El anime 'Cyberpunk: Edgerunners' de Netflix es a todo lo que el videojuego de CD Projekt Red aspiraba y se quedó a medias

El anime 'Cyberpunk: Edgerunners' de Netflix es a todo lo que el videojuego de CD Projekt Red aspiraba y se quedó a medias
27 Comentarios

La mera existencia de 'Cyberpunk: Edgerunners' es ciertamente intrigante, pero el resultado debe alegrarnos a los amantes de la ciencia ficción, porque va mucho más allá de una estupenda propuesta de género. Todos conocemos la historia tras el proyectado juego de CD Projekt Red: un turbulento desarrollo y un lanzamiento apresurado que dio pie a un juego plagado de bugs y que se convirtió en pasto de memes.

Meses después de su lanzamiento, el título ha conseguido sobrevivir a su propia y devastadora sombra a base de parches que sigue sin alcanzar al cien por cien las promesas de un mundo futuro vibrante e inmersivo que prometía el estudio de 'The Witcher 3'. Pero sí se ha recuperado parcialmente: buenas críticas con las últimas actualizaciones y un espectacular aumento de las ventas con las versiones parcheadas y las next-gen. Con todo, 'Edgerunners', el anime de CD Projekt y Studio Trigger basado en el mundo del juego, tenía que demostrar que era un producto potente y hacer olvidar la sombra de aquellas primeras semanas de vida del juego.

Por suerte, el mundo base de 'Cyberpunk 2077', cuyos fundamentos desde luego no son creación de CD Projekt Red, sino que beben de una larga tradición literaria fundada por autores como William Gibson y está basada más o menos oficialmente en el juego de rol del mismo nombre, es lo suficientemente rico y sugerente. Lo único que tenía que hacer 'Edgerunners' era canalizar las vibraciones del juego como para ser reconocible como adaptación y a partir de ahí labrar una personalidad distintiva.

En 'Edgerunners' nos encontramos todo lo que popularizó el juego de rol originario y que el videojuego (al menos en lo estético) adaptó de forma exhaustiva: descripción de unos bajos fondos futuristas, con implantes de uso masificado que convierten a los humanos en seres cibernéticos. La ciudad que se nos muestra pasa por todos los tropor del futuro deprimente de rigor: neones, autopistas, noche prácticamente constante, apartamentos en los que parece que acaba de caer una bomba, publicidad por todas partes y comunicación y transmisión de datos a golpe de pantallas flotantes, con inmersiones continuas en el ciberespacio.

Ladrones del futuro

En 'Edgerunners' seguimos la historia de David Martinez, un muchacho que de la noche a la mañana se ve expulsado de la academia en la que estudia, ve morir a su madre y se implanta una mejora de origen militar que le convierte en una bestia proclive a la violencia y la destrucción. Cuando el auténtico dueño del implante va a reclamarlo, no tendrá más remedio que unirse a su banda para poder pagar la carísima mejora que le ha convertido en el ladrón perfecto.

Y aunque la historia está llena de convenciones y lugares comunes (la inmersión de un chaval inocente en un submundo criminal), por suerte el infalible Studio Trigger está al mando. Mezclando algo de estética propia (esos colores vibrantes y el diseño de personajes recuerdan en parte a 'Promare') con el estilo absolutamente reconocible del videojuego, tenemos un festival de violencia brutal, acción incesante (expuesta, además, de forma especialmente clara y demoledora) y humor chusco. El futuro que nos espera.

Además, 'Edgerunners' no malgasta la posibilidad de recordarnos lo que realmente es el cyberpunk como género, algo que el videojuego de CD Projekt Red estaba lejos de conseguir: el genuino cyberpunk no es sinónimo aventura futurista, sino una sátira del presente. 'Edgerunners' se ahorra la tentación de presentarnos un futuro deseable, y por muy atractivos que sean los implantes que convierten a los protagonistas en supercyborgs, la serie deja claro que este mundo destrozado por una versión extrema e inhumana del capitalismo está muy lejos de ser un futuro al que queremos llegar. Al que nos encaminamos como no pongamos remedio, etc., etc.

Aunque desde las primeras imágenes esta producción de Studio Trigger y CD Projekt Red tenía un aspecto estupendo y Netflix ya nos había dado alguna sorpresa muy positiva en materia de animación con propuestas como 'Arcane', 'Farzar' o la parte 3 de 'Love, Death & Robots', 'Cyberpunk Edgerunners' ha superado las expectativas. Una cita obligada para amantes de la ciencia ficción, la ultraviolencia con intención y la estética extrema.

Temas
Inicio
Inicio