Publicidad

Los programadores siguen amando Rust, odian WordPress y Slack y se ganan muy bien la vida con Perl
Aplicaciones

Los programadores siguen amando Rust, odian WordPress y Slack y se ganan muy bien la vida con Perl

En febrero de 2020 cerca de 65.000 desarrolladores respondieron a la célebre encuesta anual de Stack Overflow. Eso ha permitido volver a tomar el pulso de un segmento que tiene sus particulares filias y fobias en cuanto a lenguajes de programación o plataformas en las que desarrollan esa labor.

Los datos son especialmente llamativos porque la encuesta tuvo lugar justo antes de que se produjese la alerta mundial por la pandemia de COVID-19, y precisamente por eso será interesante comprobar qué cambios se producen en la próxima edición. Mientras tanto, eso sí, una cosa está clara: Rust es ese lenguaje de programación que pocos usan pero que (casi) todos aman.

A Rust lo man más que nunca, pero Python sigue siendo el rey de los deseados

Ha habido algunos cambios curiosos respecto al año pasado en el ranking de los lenguajes de programación más amados, odiados y los que más quieren aprender los programadores en esta última edición:

Masamados
  • Los más amados: Rust se consolida como el más amado de los lenguajes de programación por parte de los programadores, algo curioso teniendo en cuenta que no es ni mucho menos el más utilizado de forma masiva. Python, siempre uno de los preferidos, baja un poco y se coloca en tercer lugar por delante de TypeScript, una versión Open Source amplificada de JavaScript desarrollada por Microsoft. En Stack Overflow afirman que quizás esos movimientos de los de Redmond en el terreno del Open Source han favorecido a su lenguaje, pero todo da igual: la diferencia entre Rust —más amado que nunca, por decirlo de algún modo— y el resto es especialmente pronunciada.
  • Los más odiados: hay unos cuantos programadores cansados de lenguajes ya veteranos pero que les aburren, y eso se demuestra en los tres más odiados: VVA y Objective-C se ven acompañados de Perl, que desde hace años viene siendo criticado por la comunidad de programadores calificándolo de "lenguaje de solo escritura": el código resultante suele ser tan ilegible para otros programadores que leer y aprender de ese código es especialmente complicado. Otros lenguajes clásicos como ensamblador, C o PHP no salen tampoco bien parados. ¿El menos odiado con diferencia? Rust, por supuesto.
  • Los más deseados: es curioso que Rust sea tan apreciado pero no sea el que más quieren aprender los programadores. Aquí el ganador incontestable es Python, un lenguaje enormemente popular que vuelve a ser el más deseado por los programadores que quieren ampliar su catálogo de lenguajes que saben manejar. JavaScript, Go y TypeScript también interesan más que Rust a los programadores, que descartan casi por completo a esos lenguajes tan poco queridos vistos anteriormente junto a uno que no era tan odiado y que de hecho es bastante amado (6ª posición), Julia.

Que vivan Linux y los contenedores, ¿que mueran WordPress y Slack?

El desarrollo web centra también buena parte del interés de los programadores, y aquí también una clasificación de esos lenguajes que los programadores prefieren y aquellos que más bien preferirían dejar de ver. ASP.NET Core era el más amado de todos seguido de React.js y Vue.js. Hay una circunstancia curiosa con ese lenguaje tan amado: también es uno de los más odiados y los programadores solo odian más a Angular.js, Drupal y jQuery. De hecho es también uno de los más deseados, ¿qué ocurre con Angular.js? Es interesante la entrada por sorpresa de Gatsby, que se estrenaba en la encuesta y está entre los más amados.

Webframe

Hay también un claro interés creciente por los entornos relacionados con la inteligencia artificial, como se puede ver en un ranking que muestra que las librerías o plataformas más amadas son .NET Core y, justo detrás, Torch y PyTorch. Las herramientas para DevOps Chef y Puppet son curiosamente las más odiadas junto a Cordova para el desarrollo de aplicaciones móviles.

El ya célebre Node.js para amantes de JavaScript es muy demandado entre quienes buscan nuevos retos, aunque aquí compite con TensorFlow y, con algo menos de relevancia, React Native, el entorno de Facebook para desarrollo de aplicaciones móviles. Flutter, desarrollado por Google, o el motor Unity 3D están también entre los más deseados.

Las bases de datos también generan sus propias pasiones, y este año las más amadas son Redis, PostgreSQL y Elasticsearch, seguidas de MongoDB, Firebase y MariaDB. Es curioso (o quizás no) que las más odiadas sean bases de datos muy veteranas y extendidas especialmente en la gran empresa como IBM DB2 y Oracle, con Couchbase, Cassandra (de Apache) y MySQL (de Oracle) también en la lista de las poco apreciadas. Quienes se dedican a este mercado tienen claro que querrían aprenderlo todo de MongoDB (solo en tercer lugar entre las más amadas), aunque aquí tanto PostgreSQL como Elasticsearch o Redis son también objetivo para ampliar conocimientos.

Plataformas

Cuando los programadores se plantean a qué plataforma quieren dirigir sus pasos hay grandes favoritas. Linux es esa plataforma que todos siguen amando, y también los contenedores (con Docker y Kubernetes) son nichos de mercado muy queridos por los programadores junto a los Amazon Web Services y la Raspberry Pi.

Curiosamente ni iOS ni Android parecen especialmente destacadas (hasta macOS lo es más que ellas). Las más odiadas son WordPress (como el año pasado), IBM Cloud (parece que el gigante azul no tiene muchos admiradores), Heroku y, atención, la recién llegada Slack, que no parece agradar a los desarrolladores. Hablemos de las más deseadas: esos mismos desarrolladores parecen especialmente interesados en aprender sobre DOcker, AWS, Kubernetes, Linux y, esta vez sí, Android como plataforma móvil. De WordPress y Slack mejor no hablamos.

El sistema operativo con el que trabajan estos desarrolladores apenas ha variado de un año para otro. El 45,8% usan Windows, el 27,5% macOS y el 26,6% Linux. Sería interesante conocer esos datos por regiones, sobre todo porque la presencia de macOS es probablemente destacable en Estados Unidos pero más reducida en otros países. Aún así sorprende de nuevo la aceptación de Linux, que una vez más demuestra que es clave para este mercado: uno de cada cuatro desarrolladores lo usan como base para su trabajo.

Herram

La encuesta también revela datos sobre las herramientas de colaboración que utilizan esos desarrolladores: GitHub es de largo la más popular, mientras que Slack, Jira, Google Suite y Gitlab van por detrás. Aquí es probable que se vean cambios sensibles el año que viene, porque estos meses la pandemia ha hecho que muchos flujos de trabajo se vean modificados.

Si buscas trabajo, ¿qué lenguaje es más interesante?

Una de las partes más interesantes de esta encuesta es la que permite conocer las opiniones de los programadores sobre el mercado laboral en el que se encuentran.

Programming

Si buscas los lenguajes de programación mejor pagados, Perl —que curiosamente es uno de los más odiados—, Scala, Go, Rust (el más amado) y Ruby son los cinco que de media superan los 70.000 dólares anuales. Algo por debajo están Bash y Objective-C, y aquí PHP y Dart son muy poco rentables, con Java, C, VBA, JavaScript o HTML/CSS también peor pagados que la mayoría.

Aunque esa gráfica anterior permite saber qué lenguajes son los más valorados, otro de los datos importantes que arrojaba la encuesta era el de qué puestos se valoran más en las empresas**. Todos los relacionados con DevOps** —los profesionales que ponen en marcha los servicios y los mantienen sin caídas y a salvo— son especialmente relevantes: programar algo y que funcione es importante, pero hacer que lo haga siempre sin problemas se valora aún más en las empresas.

Devops

Los propios responsables de Stack Overflow lo destacaban al resumir las conclusiones del estudio, e indicaban que "en una era de constante conectividad, los usuarios esperan que sus aplicaciones y servicios estén disponibles en cualquier momento y lugar".

Es más, señalaban, "esta encuesta se realizó antes de los cierres generalizados de COVID-19, y creemos que DevOps será aún más importante en un mundo en el que muchos equipos se han vuelto repentinamente completamente remotos."

En la encuesta, admitían, sigue habiendo mucho margen de mejora en el ámbito de la diversidad y la inclusión. Intentaron impulsar la encuesta para que desarrolladores de distintos ámbitos pudieran reflejar esa diversidad, pero "reconocemos que tenemos un montón de trabajo que hacer".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios