Renault sólo venderá coches eléctricos en 2030: Luca de Meo confirma la electrificación completa

Renault sólo venderá coches eléctricos en 2030: Luca de Meo confirma la electrificación completa
55 comentarios

Renault también se suma a los fabricantes que sólo venderán coches eléctricos a partir de 2030. Así lo ha confirmado el propio Luca de Meo, CEO de la marca, quien en una conferencia de prensa en el Centro Técnico de Renault en París. La firma francesa se suma a otras marcas, como Ford o Mini, que ya han hecho anuncios en la misma línea.

Al igual que en los planes de sus competidores, la oferta exclusivamente eléctrica de Renault sólo estará disponible en Europa. En el resto de mercados, la firma del rombo seguirá vendiendo vehículos alimentados por motores de combustión, aunque la oferta será cada vez más reducida y la electrificación estará más presente.

Los planes más ambiciosos de Renault

Este anuncio llega después de que en enero de 2021 Luca de Meo anunciara Renaulution, una hoja de ruta en la que mostraba sus planes para rescatar una firma que quiere ahorrar 3.000 millones de euros en costes antes de 2025. Poco después, en verano, Renault puso sobre la mesa sus planes estratégicos en lo referente al coche eléctrico: en 2030 aspiraban a que le 90% de sus ventas fueran de coches completamente electrificados.

Para conseguirlo, Renault miraba al pasado y al futuro. Al pasado porque en los próximos años llegarán versiones eléctricas de modelos míticos de la firma, como el R5 o el R4, toda una flecha directa al corazón de los más nostálgicos. Y al futuro porque en la conferencia de junio se confirmó que la marca trabajará sobre dos plataformas para albergar mecánicas exclusivamente eléctricas o que ya trabajan en el desarrollo de baterías de estado sólido.

Ahora, con este último anuncio, Luca de Meo confirma que los modelos que salgan con motores de combustión en los próximos años serán los últimos que la firma tenga disponibles, si atendemos a que sólo quedan ocho años para una electrificación completa de la marca, poco más de lo que suele durar cada generación en el sector del automóvil. Hasta entonces, modelos tan importantes para la firma como el Renault Mégane irán abriendo camino, con su versión completamente eléctrica.

Este tipo de decisiones cada vez sorprenden menos pues las instituciones europeas están presionando para que los fabricantes se pasen a la completa electrificación. La futura normativa Euro 7 quiere implantar unas condiciones de homologación tan duras que marcas como Audi ya han abandonado el desarrollo de motores exclusivamente de combustión. Renault se suma ahora al grupo que eliminará cualquier bloque térmico en menos de 10 años.

Temas
Inicio