Publicidad

Bang & Olufsen Beosound Level, análisis: suena de lujo, pero lo sorprendente es cómo combate la obsolescencia tecnológica
Análisis

Bang & Olufsen Beosound Level, análisis: suena de lujo, pero lo sorprendente es cómo combate la obsolescencia tecnológica

La primera toma de contacto con este altavoz inteligente resulta desconcertante. Positivamente desconcertante. Su diseño tan original y radicalmente diferente al de cualquier otro altavoz portátil encaja en la corriente estética a la que nos tiene acostumbrados Bang & Olufsen. Este derroche de personalidad encandilará a algunos usuarios y espantará a otros, pero no cabe duda de que la marca danesa lo sabe y ha optado por diferenciarse a través del diseño incluso aunque esta estrategia les obligue a renunciar a algunos clientes potenciales.

Una vez superado el impacto inicial que conlleva su apuesta estética llega la segunda catarsis. Y esta vez el responsable es su sonido. Este Beosound Level no es solo una cara más o menos bonita, dependiendo de las preferencias estéticas de quien la mira; en su interior hay mucha tecnología. Tanta como para no dejar ninguna duda de que estamos ante un producto con una vocación audiófila muy clara.

Además, está ideado para soportar el paso del tiempo y combatir la obsolescencia tecnológica, una ambición que sin duda los usuarios agradeceríamos que estuviese presente en muchas más soluciones, especialmente si tienen un precio tan elevado como el de este altavoz. En cualquier caso, hasta ahora solo hemos arañado la superficie. Este es uno de esos productos que no dejan indiferente a quien tiene la oportunidad de catarlos. Así se las gasta la última propuesta de Bang & Olufsen.

Bang & Olufsen Beosound Level: especificaciones técnicas

Antes de seguir adelante nos interesa afianzar bien qué tipo de altavoz es este. B&O lo ha diseñado para que resulte convincente como altavoz portátil e inteligente con una vocación estrictamente doméstica. De poner la inteligencia se encarga el asistente de voz de Google, y su portabilidad se ampara en unas dimensiones relativamente comedidas (mide 34,8 x 23 x 5,6 cm) y en un peso abordable siempre que, eso sí, no sea necesario transportarlo muy lejos (pesa 3,3 kg). Lo que nos propone B&O, en definitiva, es que podamos llevárnoslo de una habitación a otra de nuestra casa con comodidad.

Este dispositivo es un altavoz portátil e inteligente con una vocación estrictamente doméstica. Implementa el grado de protección IP54

Una característica interesante de este altavoz portátil consiste en que implementa el grado de protección IP54, lo que lo hace resistente al polvo y las salpicaduras de agua. Esta prestación nos permite utilizarlo con relativa tranquilidad, además de en el interior de nuestra casa, en aquellas zonas en las que puede verse expuesto a estos agentes externos, como la terraza o el jardín. Además, la autonomía máxima que anuncia B&O asciende a 16 horas, una cifra que, si es realista, no está nada mal. Más adelante comprobaremos cuánto dura la batería en un escenario de uso real.

Beosoundlevelarquitectura

La dotación de transductores instalada por los ingenieros de B&O en esta caja acústica es generosa. De hecho, incorpora dos tweeters de cúpula blanda excitados por un amplificador que trabaja en clase D y tiene una entrega de potencia de 15 vatios; un altavoz de rango completo de 2 pulgadas excitado por un amplificador de 30 vatios, y, por último, dos altavoces de graves de 4 pulgadas atacados por otros tantos amplificadores de 30 vatios.

La dotación de transductores de esta caja acústica no está nada mal. Tiene dos ‘tweeters’, un altavoz de rango completo y dos altavoces de graves

La respuesta en frecuencia que anuncia el fabricante se extiende entre 39 Hz y 23 kHz, pero bajar hasta rozar esos 39 Hz utilizando dos transductores de 4 pulgadas no es en absoluto pan comido. En la sección del artículo en la que indagaremos en la calidad de sonido de este altavoz comprobaremos si su extremo grave está realmente a la altura de esta cifra. Un último apunte interesante: cada transductor tiene su propio recinto cerrado con el propósito de que la transferencia de energía acústica entre ellos sea mínima.

ESPECIFICACIONES
TIPO DE DISPOSITIVO Altavoz inteligente portátil con batería para espacios domésticos
DOTACIÓN DE TRANSDUCTORES 2 tweeters de cúpula blanda de 0,8 pulgadas (1 amplificador en clase D de 15 vatios)
1 altavoz de rango completo de 2 pulgadas (1 amplificador en clase D de 30 vatios)
2 altavoces de graves de 4 pulgadas (2 amplificadores en clase D de 30 vatios)
RECINTO Cada altavoz tiene su propio recinto cerrado
RESPUESTA EN FRECUENCIA 39 Hz a 23 kHz
CPU ARM Cortex-A53 de 4 núcleos con una frecuencia de reloj máxima de 1,8 GHz
RAM 1 GB LPDDR4
ALMACENAMIENTO SECUNDARIO 8 GB eMMC
MICRÓFONOS
CONECTIVIDAD 1 x Ethernet 10/100 Mbps, 1 x combo entrada de línea/óptica y conector de carga USB-C
CONECTIVIDAD INALÁMBRICA Wi-Fi 802.11ac y Bluetooth 5.0
SENSORES Proximidad y luz ambiental
COMPENSACIÓN PARA ACÚSTICA DE SALAS Sí (activa)
FUENTES AirPlay 2, Chromecast, TuneIn vía Google Assistant, Bluetooth, entrada de línea/óptica y radio de Bang & Olufsen
ASISTENTE DE VOZ Google Assistant
MULTIROOM Apple AirPlay 2
Chromecast Multiroom
BATERÍA Iones de litio (extraíble). 8 celdas. 6000 mAh. Hasta 16 horas de reproducción
GRADO DE PROTECCIÓN IP IP54
CONSUMO MEDIO 100 vatios
DIMENSIONES 34,8 x 23 x 5,6 cm
PESO 3,3 kg
PRECIO Desde 1249 euros
Altavoz portátil inalámbrico Bang & Olufsen Beosound Level con Google Assistant

Altavoz portátil inalámbrico Bang & Olufsen Beosound Level con Google Assistant

Su diseño polarizará opiniones, pero su acabado es objetivamente impecable

En las fotografías que ilustran este análisis podéis ver lo que os he adelantado en las primeras líneas de este texto: el diseño de este producto es muy peculiar. Probablemente encantará a algunos usuarios por su originalidad, pero también es posible que a otros su apuesta estética no les convenza lo más mínimo. Es lo que suele suceder con los productos de Bang & Olufsen, y este dispositivo no se va a desmarcar de esta tendencia.

En lo que se refiere al diseño todas las opiniones son válidas e igualmente respetables, pero el acabado de un producto, a diferencia de la componente estética, soporta un análisis objetivo. Y el de este dispositivo es sobresaliente. El recinto que contiene la electrónica y da soporte a los altavoces está fabricado en un polímero sintético de alta densidad que tiene la responsabilidad de atenuar las microvibraciones provocadas por el desplazamiento del diafragma de los altavoces. Y el marco que circunda el recinto es de aluminio anodizado y está impecablemente mecanizado.

Beosoundleveldiseno

En la siguiente fotografía podemos ver el asa que nos permite sostener con firmeza esta caja acústica portátil para llevárnosla de una habitación a otra. Sobre el perfil de aluminio residen varios botones táctiles que nos permiten manipular el volumen, actuar sobre la reproducción y activar un preajuste que previamente habremos definido. Estos preajustes nos permiten, por ejemplo, iniciar la reproducción desde una fuente de sonido concreta tocando un botón táctil y sin necesidad de recurrir a ninguna app.

Además, B&O no ha pasado por alto un componente que por razones de privacidad debe estar presente en todos los altavoces inteligentes: un interruptor que nos permita desactivar los micrófonos del dispositivo para evitar que continúe registrando nuestra voz. Este Beosound Level lo tiene (podéis verlo junto al pulsador de encendido y apagado de la caja acústica).

Beosoundlevelasa

Un altavoz versátil y decidido a combatir la obsolescencia tecnológica

En las fotografías que ilustran este artículo podéis ver que la caja acústica de B&O aparece en posición vertical, pero también colocada en horizontal sobre una mesa. Y es algo intencionado debido a que este dispositivo ha sido diseñado para poder ser utilizado de ambas formas. De hecho, tiene un sensor que le permite identificar de forma dinámica cómo lo hemos colocado con el propósito de que el procesador de señales digitales (DSP) que incorpora lleve a cabo los ajustes necesarios para sacar el máximo partido a su arquitectura acústica.

El DSP identifica cómo hemos colocado la caja acústica con el propósito de introducir los ajustes necesarios para optimizar su rendimiento

Si lo colocamos en vertical, que es como aparece en la siguiente fotografía, nos ofrece la imagen estereofónica más precisa. Eso sí, la directividad del sonido es mayor, por lo que para disfrutar la imagen sonora en toda su plenitud lo ideal es que nos coloquemos en el punto dulce, justo enfrente de la caja acústica. Sin embargo, si lo colocamos en horizontal perdemos la imagen estereofónica precisa que conseguimos en vertical, pero el sonido se propaga en todas direcciones, por lo que puede ser disfrutado por igual por cualquier persona que se encuentre en la habitación sin que importe apenas en qué lugar se ha colocado.

Una tercera opción que también ha sido contemplada por B&O consiste en colocarlo directamente sobre una pared, aunque en esta disposición los altavoces quedan colocados en posición vertical. Cuando el sensor identifica esta orientación el chip DSP introduce los ajustes pertinentes para que la recreación de la escena sonora sea tan precisa como la que nos ofrece esta caja acústica cuando la colocamos en vertical sobre una mesa o una estantería. Un pequeño apunte: es importante que la superficie sobre la que colocamos este dispositivo no vibre. Si lo hace generará su propio sonido y podría enmascarar una parte de la información sonora que emiten los altavoces. Una mesa gruesa y pesada es siempre mejor opción que otra fina y ligera.

Beosoundlevelcontroltactil

Y, por fin, llegamos a la que sin duda es una de las características más interesantes de esta propuesta: su concepción modular. A diferencia de la mayor parte de los altavoces inteligentes que podemos encontrar en las tiendas, este Beosound Level ha sido ideado para que en el futuro podamos cambiar la mayor parte de sus componentes sin dificultad.

Buena parte del hardware de este dispositivo se podrá actualizar. Así se combate la obsolescencia tecnológica

Es posible cambiar la batería cuando se degrade, los altavoces y la rejilla protectora, pero también, y esto es lo más sorprendente, el módulo de hardware que contiene la placa de circuito impreso en la que residen la CPU, la memoria y las controladoras que se responsabilizan de la conectividad inalámbrica Wi-Fi y Bluetooth.

No cabe duda de que esta es una estrategia muy atractiva que persigue, por un lado, facilitar la reparación del dispositivo, y, por otro, garantizar al usuario que cuando lleguen nuevas tecnologías de conectividad o sea necesario incrementar la capacidad de procesamiento del SoC podrá renovar su caja acústica, protegiendo así su inversión inicial. Es una forma ingeniosa de combatir la obsolescencia tecnológica, y se agradece que un dispositivo tan caro como este nos la proponga.

Beosoundlevelpuertocarga

Instalar esta caja acústica es pan comido. Desde la app ‘Bang & Olufsen’, que está disponible tanto para Android como para iOS, podemos conectarla a nuestra red inalámbrica. Y, después, desde la app ‘Home’ de Google podemos configurarla exactamente igual que cualquier otro dispositivo con Google Assistant. A partir de ahí se comportará como un altavoz inteligente más.

Esta caja acústica tiene un módulo Chromecast y es compatible con AirPlay 2

Podemos pedirle que nos ponga música desde servicios como Spotify o YouTube Music; programar alarmas; crear listas; escuchar la radio desde TuneIn, y, en definitiva, cualquier otra opción al alcance de los demás altavoces inteligentes. No obstante, esta caja acústica nos entrega lo mejor de sí misma cuando la utilizamos para escuchar música. De hecho, como hemos visto, buena parte de la tecnología que incorpora persigue potenciar su vocación audiófila.

Las fuentes de sonido que podemos utilizar son muy variadas. La caja acústica incorpora un módulo Chromecast y es compatible con AirPlay 2, por lo que podemos enviarle sonido desde un abanico muy amplio de dispositivos. Además tiene conectividad Bluetooth y un conector que actúa como entrada de línea y entrada digital óptica, por lo que también podemos conectarle fuentes de audio utilizando un cable.

Beosoundleveltransformador

Dos apuntes más antes de que indaguemos en la calidad de sonido de este dispositivo. El control del volumen que nos propone la interfaz táctil no es muy preciso, por lo que si queremos actuar sobre él con la máxima precisión posible es preferible recurrir a la app ‘Bang & Olufsen’ que habremos instalado previamente en nuestro smartphone. Por último, el conector de carga que podéis ver encima de estas líneas es magnético, por lo que podemos quitarlo y ponerlo con mucha comodidad.

Su sonido sorprende, y su extremo grave… impacta

Ya hemos revisado la mayor parte de las innovaciones tecnológicas que incorpora este dispositivo, pero aún nos queda reparar en una de ellas. Y es de las más importantes debido a que tiene un impacto profundo sobre su sonido: incorpora un algoritmo de corrección de la acústica de la sala. Su propósito es utilizar los micrófonos de la caja acústica para identificar la presencia de ondas estacionarias o de la proximidad de las paredes y actuar sobre el sonido para mitigar su efecto potencialmente perjudicial tanto como sea posible.

Aquí tenéis algunos de los cortes musicales que he utilizado para analizar este dispositivo. La selección es ecléctica porque nos interesa que estén representados géneros musicales muy diversos. Eso sí, todos los temas están impecablemente grabados, por lo que son idóneos para revelar las cualidades y las carencias de las cajas acústicas. Aquí tenéis los más representativos:

  • ‘Stir it up’, de Bob Marley
  • ‘You make me feel like a natural woman’, de Susan Wong
  • ‘Redbud tree’, de Mark Knopfler
  • ‘Autumn in Seattle’, de Tsuyoshi Yamamoto Trio
  • ‘Spanish Harlem’, de Rebecca Pidgeon
  • ‘You’ve got a friend’, de Susan Wong
  • ‘Wasted time’, de Eagles
  • ‘Vivaldi - Flute concerto in D’, Chesky Records
  • ‘Stimela’, de Hugh Masekela
  • ‘Lush life’, de Billy Strayhorn
  • ‘Afro blue’, de Mongo Santamaria
  • ‘April in Paris’, de Duke/Harburg
  • ‘No sanctuary here’, de Chris Jones
  • ‘Under the boardwalk’, de Mighty Echoes

¿El resultado? Sorprendente. Apostaría que la respuesta en frecuencia que anuncia B&O es similar a la que he obtenido en mi sala. La capacidad de dispersión de los tweeters con cúpula blanda es muy amplia y su nivel de detalle rivaliza con el que nos proponen los altavoces de agudos de cúpula de seda de muchas cajas para aplicaciones de alta fidelidad. Además, las voces son carnosas y ricas en matices, lo que demuestra que el altavoz de rango completo rinde a muy buen nivel.

Interfazfinalapp

Y llegamos al que sin duda es uno de los puntos fuertes de esta caja acústica: su capacidad de reproducción del extremo grave. No tiene el nivel de detalle que nos proponen los transductores de medios y agudos (el álbum ‘SuperBass’ de Ray Brown es perfecto para poner a prueba la resolución de los altavoces de graves), pero su pegada es monumental. Me ha sorprendido positivamente que los dos altavoces de graves de 4 pulgadas consigan resolver las bajas frecuencias con el arrojo con el que lo hacen.

Unos párrafos más arriba os prometí que indagaríamos en la autonomía que nos ofrece este dispositivo en un escenario de uso real, así que vamos con ello. Con un nivel de presión sonora que oscila entre 78 y 82 dB, que es más que suficiente para llenar de sonido un salón de 20 metros cuadrados como el mío, la batería duró exactamente 12 horas y 37 minutos. Con un volumen más bajo probablemente la autonomía hubiese rozado las 16 horas que anuncia B&O, pero, en cualquier caso, me parece un cifra muy respetable.

Bang & Olufsen Beosound Level: la opinión de Xataka

Los productos de este fabricante no aspiran a ser populares. Ni por su precio, ni por su diseño. Y este dispositivo respeta a pies juntillas esta estrategia. Dejando a un lado su diseño, cuya valoración es profundamente subjetiva, sus bazas más sólidas son su sobresaliente calidad de sonido, su impecable acabado, y, cómo no, también la forma en que combate la obsolescencia tecnológica prometiéndonos que podremos reemplazar en el futuro los altavoces, la batería y el módulo de procesamiento y conectividad inalámbrica.

Sus mejores bazas son su sonido, su acabado y su estrategia para combatir la obsolescencia tecnológica

Desde un punto de vista estrictamente técnico los ingenieros de B&O han dejado pocos eslabones sueltos. Su control de volumen a través de la interfaz táctil podría, y debería, ser un poco más preciso. Además, la imagen estereofónica tiene una amplitud limitada debido a la inevitable proximidad de los altavoces, un talón de Aquiles que comparte con todas las cajas acústicas compactas. Pero estas pequeñas carencias se le pueden perdonar porque tienen un impacto leve en la experiencia del usuario, y, sobre todo, porque todo lo demás lo resuelve muy bien.

En mi opinión el principal hándicap de este producto es su precio. Y es que aunque te guste su diseño, te atraiga la posibilidad de controlarlo a través de Google Assistant, y, sobre todo, te convenza su sonido, cabe la posibilidad de que los 1249 euros que cuesta representen una inversión excesiva en un dispositivo de este tipo. B&O sigue apostando por el mercado del lujo, y esta estrategia, desafortunadamente, coloca muchos de sus productos fuera del alcance de la mayor parte de los usuarios. Y es una lástima porque este Beosound Level es una auténtica golosina.

Beosoundlevelconclusion
Altavoz portátil inalámbrico Bang & Olufsen Beosound Level con Google Assistant

Altavoz portátil inalámbrico Bang & Olufsen Beosound Level con Google Assistant

Este producto ha sido cedido para la prueba por Bang & Olufsen. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Bang & Olufsen

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio