Compartir
Publicidad

Razer Kraken 7.1 USB, análisis

Razer Kraken 7.1 USB, análisis
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando los Razer Kraken 7.1 USB se presentaron en agosto llegaban para suceder al anterior modelo. Modificaban el diseño y ganaban esa característica de sonido 7.1 virtual que tanto llamará la atención a muchos.

Su diseño se basa en negro con ciertos detalles verdes, dos colores que caracterizan a prácticamente cualquier producto Razer. Como su nombre indica Razer Kraken 7.1 USB son cableados (interfaz USB), además de grandes y hermosos. ¿Qué tal funcionarán? Puedes pasar a descubrirlo en nuestro análisis que empieza a continuación.

Instalación y puesta en marcha

Todos los productos Razer requieren del mismo software para su correcto funcionamiento: Synapse 2.0. De él hemos hablado en los análisis de Orbweaver y Ouroboros, por ejemplo, y dado que nosotros ya lo tenemos instalado en nuestro equipo de pruebas simplemente tuvimos que conectar los Kraken 7.1 USB para que, tras unos pocos minutos, el sistema (Windows 8) los reconociese, Synapse 2.0 lo detectase e iniciase la descarga del respectivo paquete dentro del propio programa. Un reinicio y todo debería estar listo.

Razer Synapse 2.0 en Kraken 7.1
Razer Synapse 2.0 en Kraken 7.1

Y así es. Synapse 2.0 te invita a un sencillo proceso de calibración para que ajustes las siete fuentes de sonido disponibles. Recuerdo, 7 canales virtuales con los que los dos auriculares van jugando para emular ese sonido real. Podemos ajustar las siete fuentes de sonido y moverlas para ajustarlas a nuestras exigencias.

Tras ello, poco más. Se pueden activar ciertas funciones que ayudarán a mejorar la calidad del audio, tanto de lo que escuchamos como de lo que emitimos por el micrófono integrado y retráctil, situado en el auricular izquierdo.

Y ya está instalado, configurado y listo para empezar a funcionar.

Funcionamiento. ¿Qué tal es este 7.1 virtual?

Cuando hablamos de auriculares con 7.1 'virtual' nos referimos a que dentro de los auriculares no existen siete pequeños altavoces y un canal de audio para cada uno de ellos. Al contrario, se trata de emulación por software y, de hecho, Razer tiene su propio software para hacer que 'cualquier' auricular estéreo sea 7.1.

Razer Kraken 7.1 USB

Si nos centramos en los Razer Kraken 7.1 USB que hemos probado el software es el mismo que ese Surround que Razer ofrece universalmente, con lo que el valor posible se encuentra en los propios auriculares. Estas son sus características técnicas:

  • Drivers de neodimio de 40 milímetros
  • Rango de frecuencias 20-20.000 Hz.
  • Impedancia de 32 ohmios.
  • Sensibilidad de 112 dB.
  • Potencia de 30 mW.

Para probarlos hemos realizado tres pruebas diferentes según los usos típicos que se le pueden dar a unos auriculares 7.1: música, cine y videjuegos.

Música

No es habitual encontrar música que esté preparada para aprovechar al máximo un juego de auriculares 7.1. Por ello la experiencia con los Kraken 7.1 no es ni buena ni tampoco mala, si no lo habitual de unos auriculares convencionales de gama media. Bajos muy potentes -- algo normal cuando escuchamos música con unos auriculares para jugar -- y ningún tipo de experiencia 'envolvente'.

Está claro que la reproducción de audio no es una de las funciones principales de los Kraken, pero siempre viene bien comentarla por si se le va a dar algún tipo de uso periódico. La calidad es buena, pero no muy diferente de la de otros auriculares.

Cine

Empezamos a meternos en faena cuando hablamos de películas. Para realizar estas pruebas hemos utilizado una serie de ficheros de pruebas con audio específicos para probar el 7.1 y también varias películas con DTS-HD.

El resultado es diferente al de cualquier juego de auriculares estéreo convencionales, aunque no es lo suficientemente bueno para calificarlo de sobresaliente. Es mejor, se nota y la sensación es de una mayor inmersión en el filme que estemos disfrutando, sobre todo si son títulos de acción. Explosiones o disparos que ocurren 'detrás' nuestro ganan potencia y realidad, aunque se nota que no existe un altavoz situado físicamente detrás nuestro. Al fin y al cabo, son unos auriculares y el sonido 7.1 está siendo emulado.

Videojuegos

Entramos en el punto fuerte de los Kraken 7.1 USB al ser Razer una marca íntimamente ligada al mundo gamer. Para realizar esta prueba hemos ejecutado múltiples videojuegos: Hearthstone, Starcraft II, Portal 2, Bioshock Infinite y Battlefield 3. Nuestra experiencia la resumimos a continuación:

  • Hearthstone: un juego de cartas sin ningún tipo de efecto especial, y de hecho ni se puede configurar el modo 7.1. No se nota ninguna diferencia respecto de unos auriculares 2.0 convencionales.
  • Starcraft II: un juego de estrategia en tiempo real con muchos efectos digitales que se agradecen. El sonido 7.1 nos servirá para localizar la procedencia de los ruidos de una forma mucho más rápida.
  • Portal 2: un juego con muchos efectos de todo tipo. El resultado es que el efecto 'envolvente' es muy leve y apenas se nota en la experiencia del juego. Lo que está detrás se oye 'un poco' detrás.
  • Bioshock Infinite: uno de los grandes juegos del año. La acción es trepidante y el uso de los Kraken 7.1 es más notable. Los disparos y las voces se escuchan con mayor naturalidad aunque aún lejos de dar una sensación completamente real.
  • Battlefield 3: pura guerra en la que los pequeños sonidos marcan la diferencia. Si el audio es muy bueno con un par de auriculares normales, con los Kraken 7.1 intensificamos aún más la acción logrando una mayor inmersión en el título. Una vez más estamos lejos de una sensación realista, pero es un paso adelante bastante significativo.

El micrófono

Otra gran característica de estos Kraken 7.1 es el micrófono digital, integrado y retráctil. Su uso está pensado en videojuegos, claro, como prácticamente cualquier producto Razer.

Razer Kraken 7.1 USB

Por ello, la calidad de la recepción de voz será vital. Y he de reconocer que me ha sorprendido muy gratamente tras haber probado varias configuraciones de Synapse 2.0.

La voz es sorprendentemente nítida, independientemente de la cercanía o no del micrófono a nuestra boca. Sorprende el correcto funcionamiento de la normalización de volumen, que permite que aunque elevemos o disminuyamos nuestro tono el otro usuario recibe nuestra voz con el mismo volumen.

Razer Kraken 7.1 USB

El micrófono se extrae tirando de él, y se recoge presionándolo para prácticamente no sobresalir más que la punta, donde se encuentra una luz verde que se ilumina cuando está activado y preparado para recibir voz. Justo en uno de los laterales de la punta se encuentra un botón para activar y desactivarlo.

Razer Kraken 7.1 USB, la opinión de Xataka

Razer Kraken 7.1 USB se plantean como unos auriculares de gama media y, por lo general, perfilados a usuarios 'jugones' o gamers. Son relativamente caros (99 euros) aunque no excesivamente para los que quieran realizar un desembolso buscando una cierta calidad superior a la de muchos otros modelos. Lo más característico es ese 7.1 virtual. Funciona y se nota en muchos videojuegos, sobre todo en aquellos con un ritmo endiablado y gran acción, y especialmente en juegos de tipo fps donde puede ser importante conocer la procedencia de ciertos sonidos. No todos los juegos están preparados para sonido envolvente, y de hecho en muchos ni siquiera es una característica que pueda activarse. Si obviamos ese 7.1 estamos ante un accesorio grande y bastante cómodo. La diadema superior es acolchada, aunque se echa en falta que el hueco de cada auricular no sea un pelín más grande o, tal vez, ovalado en vez de circular. A pesar de ello tampoco se puede decir que sea una molestia, ni mucho menos. La conexión USB de los Kraken 7.1 es muy cómoda y el proceso de instalación es trivial, requiriendo la conexión, instalación del software Synapse 2.0 y muy poco más. Precisamente este programa es otro de sus atractivos, pues es sencillísimo de utilizar y permite una cierta variedad de configuraciones y mejoras para el audio, tanto de salida como de entrada. Seguimos con el micrófono, cuyo comportamiento es excelente y la comodidad de su uso es muy interesante gracias a la posibilidad de 'ocultarlo', pues es retráctil. El sonido grabado es muy nítido y, a través de software, añade ciertas posibilidades adicionales. Por ejemplo la normalización del audio, desde mi punto de vista la más útil y cuyo comportamiento es más efectivo. No podemos terminar este análisis sin dejar claro que Razer Kraken 7.1 USB son unos 7.1 'de mentira', pues al fin y al cabo el sonido es virtual. Esto se nota si lo comparamos con otros 7.1 reales, donde por ejemplo la propia Razer tiene los Tiamat 7.1, significativamente más caros (199 euros) pero también mucho más avanzados en tecnología. Los Kraken son una gama media para darse un pequeño capricho, funcionan muy bien pero no dejan de ser unos auriculares estéreo que aspiran a ser unos 7.1, consiguiéndolo a medias.

A favor

  • El micrófono digital
  • Facilidad, sencillez de uso y posibilidades del software.
  • Calidad del audio, independientemente del 7.1.
  • Muchos graves para juegos

En contra

  • Unos auriculares 7.1 'reales' deberían aportar una experiencia mucho mejor.
  • Son cómodos, pero podrían serlo un poco más con un par de pequeños cambios
  • Conexión USB que los limita a usar en ordenadores

Razer Kraken 7.1 USB han sido cedidos para la prueba por parte de Razer. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Razer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio