Compartir
Publicidad
Huawei Watch GT Active, análisis: el reloj inteligente más deportivo de la familia sigue despuntando por su sorprendente autonomía
Análisis

Huawei Watch GT Active, análisis: el reloj inteligente más deportivo de la familia sigue despuntando por su sorprendente autonomía

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka

El Watch GT original de Huawei pasó por nuestro laboratorio a finales del año pasado y nos gustó. Después de probarlo a fondo durante casi un mes nos convenció, sobre todo, por su autonomía real de casi dos semanas, pero también nos gustó por la forma en que combinaba una estética elegante y una vocación claramente deportiva. Sin embargo, adolecía de algunas carencias relativamente importantes que podían lastrar la experiencia de los usuarios que buscan una interacción profunda entre su smartphone y su reloj inteligente.

Curiosamente, basta sacar de la caja este Watch GT Active para darse cuenta de que Huawei ha resuelto uno de los hándicaps del modelo original: la correa de piel de aquel ha sido reemplazada por una de silicona que encaja mucho mejor con la vocación deportiva que tiene este smartwatch porque lo hace prácticamente inmune al sudor y el agua. Por lo demás, el modelo GT Active a priori ha heredado la mayor parte de las características del GT original, por lo que, al igual que aquel, aspira a ser un «todoterreno» con una autonomía sobresaliente. Veamos si está o no a la altura de las expectativas y si realmente encaja bien en el día a día de una persona que practica deporte con cierta intensidad.

Huawei Watch GT Active: especificaciones técnicas

Este reloj inteligente comparte con el modelo original los dos componentes responsables de que el Watch GT rozase una autonomía máxima en condiciones reales de uso cercana a las dos semanas: su microprocesador y su sistema operativo. El primero de ellos es un chip ARM Cortex M4 que tiene dos unidades de proceso bien diferenciadas. Una de ellas ejecuta los procesos básicos que requiere el sistema operativo y consume muy poco, y la otra es más potente y consume más, pero solo entra en acción cuando es estrictamente necesario con el propósito de dilatar la autonomía tanto como sea posible.

El sistema operativo Lite OS trabaja «codo con codo» con el SoC de este reloj inteligente para estirar al máximo la autonomía, pero para alcanzar este objetivo hace algunas concesiones. La reducida memoria principal de este Watch GT Active (16 MB) y su escaso almacenamiento secundario (128 MB) reflejan con claridad lo ligera que debe ser esta plataforma y los pocos recursos hardware que necesita para correr correctamente, pero también evidencia algo que comprobamos durante nuestro análisis del Watch GT original: su flexibilidad y su rendimiento son inferiores a los que nos ofrecen las últimas ediciones de Wear OS y Tizen. Es el precio a pagar si queremos despreocuparnos durante más días de cargar la batería de nuestro smartwatch.

Huaweiwatchgtesfera

Un componente de todos los relojes inteligentes que tiene un impacto importante en nuestra experiencia es la pantalla, y este Watch GT Active no es una excepción. Apuesta por un panel AMOLED de 1,39 pulgadas con 454 x 454 píxeles de resolución y una densidad de 326 ppp. Esta resolución no está nada mal; de hecho, es superior a la de algunos de sus competidores. Pero, aun así, tiene que demostrarnos cómo se porta en condiciones de luminosidad ambiental exigentes, que es el escenario de uso en el que muchos smartwatches fracasan estrepitosamente.

Por otro lado, en lo que concierne a la lógica de geoposicionamiento no solo es compatible con las redes GPS y GLONASS; también es capaz de acceder a Galileo, que es el programa europeo de posicionamiento mediante satélites. Un punto a su favor. Y si nos ceñimos a los sensores que incorpora lo cierto es que está bien dotado porque tiene acelerómetro, giroscopio, magnetómetro, sensor de medición de luminosidad ambiental, barómetro, y, por último, un sensor óptico de medición del ritmo cardiaco que no puede faltar en un reloj inteligente con una ambición deportiva tan marcada.

El microprocesador y el sistema operativo de este reloj inteligente trabajan «codo con codo» con el propósito de dilatar la autonomía tanto como sea posible, aunque hacen algunas concesiones por el camino

Otro detalle importante que no debemos pasar por alto es la resistencia al agua de la caja de este reloj. Huawei ha confirmado que es capaz de soportar una presión máxima de 5 atmósferas, por lo que no solo podemos ducharnos y nadar con él, sino también bucear a una profundidad máxima de 40 metros. Cada diez metros de profundidad se incrementa la presión hidrostática en una atmósfera, por lo que a la presión de una atmósfera a la que estamos sometidos al nivel del mar debido al peso del aire que tenemos encima tenemos que sumar las cuatro atmósferas adicionales que tendríamos que soportar si buceamos a una profundidad de cuarenta metros. Honestamente, las cinco atmósferas que indica Huawei me parecen ambiciosas, pero no he podido comprobar si el sellado de la caja de este smartwatch realmente es capaz de soportar esta presión.

HUAWEI WATCH GT ACTIVE Características
PANTALLA AMOLED táctil de 1,39 pulgadas (454 x 454 puntos)
MICROPROCESADOR ARM Cortex M4 con dos MPU (una de ellas de bajo consumo)
MEMORIA PRINCIPAL 16 MB
ALMACENAMIENTO SECUNDARIO 128 MB
CONECTIVIDAD INALÁMBRICA Bluetooth 4.2, BLE
SISTEMA OPERATIVO Lite OS
GEOPOSICIONAMIENTO Sí, mediante GPS, GLONASS y Galileo
SENSORES Acelerómetro, giroscopio, magnetómetro, sensor óptico para medición del ritmo cardiaco, medición de luz ambiental y barómetro
BOTONES Encendido y función
RESISTENCIA AL AGUA Hasta 5 atmósferas
REQUISITOS Smartphones con Android 4.4 o superior, o iOS 9.0 o posterior
BATERÍA 420 mAh
PUERTO DE CARGA Base magnética de carga
ESFERA 46 milímetros
COLORES Naranja y verde oscuro
RANGO DE COBERTURA DE MUÑECA De 14 a 21 cm
PESO 46 g
PRECIO 171,95 euros

Su diseño sigue siendo refinado, pero su correa ahora sí es ideal para hacer deporte

En las fotografías que ilustran este análisis podéis ver que el diseño de la caja de este reloj es elegante y refinado. Este componente está fabricado en cerámica, acero y plástico, y su mecanizado es impecable, así que hasta aquí no tengo nada que objetar. Acertadamente Huawei solo ha utilizado plástico, que es el material más delicado de los tres, en la base de la caja, que es la parte que queda en contacto con nuestra muñeca, y que, por tanto, no permanece expuesta y es poco propensa a recibir golpes. De hecho, los dos diodos y los dos receptores que se responsabilizan de contabilizar nuestro pulso están incrustados en esta base de policarbonato.

Como os anticipé unos párrafos más arriba la correa no es de piel como en el Watch GT original. Huawei la ha reemplazado por una correa de silicona que soporta mucho mejor que la de piel tanto el sudor como el agua. Además, podemos lavarla con agua y jabón de manos sin contemplaciones siempre que queramos retirar la suciedad y la grasilla que segrega nuestra piel. No cabe duda de que la correa del Watch GT original es elegante y encaja mejor que esta correa de silicona, que es bastante llamativa, en un ambiente serio, pero para practicar deporte es preferible la nueva correa de silicona. Un apunte curioso: Huawei comercializa este reloj con dos correas de diferente color (naranja-rojizo y verde oscuro).

Huaweiwatchgtcaja

Para interactuar con el reloj podemos utilizar tanto la pantalla táctil como los dos botones de interacción que podéis ver en las fotografías. A diferencia de otros smartwatches, como el Galaxy Watch de Samsung, no recurre a una corona giratoria, algo que personalmente prefiero porque es un elemento que a largo plazo puede ser propenso a sufrir desgaste mecánico. La sensibilidad de la pantalla AMOLED al toque es similar a la que nos ofrece cualquier smartphone actual, por lo que esta forma de interacción es ágil y no plantea ningún problema.

Por otro lado, este reloj tiene preinstaladas quince esferas con diferente diseño que pretenden cubrir un abanico de opciones estéticas amplio. Las hay elegantes, con espíritu deportivo, futuristas, festivas... Pero si ninguna de ellas encaja con nuestros gustos podemos instalar algunas más con diseños diferentes desde la app Huawei Salud, que es la que previamente tendremos que instalar en nuestro teléfono móvil para que pueda comunicarse con el reloj. Esta app está disponible tanto para Android como iOS.

Huaweiwatchgtcorrea

Basta indagar unos minutos en el sistema operativo de este smartwatch para darse cuenta de que buena parte de sus funciones están asociadas de forma directa a la actividad deportiva y la salud. De hecho, el botón inferior sirve exclusivamente para acceder a los planes de entrenamiento deportivo de los que hablaremos con más profundidad en la siguiente sección del análisis. Pero si dejamos estas prestaciones a un lado este reloj está sensiblemente más limitado que otros smartwatches tanto de la propia Huawei como de sus competidores.

Buena parte de las funciones de este reloj inteligente están asociadas a la actividad deportiva y la salud

A diferencia de otras opciones, como, por ejemplo, el modelo Watch 2 de la propia Huawei, este Watch GT Active carece de conectividad WiFi y NFC, con todo lo que esto conlleva. Tampoco tiene una ranura para tarjetas nano-SIM, por lo que la conectividad LTE queda descartada. Y el margen de interacción que pone a nuestro alcance cuando recibimos una notificación desde cualquiera de las apps que tenemos instaladas en nuestro teléfono móvil es reducido. De hecho, desde el reloj podemos leer las notificaciones de las apps que tengamos habilitadas, pero no podemos llevar a cabo ninguna otra acción. No podemos responder los mensajes de WhatsApp o Telegram. Ni recibir llamadas en el reloj. Y tampoco realizarlas, aunque sí podemos colgar.

Además, como su sistema operativo no es Wear OS no tenemos acceso a la tienda de aplicaciones de Google. En esencia este smartwatch nos pide que nos conformemos con las herramientas que incorpora, por lo que sus funcionalidades están claramente acotadas. Dadas las circunstancias lo más razonable es considerarlo una extensión de nuestro teléfono móvil, al que complementa y al que necesita para rendir al máximo, y no como un dispositivo autónomo. Los usuarios que necesitan un reloj inteligente que les ofrezca un margen de actuación más amplio tienen otras opciones más atractivas a su disposición, pero para aquellos que buscan un dispositivo pensado sobre todo para hacer deporte con él y que actúe como una extensión de su móvil, este reloj inteligente tiene sentido.

Huaweiwatchgtsensores

Estas son las herramientas que podemos usar para mejorar nuestros entrenamientos

El escenario de uso en el que este reloj inteligente se siente realmente cómodo se sostiene sobre la planificación de programas de entrenamiento y la cuantificación de nuestra actividad física. Podemos acceder a las rutinas de entrenamiento que nos propone Huawei tanto desde la app Huawei Salud como desde el propio smartwatch. En este último dispositivo solo tenemos que pulsar el botón inferior de la caja del reloj para desplegar un listado bastante amplio de programas de entrenamiento, como correr al aire libre, correr en interiores, caminar, paseo, usar bicicleta fija, nadar en exteriores, etc.

Todos estos programas ya estaban disponibles en el Watch GT original, pero hay uno que ha sido puesto a punto por la marca china específicamente para este reloj inteligente, y también para la versión Elegant: el modo Triatlón. Este programa, como podemos intuir, contempla las tres disciplinas deportivas que forman parte de este deporte olímpico: la natación, el ciclismo y la carrera a pie. Y también tiene en cuenta las transiciones entre una disciplina y otra. Para valorar la calidad que tienen estos planes de entrenamiento pedí ayuda a un familiar cercano que tiene formación específica en actividades físicas y deportivas, y me aseguró que aunque se trata de ejercicios genéricos las rutinas que nos propone Huawei están bien planteadas y son más que suficientes para ayudar a cualquier persona a ponerse en forma y combatir la vida sedentaria.

Huaweiwatchgttrainer

Una de las características más interesantes de este reloj inteligente es su sensor de medición del ritmo cardiaco, un componente muy importante en un dispositivo con una vocación deportiva tan marcada como la de este smartwatch. Para implementarlo Huawei ha puesto a punto la tecnología TruSeen 3.0, que pretende reducir la distancia que separa a la medición que llevan a cabo los pulsómetros de cinta para el pecho, que suelen ser más precisos, de los pulsómetros de muñeca, tradicionalmente más imprecisos.

Hemos comparado el algoritmo de medición del ritmo cardiaco de Huawei con un tensiómetro electrónico OMRON y sí, este reloj es bastante preciso

Al igual que el Watch GT original este Watch GT Active incorpora un sensor de medición de la frecuencia cardiaca que recurre a dos emisores LED y otros dos sensores de lectura que, según la marca china, consiguen leer nuestro pulso con mucha precisión. Los datos recogidos por los receptores son procesados en tiempo real por un algoritmo de inteligencia artificial que aspira a contabilizar nuestra frecuencia cardiaca con precisión. Todo esto suena muy bien, pero mi obligación era comprobar si realmente la tecnología de Huawei es tan precisa como asegura esta marca, así que hice lo mismo que puse en práctica en mi análisis del Watch GT original: comparé la medida del reloj inteligente con la de un monitor de presión arterial electrónico de la marca OMRON.

Este tensiómetro no es un dispositivo profesional de lectura de la frecuencia cardiaca, pero se le presupone una precisión más alta que la que nos ofrecen soluciones a priori más rudimentarias, como son las bandas para el pecho o los pulsómetros de muñeca. Y sí, este reloj inteligente salió bien parado de esta prueba porque entre el 80 y el 85% del tiempo las lecturas del reloj y el tensiómetro estaban alineadas, y durante el 15 al 20% restante la diferencia oscilaba en el rango de 2 a 5 pulsaciones, que es una variación asumible. Este resultado es prácticamente idéntico al que obtuve hace unos meses cuando probé el Watch GT original, así que definitivamente podemos aceptar que el medidor de la frecuencia cardiaca de este smartwatch es razonablemente preciso.

Capturasapp1

Si una vez que hemos terminado nuestro entrenamiento queremos conocer con todo lujo de detalles las estadísticas que reflejan nuestro rendimiento y nuestra evolución solo tenemos que dirigirnos a la sección 'Registros de ejercicio' del reloj inteligente. Aquí podremos averiguar cuántas calorías hemos quemado, cuál ha sido nuestro ritmo promedio, a qué altura hemos evolucionado, cómo ha progresado nuestra frecuencia cardiaca, cuánto tiempo hemos invertido en los intervalos aeróbico y anaeróbico, etc. Y si aún queremos conocer las estadísticas con más precisión podemos recurrir a la app Huawei Salud de nuestro móvil, que recopila toda esta información bajo la forma de unos gráficos muy intuitivos y mucho más vistosos que los que nos ofrece el reloj.

Al igual que otros dispositivos cuantificadores, este reloj inteligente también incorpora un monitor de sueño que contabiliza el tiempo que invertimos en el descanso y registra nuestra frecuencia cardiaca para ofrecernos consejos que, en teoría, pueden ayudarnos a tener un sueño más reparador y saludable. Según Huawei el algoritmo que han desarrollado utiliza los datos recogidos por los sensores del reloj para identificar las características de nuestro sueño y ofrecernos consejos personalizados. Al parecer la compañía china ha desarrollado esta tecnología con la colaboración de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard. Suena bien, por lo que quizá estos consejos puedan resultar útiles a las personas que sufren algún tipo de trastorno del sueño.

Antes de concluir esta sección del análisis, que es esencialmente «experiencial», merece la pena que nos detengamos un momento para evaluar cómo se porta la pantalla AMOLED de este reloj inteligente en exteriores con abundante luminosidad ambiental. La capacidad de entrega de brillo que tiene su pantalla no está nada mal, y generalmente rinde bien, pero cuando la luz ambiental es muy abundante e incide directamente sobre ella su rendimiento se resiente. Los reflejos no son un problema porque el filtro óptico que ha puesto a punto Huawei para evitarlos cumple su función con bastante eficacia, pero su capacidad de entrega de brillo se queda en algunas ocasiones algo corta. De hecho, durante mis pruebas en dos días muy soleados tuve que proyectar mi propia sombra sobre el reloj para poder leer la información que mostraba la pantalla. Esto no sucede con frecuencia, pero a los usuarios nos viene bien tenerlo en cuenta.

Capturasapp2

Su autonomía sigue siendo una baza muy potente a su favor

Para poner a prueba la autonomía de este reloj inteligente dejé activada la monitorización de la frecuencia cardiaca constantemente, las notificaciones de las apps que utilizo frecuentemente en mi smartphone y también practiqué una carrera de 30 minutos al aire libre tres veces a la semana. Ni siquiera lo apagué por las noches, aunque solo me lo dejé puesto dos de ellas para activar el monitor de sueño. En este escenario de uso la batería se agotó completamente cuando transcurrieron doce días completos, una marca que no está pero que nada mal y que supera con mucha claridad la autonomía de otros smartwatches que, eso sí, ponen en nuestras manos una capacidad de interacción con nuestro teléfono móvil mayor.

Es muy probable que los usuarios que llevan a cabo una actividad física más intensa y frecuente que la mía no disfruten de estos doce días de autonomía, pero me extrañaría que incluso en un escenario de uso exigente la batería dure menos de una semana. Y, de ser así, sigue siendo una buena marca. Además, para cargar la batería de 0 al 100% este reloj invierte aproximadamente una hora y media, otra marca que también es atractiva. No obstante, al igual que cualquier otro dispositivo que utiliza una batería de iones de litio, lo aconsejable si queremos maximizar su vida útil es mantenerla, en la medida de lo posible, con un nivel de carga que oscile entre el 40% y el 80%.

Huaweiwatchgtcarga En esta fotografía este reloj inteligente está colocado sobre la base de carga magnética que debemos conectar al puerto USB de nuestro ordenador.

Huawei Watch GT Active: la opinión y nota de Xataka

Este no es un reloj inteligente para todo el mundo. Como hemos visto a lo largo del análisis probablemente no resolverá bien las necesidades de los usuarios que necesitan una capacidad de interacción con su smartphone profunda. O, incluso, cierto grado de independencia de su móvil. Tampoco destaca por su conectividad debido a que no tiene ni WiFi ni NFC ni una ranura para tarjetas nano-SIM. Sin embargo, encajará bien en el día a día de aquellos usuarios para los que estas funciones no son determinantes y buscan un smartwatch con una vocación claramente deportiva que les ofrezca una autonomía considerable.

Este reloj inteligente también es una alternativa interesante a las propuestas de marcas como Garmin o Polar

Los doce días de autonomía que ha alcanzado durante nuestras pruebas con un programa de entrenamiento moderado le permiten aventajar en este terreno con una contundencia atronadora a la mayor parte de los smartwatches deportivos del mercado. Y es que las 48 horas de autonomía media que nos ofrece, por ejemplo, el Galaxy Watch Active de Samsung, que ha pasado por nuestro laboratorio hace solo unos días, palidecen frente al registro de este Watch GT Active de Huawei.

Otra característica peculiar de este reloj inteligente que puede atraer a algunos usuarios es el estilizado diseño de su caja. Si elegimos una esfera convencional lo único que delatará su vocación deportiva es la correa, y podría pasar perfectamente por un smartwatch de propósito general más que podemos llevar puesto todo el día. La correa de silicona naranja es bastante llamativa, pero la de color verde oscuro es más discreta y posiblemente encajará mejor en el día a día de los usuarios que quieren utilizarlo como un smartwatch «todoterreno».

Es evidente que esta propuesta no es perfecta. Sus carencias provocarán que muchos usuarios la descarten, pero sus virtudes no la colocan solo como una alternativa interesante a los otros relojes inteligentes deportivos que podemos encontrar en el mercado, sino también a los relojes estrictamente deportivos con pulsómetro de muñeca de marcas como Garmin o Polar. El abanico de opciones que tenemos a nuestro alcance los usuarios aficionados al deporte es cada vez mayor. Además, algunas de ellas nos proponen escenarios de uso muy interesantes. Y esta es siempre una buena noticia.

8,3

Diseño8,75
Pantalla9
Software7,25
Autonomía9,5
Interfaz7

A favor

  • Su autonomía es fantástica
  • La calidad de su pantalla AMOLED es alta
  • Su diseño y su acabado están cuidados
  • Su sensor de medición de la frecuencia cardiaca es razonablemente preciso

En contra

  • Carece de WiFi, NFC y LTE
  • Nos ofrece un margen de interacción reducido cuando recibimos una notificación o una llamada
  • Lite OS de momento no nos ofrece la posibilidad de instalar apps adicionales
  • Su respuesta a la interacción del usuario es más lenta que la de otros smartwatches con un SoC más potente

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Huawei. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

HUAWEI Watch GT Active Smartwatch (3,53 cm (1,39 Pulgadas) Pantalla táctil AMOLED, GPS, rastreador de Fitness, medición de frecuencia cardíaca, Resistente al Agua 5 ATM)

HUAWEI Watch GT Active Smartwatch (3,53 cm (1,39 Pulgadas) Pantalla táctil AMOLED, GPS, rastreador de Fitness, medición de frecuencia cardíaca, Resistente al Agua 5 ATM)

Más información | Huawei

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio