Compartir
Publicidad

Sony Xperia Z3 Tablet Compact, análisis

Sony Xperia Z3 Tablet Compact, análisis
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mercado de los tablets está polarizado por Samsung y Apple. Sí, hay más empresas sobre la mesa pero la guerra (al contrario que en telefonía) gira entre dos compañías. Algunas buscan hacerse un hueco pero no llegan a la notoriedad de estos dos gigantes. Entre esos aspirantes a romper el binomio está Sony y tras renovar su modelo grande en el Mobile World Congress en IFA, se atrevió a explorar un formato nuevo: las ocho pulgadas.

Sony ha tenido un buen año en telefonía móvil y en tablets quiere tener igual de protagonismo. Esta vez lo hace con una buena combinación de hardware y con la lección aprendida tanto con las generaciones previas como con la experiencia que ha ganado fabricando smartphones, dos marcas patentes en este Sony Xperia Z3 Tablet Compact. Ahora bien ¿es suficiente para hacerse un hueco en lo más alto? Respondamos a este pregunta en nuestro análisis.

Especificaciones técnicas del Sony Xperia Z3 Tablet Compact

Cuando la mayoría de los fabricantes apuestan por los mismos proveedores en componentes claves como el SoC, resulta difícil destacar y aportar algo diferente. El tablet de Sony pone en las tripas de su tablet compacto una configuración que nos sabemos de memoria tras verla una y otra vez en muchos smartphones y tablets tope de gama.

Nvidia Shield Tablet
Pantalla IPS LCD de 8 pulgadas
Resolución 1200 x 1920 píxeles, 283ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 801
Procesador gráfico Adreno 330
RAM 3 GB RAM
Memoria 16 GB. Permite microSD hasta 128 GB
Versión S.O. Android 4.4.2 KitKat
Conectividad GPS + GLONASS, WiFi (802.11 a/b/g/n/ac), BT4.0, USB 2.0
Cámaras Trasera: 8 MP/ Frontal: 2.2 MP
Dimensiones 213,4 x 123,6 x 6,4 mm
Peso 270 gramos
Batería 4500 mAh
Precio oficial de salida A partir de 380 euros la versión con 16 gigas sólo WiFi. En Amazon lo podéis encontrar a 338 euros.

Nada nuevo bajo el sol con un Snapdragon 801 y 3GB que a estas alturas son seña de que la experiencia que vamos a tener es fluida y difícil de mejorar. Para encontrar diferencias tenemos que irnos a los pequeños detalles como las dimensiones físicas o la batería.

6,4 mm de grosor le sitúa como uno de los más finos de su categoría. Algo que se nota desde el momento que lo cogemos. Sus 270 gramos de peso ayudan a aumentar la sensación de ligereza en un terminal con un claro enfoque a lo móvil. Un tablet para llevar siempre encima si salimos y moverlo libremente y sin reparo por casa.

Sony pone sobre la mesa un montón de especificaciones interesantes sin grandes compromisos, como es de esperar es un dispositivo tope de gama.

Por supuesto que tener ese grosor tiene compromisos: 4.500 mAh de batería es una cantidad más que decente si tenemos en cuenta el esfuerzo que ha hecho Sony por adelgazar su terminal pero una cantidad, a priori, algo escasa si comparamos con otros modelos con los que compite.

En la pantalla decide apostar por un panel IPS LCD de 8 pulgadas y resolución Full HD. Sony sigue sin atreverse con el WQHD y lo cierto es que tampoco lo necesita. Sus 283 píxeles por pulgadas son una cifra bastante atractiva y con el día a día no saben a poco.

Z3 Tablet compact diseño y acabados

Una vez más, vuelven a hacer hincapié en la certificación IP (IP68) para ofrecernos cierta resistencia al agua y el polvo. Algo que como hemos visto en otros terminales de la familia depende en buena parte de la correcta posición de las compuertas que sellan elementos críticos como ranuras y conectores.

Un buen compendio de especificaciones como punto de partida donde a priori no deja entrever grandes compromisos ni flaquezas. Redondo, con el atractivo del grosor sin hacer que sea un dispositivo frágil. Vamos más en detalle con los diferentes apartados.

Sony Xperia Z3 Tablet Compact en vídeo

Pero antes de ponernos en faena, una primera tarea: nuestro análisis en vídeo para que veáis con más detalle el dispositivo.

La base de un tablet, la experiencia de un móvil

Con pequeños cambios, Sony ha ido puliendo sus dispositivos generación tras generación. En esta ocasión, con el Z3 Tablet Compact ha decidido dejar de lado el cristal como elemento dominante y lo ha mantenido en la parte frontal. Atrás, nos encontraremos con una tapa de plástico suave.

Nvidia Shield Tablet Samsung Galaxy Tab S 8,4 iPad Mini 3 Xiaomi Mi Pad 7.9 Sony Xperia Tablet Z3 Compact Dell Venue Pro 8 Lenovo Yoga Tablet 2 8
Dimensiones 130 x 220 x 9,1 mm 212,8x125,6x6,6 mm 200x134,7x7,5 mm 202x135,4x8,5 mm 213,4x123,6x6,4 mm 216x130x9 mm 210x149 x7 mm
Peso 390 gramos 298 gramos 331 gramos 389 gramos 270 gramos 360 gramos 394 gramos

¿Un paso atrás en materiales? Sí, pero lo que ganamos al volver a este material son más ventajas que inconvenientes. La sensación sedosa al tacto es muy agradable a lo que hay que sumarle un agarre más firme y que resbala menos cuando lo cogemos con una o dos manos.

Trasera del Xperia Z3 Tablet Compact
La clásica trasera de cristal de los Xperia Z se cambia en este tablet por una de plástico que mejora el agarre y le da más robustez

Que pierda, o no, estéticamente es muy subjetivo pero teniendo en cuenta el historial de problemas que ha tenido Sony con los arañazos que salen a la primera de cambio, tener plástico es todo un acierto. La sensación que transmite en todo momento es la de un terminal pulido y muy bien fabricado.

Eliminar el cristal en la parte de atrás lejos de ser un sacrificio es una decisión muy acertada.

Los 6,4 mm dejan un perfil muy fino que, como en otros modelos, nos deja con algunos elementos que resaltan un poco. El botón de inicio vuelve a ser el eje central y el jack abulta un poco más pero no rompe el factor forma del tablet. A pesar de lo fino y ligero que es, sorprende su robustez.

Xperia Z3 Tablet Compact en agua

Los marcos frontales están bien ajustados y se aprovecha muy bien este espacio. Las compuertas se han pulido y las gomas que las unen parecen más resistentes que en generaciones anteriores. Sony ha dado un salto importante en diseño: mejor fabricación, detalles más cuidados y ofrecer el valor de la resistencia en un dispositivo muy fino y ligero.

Pantalla, alta definición sin complicaciones

Sony este año no ha decidido subirse al carro del WQHD y lejos de querer sacrificar apartados por esa mayor densidad de píxeles, ha ido a una baza segura: Full HD con un IPS LCD que tan buenos resultados le ha dado en los móviles. Pantalla con un gamma equilibrado, blancos bastante precisos y muy luminosa (594 nits).

En la calle sufre un poco en situaciones con mucha luz ambiente pero el rendimiento del panel es muy bueno. La densidad lejos de parecer algo escasa de primeras no termina siendo una tara según pasan los días con el tablet. No necesita recurrir a colores vibrantes para llamar la atención, se ve bien y de forma muy fiel.

Pantalla Xperia Z3 Tablet Compact

En ángulo de visión es casi completo y aunque no sorprende en ningún aspecto es innegable que estamos ante un panel de gran calidad. En interiores el comportamiento es muy bueno y el grosor del cristal frontal no produce muchos reflejos. Quizá la única pega es que el perfil de color es algo frío pero no llega al punto azulado que tienen otros dispositivos.

Por densidad el Samsung Galaxy Tab S le gana pero en ningún momento se echa de menos. Para ver vídeos, jugar y leer la pantalla es muy cómoda y el formato panorámico ayuda en estos dos primeros casos. La respuesta táctil es precisa y, de nuevo, Sony sigue demostrando ir en la buena dirección. Este año la transición a IPS LCD desde TFT le está sentando muy bien.

Una aburrida, pero efectiva, combinación de hardware

Cuando partimos de un Snapdragon 801 y 3GB de RAM resulta insultante cuestionar su rendimiento. ¿Va rápido? Claro que sí, al igual que otros muchos dispositivos con la misma configuración que han pasado por nuestras manos. Sin sorpresas y sin nada que añadir. Vamos con el benchmark.

Sony Xperia Tablet Z3 Compact Samsung Galaxy Tab S 10.5 Lenovo Yoga Tablet 2 Pro Sony Xperia Z2 Tablet
Antutu 43.542 34.582 32.554 33.669
Vellamo Metal 1.554 1.383 1.163 1.202
3DMark 17.637 @ Icestorm Unlimited 17.243 @ Icestorm Unlimited 16.948 @ Icestorm Unlimited 18.312 @ Icestorm Unlimited

Buenos datos donde demuestran que renderizar imágenes Full HD le da un plus de solvencia que no tendría si la GPU tuviera que mover más píxeles. La experiencia es fluida y en ningún momento nos hemos encontrado con problemas o lag al abrir aplicaciones. Sabe aprovechar la potencia del SoC y crear una experiencia a la que no se le puede reprochar nada importante.

En cuanto a la batería, hemos llegado a seis horas con la pantalla encendida en un uso mixto con aplicaciones de todo tipo. Esto se traducía en la realidad en un día completo de uso, en el margen de benchmarks como los de GSMArena. Parte del tiempo con WiFi y otra con 4G gracias a la ranura nano SIM que tiene uno de los dos modelos. Una cantidad aceptable teniendo en cuenta que es un dispositivo móvil pero algo escasa en comparación con algunos modelos parecidos. Aquí el grosor se vuelve en su contra al no permitir más capacidad.

Rendimiento tablet Z3 Sony

Aún así, usar el tablet siempre es satisfactorio y en ningún momento hemos echado nada en falta. La única pega son los 16 GB de partida. Se puede ampliar con microSD de hasta 128 GB pero si vamos a instalar muchas aplicaciones, nos va a tocar hacer malabares por las dificultades que pone Sony para mover contenido a la tarjeta de memoria que le pongamos nosotros.

Sony, es hora de ir actualizando el software

Si comparamos capas de en Android, podemos ver cómo la mayoría de los fabricantes han vivido una evolución bastante importante. Cambios, a mejor o peor, para rediseñar el aspecto de las interfaces y hacerlo más personal y menos genérico. Sony es probablemente quien menos cambios ha sufrido.

Si bien es cierto que ha hecho un esfuerzo por unificar la experiencia estética en todos sus terminales (Playstation, móviles, tablets, televisores…) esas líneas de diseño se empiezan a quedar un poco anticuadas. Es hora de darle una vuelta y aunque no desagrada ya empieza a pedir un cambio.

Xperia Z3 Tablet Compact Software 1

A todo esto hay que sumarle algunos pequeños fallos como una interfaz que no se adapta bien al formato tablet. La barra de notificaciones no aprovecha bien el espacio y queda como una triste lengüeta que podría dar más de sí. La sensación que deja es de ser la interfaz de un móvil en una pantalla más grande.

En las aplicaciones nos encontramos mayormente con servicios asociados a Sony que no terminan de ofrecer mucho valor. Más allá del ecosistema de los japoneses, lo más destacable es un Garmin que nos invita a usar el tablet como GPS. En resumidas cuentas, la aportación que hacen en este apartado es bastante discreta.

Como opción diferencial tienen la conectividad entre Playstation 4 y el tablet para poder usarlo como pantalla. Una buena idea que todavía necesita un poco de trabajo: lag, problemas con la conectividad… No va tan bien como lo hace Nintendo con Wii U y a veces puede ser frustrante pero la idea es realmente buena. Lástima que la señal de vídeo la envíe a 720p y la pantalla sea Full HD.

Esperemos que con la actualización a Android 5.0 Lollipop Sony aproveche para darle una vuelta a este apartado porque aunque no hay grandes carencias, es una oportunidad desaprovechada para ser diferencial y ofrecer algo con más valor.

La cámara en los tablets, sin grandes avances

Sony no ha querido arriesgar metiendo un Exmor RS de 20 megapíxeles que probablemente hubiera comprometido el grosor del tablet. En esta ocasión nos encontramos con un sensor marca de la casa con 8 megapíxeles de resolución que cumple bastante bien en la mayoría de los casos.

Xperia 10

En situaciones de poca luz mete una cantidad de ruido generosa, algo que se acentúa con el procesado de imagen al empastar los colores y generar un pequeño efecto de acuarela en algunos bordes. Podéis ver un ejemplo de ello en la siguiente foto realizada en interiores.

Dsc 0008

El sensor, más allá de la resolución, ofrece un buen rendimiento y aunque no está a la altura de muchos móviles las fotos que toma son buenas. No nos hará dejar de usar el smartphone pero si no tenemos otro dispositivo a mano, nos servirá. Los controles manuales además ayudan a exprimir la cámara.

Como en otros gadgets Sony, nos encontramos con varios modos de disparo para darle un toque diferente a las fotos, desde los clásicos filtros y modos de escena a su combinación con la realidad aumentada. Están ahí y, como el resto del software, no son rompedores ni ofrecen nada realmente diferencial. Lo más destacable es el ya mencionado modo manual.

La opinión y notas de Xataka

Desde aquel tablet con el borde imitando el doblado de una hoja de papel, hemos visto varios modelos que se han ido refinando hasta llegar al que ahora pasa por nuestras manos: una buena mezcla de hardware en un cuerpo fino pero robusto superando ligeramente a la propuesta de Samsung con su Galaxy Tab S.

El único inconveniente lo encontramos en el software. Tanto el propio que pone Sony sobre el dispositivo como el que encontramos en Android no terminan de ser suficiente si comparamos con iOS. Sí, ha avanzado mucho y cada vez hay más aplicaciones pero falta contenido para sacarle todo el provecho que se le presupone a esta combinación de hardware. Eso no quita, por otro lado, que sea uno de los mejores tablets Android que hemos visto en 2014.

8,6

Diseño9
Pantalla 9
Rendimiento8,7
Software8
Autonomía8,5

A favor

  • Diseñado con mucho cuidado y gusto
  • Ligero y muy delgado
  • Pantalla notable y veraz
  • La conectividad con PS4

En contra

  • El compromiso del grosor en la batería
  • Android sigue descuidando al ecosistema tablets
  • 16 GB de capacidad saben a poco

El tablet ha sido cedido para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio