Compartir
Publicidad

Tesla le pone a sus coches un nuevo modo Perro y música a todo volumen para evitar robos

Tesla le pone a sus coches un nuevo modo Perro y música a todo volumen para evitar robos
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer César no pudo probar el Tesla Model 3 con una mascota a su lado, pero en breve podría hacerlo con total seguridad gracias a un nuevo modo de uso que ya está saltando como actualización en los coches de Tesla.

Dos nuevos modos a sugerencia de usuarios

Hace un año un usuario de Twitter proponía un curioso reto a Tesla: un modo especial de funcionamiento para poder dejar durante un tiempo y de manera segura una mascota dentro del coche.

El modo Dog es el inicio de una batería de medidas que Tesla ha anunciado para evitar sustos con niños o mascotas que se queden en el coche sin atención

Tesla debió recoger el guante y ya está disponible como actualización de sus coches un nuevo modo Perro que permite precisamente eso. Según Tesla, el nuevo modo para mascotas deja al usuario establecer una temperatura interior adecuada y que se mantiene por el tiempo estimado.

El modo incluye también un aviso en la pantalla del coche para que, en caso de que alguien vea al perro dentro del coche se alarme, conozca que no ha sido un olvido del dueño. En el caso de que el tiempo de espera del perro en el coche se alargue y no quedara suficiente batería, el dueño recibirá un aviso en su teléfono para informarle de la situación y evitar que el perro se quedara sin el apoyo del aire acondicionado.

Modo vigilante del exterior del coche

La otra actualización interesante que está lista para llegar a los Tesla añade un plus de seguridad para aquellos usuarios que quieren conocer en todo momento lo que ocurre alrededor de su coche. Ya había sido comunicada, pero por fin se hace efectiva.

El Sentry Mode pone en marcha un perímetro de seguridad alrededor de los coches de Tesla basándose en su sistema de cámaras. Si detectan que alguien se aproxima demasiado al coche y, por ejemplo, se abalanza sobre al capó, la pantalla del coche mostraría un aviso para hacer saber al "intruso" que las cámaras están grabando.

Si la amenaza es mayor, como rotura de un cristal, se activaría un modo más severo que enviaría un aviso al dueño además de poner los altavoces a máximo volumen. También cabe la posibilidad de descargar en el teléfono un vídeo del incidente, el cual habría quedado registrado en una memoria USB, empezando 10 minutos antes de la activación de la alarma.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio