IP55, IP67, IP68, y otras: qué significan y tipos de protección de un teléfono o dispositivo

IP55, IP67, IP68, y otras: qué significan y tipos de protección de un teléfono o dispositivo
Sin comentarios

Vamos a hablarte sobre las protecciones contra el polvo y el agua de los dispositivos electrónicos, las famosas protecciones IP. Todos los dispositivos de hoy en día suelen incluir este tipo de protecciones, pero utilizando un código numérico que nunca es fácil de entender, y es lo que vamos a ayudarte a hacer hoy.

Como te vamos a explicar de la manera más sencilla que podamos, cada número de las protecciones IP tiene su propio significado. Por lo tanto, no es una cifra completa, no tienes que interpretarlos como protección IP68, por ejemplo, sino que sería más bien una protección IP 6 y 8. El primer dígito es una cosa, y el segundo representa otra.

Qué significan los números de las protecciones IP

La protección IP es un estándar desarrollado para clasificar el nivel de protección contra la entrada de materiales extraños. El objetivo es poder mostrar este grado de protección de una manera alfanumérica que sea más fácil de entender e interpretar por todos.

En las protecciones IP, cada dígito se refiere a un tipo de protección diferente. El primer número se refiere a la protección contra el polvo, mientras que el segundo número se refiere a la protección frente al agua u otros líquidos. Por lo tanto, si tienes un móvil con protección IP68, tienes protección contra el polvo nivel 6, y protección contra el agua nivel 8.

Aquí, no te tienes que dejar llevar porque una cifra sea inferior que la otra, porque cada una tiene diferentes niveles de protección. La protección contra el polvo tiene 6 niveles, mientras que la protección contra el agua tiene 9 niveles. Además, en algunos casos puede haber una letra adicional, que también tiene su significado.

Estos son los niveles de protección contra el polvo del estándar IP, y los significados de cada uno de ellos:

  • Nivel 0: Sin protección.
  • Nivel 1: Evita la entrada de objetos que sean esferas de 50 mm de diámetro y cualquiera que sea mayor de esa medida.
  • Nivel 2: Evita la entrada de objetos que sean esferas de 12,5 mm de diámetro y cualquiera que sea mayor de esa medida.
  • Nivel 3: Evita la entrada de objetos que sean esferas de 2,5 mm de diámetro y cualquiera que sea mayor de esa medida.
  • Nivel 4: Evita la entrada de objetos que sean esferas de 1 mm de diámetro y cualquiera que sea mayor de esa medida.
  • Nivel 5: Entrará algo de polvo, pero no una cantidad de polvo lo suficientemente grande como para interferir con el correcto funcionamiento del dispositivo.
  • Nivel 6: Protección contra el polvo, no entrará nada de polvo bajo ninguna circunstancia.

Estos son los niveles de protección contra líquidos del estándar IP, y los significados de cada uno de ellos:

  • Nivel 0: Sin protección.
  • Nivel 1: Protección contra el goteo. Se ha probado que no deja entrar agua durante 10 minutos que se le caiga desde 200mm de altura.
  • Nivel 2: Protección contra el goteo. Se ha probado que no deja entrar agua durante 10 minutos que se le caiga desde 200mm de altura. La prueba se hace 4 veces a diferentes inclinaciones del dispositivo.
  • Nivel 3: Protección contra el agua nebulizada. Protección contra el agua nebulizada o en spray, cuando se le echa desde un ángulo de hasta 60º por izquierda o derecha, durante más de 5 minutos a 11 litros por minuto a una presión de 80-100 kN/m².
  • Nivel 4: Protección contra chorros de agua. Se ha probado que no deja entrar chorros de agua que le llegan desde cualquier ángulo durante más de 5 minutos a unos 10 litros por minuto a una presión de 80-100 kN/m².
  • Nivel 5: Protección contra chorros de agua. Se ha probado que no deja entrar chorros de agua desde ningún ángulo que se hayan lanzado con una boquilla de 6,3 mm de diámetro, a un promedio de 12,5 litros por minuto desde una distancia de al menos 3 metros durante un mínimo de 3 minutos a una presión de 30 kN/m².
  • Nivel 6: Protección contra chorros muy potentes. Se ha probado que no deja entrar chorros de agua desde ningún ángulo que se hayan lanzado con una boquilla de 12,5 mm de diámetro, a un promedio de 100 litros por minuto desde una distancia de al menos 3 metros durante un mínimo de 3 minutos a una presión de 100 kN/m².
  • Nivel 7: Protección contra inmersión completa en agua. No debe entrar agua si el dispositivo se sumerge a 1 metro de profundidad durante 30 minutos.
  • Nivel 8: Protección contra inmersión completa y continua en agua. No debe entrar agua si el dispositivo se sumerge de forma continua a la profundidad y durante el tiempo que indique el fabricante.
  • Nivel 9K: Protección contra de chorros de corto alcance a alta presión y de alta temperatura. Se ha probado que no deja entrar chorros de agua desde ningún ángulo que se hayan lanzado a un promedio de 14 a 16 litros por minuto desde una distancia de 0.1–0.15 metros, a una presión de 8000–10000 kPa / 80–100 Bar] y a 80 °C de temperatura del agua.

Además de esto, también se puede añadir una letra para adjuntar información adicional sobre cómo se han realizado las pruebas de certificación:

  • D: Dispositivo con cable
  • f: Protección también contra el aceite
  • H: El dispositivo es de alto voltaje
  • M: El dispositivo estaba en movimiento durante la prueba
  • S: El dispositivo estaba en inmóvil durante la prueba
  • W: Condiciones climatológicas

Por lo tanto, la máxima protección de la que puede disfrutar un dispositivo electrónico es la IP69K, aunque en teléfonos móviles, los de mayor gama suelen ser de una protección IP68 que garantiza que en el móvil no entra ni agua aunque lo sumerjas ni polvo. Todo lo que vaya por debajo de esas cifras tiene su riesgo, que será mayor cuanto más pequeño sea su número.

Por lo tanto, la próxima vez que leas en una ficha técnica las especificaciones de resistencia al agua y polvo, sabrás que cuanto mayor sea cada número que tiene su IP mayor será la protección. Si te fijas, verás que hay móviles que intentan anunciarte que son resistentes a "salpicaduras", y estas protecciones no siempre son tan potentes como las de otros. También puede haber algunos dispositivos más resistentes al agua pero menos al polvo.

En conclusión, para evitar riesgos lo mejor es que tu móvil tenga protección IP68, ya que con ella podrías ir tranquilamente a la playa e incluso bañarte con él sin demasiados riesgos. De ahí para abajo, cuanto más bajes más riesgos habrá. Fíjate sobre todo que la primera cifra sea un 6 para que por lo menos no corras riesgo con arena y demás partículas, y si la resistencia al agua es de menos de 8, mejor no te arriesgues demasiado.

Temas
Inicio