución de los chips de Intel.

ARM Cortex-A15 llegarán en versiones con hasta cuatro núcleos y 2.5 GHz. de reloj. Esta oferta puntera estará pensada en servidores y la paralelización de contenidos, no en teléfonos (que no obstante tendremos quad cores pronto) si no en grandes servidores. El salto a los 20 nanómetros será interesante, como siempre, dado que permitirá mejorar aún más el ratio rendimiento/consumo energético, algo que cada vez está siendo estudiado de forma más minuciosa.

ARM Cortex-A15

El futuro de ARM es muy prometedor, y ésto no es la primera vez que lo decimos. Con el aterrizaje hace unos años de los denominados smartphones, o móviles avanzados, ARM está consiguiendo vender cifras inimaginables: me atrevería a decir que todos los smartphones actuales llevan esta arquitectura en alguna de sus versiones. Si a ello le sumamos un rendimiento que crece a pasos agigantados en cada nueva generación de dispositivos (fijémonos si no en iPhone 4S, Samsung Galaxy S II o el último Motorola Razr), ARM no será sólo un digno rival para Intel Atom si no que también podría ir un poco más allá: enfrentarse a cualquier arquitectura de microprocesador.

Vía | Electronista, BSN.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos