Compartir
Publicidad

AMD R7 260X, análisis

AMD R7 260X, análisis
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Habiendo ya analizado la práctica totalidad de las R9 (290X, 290 y 280X; dentro de poco habrá más) es el turno de bajar un poco el nivel e ir a por la familia de menor categoría. Las AMD R7, tarjetas gráficas evolucionadas de pasadas generaciones pero que también han visto pequeños cambios en su precio y diseño. Empezamos con la AMD R7 260X.

Por unos 130 euros ya podemos encontrar algún que otro fabricante que vende este modelo de gama media que ha de considerarse como una evolución de la AMD 7790. Mismo núcleo Bonaire XTX, formato pequeño (algún modelo habrá que ocupe un slot) y un rendimiento que, como siempre, pasamos a describir a continuación: en nuestros benchmarks de la AMD R7 260X.

Condiciones de la prueba

Una breve descripción del equipo de pruebas y el software utilizado:

  • Mountain GTM 3000, con Intel Core i7-3930K, 16 GB de RAM DDR3 y placa Asus Rampage IV Extreme son algunas de sus especificaciones.
  • Controladores oficiales de AMD, controladores beta Catalyst 13.11 beta 9.2 para sistemas Microsoft Windows 7/8 de 64 bits.
  • Sistema operativo Windows 8 de 64 bits.
  • AMD R7 260X modelo de referencia y evaluación, no comercial. GPUZ responde con la siguiente información:
AMD R7 260X

Los resultados que veréis a continuación son fruto de todas las comparativas de tarjetas gráficas que hemos realizado en los últimos meses.

Benchmarks dedicados

Cuatro pruebas divididas en:

En todos estos benchmarks dedicados la configuración es la predeterminada. A mayor puntuación, mejor.

Unigine 2.5

AMD R7 260X benchmarks

Unigine 4.0

AMD R7 260X benchmarks

PCMark 7

AMD R7 260X benchmarks

PCMark 8

AMD R7 260X benchmarks

3DMark 11

AMD R7 260X benchmarks

3DMark

AMD R7 260X benchmarks

Pruebas en videojuegos

Encontraréis el dato imágenes por segundo (fps) a la derecha de la barra de cada gráfica. La resolución en todos los casos es de 1920x1080 píxeles.

En todos los casos, cuanto mayor sea el valor fps, mejor.

Far Cry 2

Configuración gráfica máxima, todos los valores al límite.

AMD R7 260X benchmarks

Starcraft II: Wings of Liberty

Configuración gráfica máxima, todos los valores al máximo:

AMD R7 260X benchmarks

Call of Duty: Black Ops

Configuración gráfica máxima, todos los valores al máximo:

AMD R7 260X benchmarks

Mafia II

Benchmark integrado, configuración gráfica máxima, todos los valores al máximo:

AMD R7 260X benchmarks

Battlefield 3

Configuración gráfica máxima, todos los valores al máximo:

AMD R7 260X benchmarks

The Elder Scrolls V: Skyrim

Configuración gráfica 'Ultra', todos los valores al máximo:

AMD R7 260X benchmarks

Diablo 3

Configuración gráfica 'Ultra', todos los valores al máximo:

AMD R7 260X benchmarks

Bioshock Infinite

Benchmark integrado, secuencia de ejecución 2-2-1-4:

AMD R7 260X benchmarks

SimCity

Configuración gráfica máxima, todos los valores al máximo:

AMD R7 260X benchmarks

Tomb Raider

Benchmark integrado:

AMD R7 260X benchmarks

Consumo

Tomamos dos valores de consumo, idle y full. El primero con el ordenador arrancado en el sistema operativo pero sin ejecutar ninguna aplicación o juego (idle):

AMD R7 260X benchmarks

El segundo, con el ordenador al máximo (full):

AMD R7 260X benchmarks

A menor consumo, mejor.

Temperatura de funcionamiento

Lo mismo, dos valores idle y full. El primer valor es la temperatura media en funcionamiento con el ordenador sin ejecutar ningún proceso de usuario:

AMD R7 260X benchmarks

El otro la temperatura de funcionamiento con un uso extremo:

AMD R7 260X benchmarks

En ambos casos, a menor temperatura mejor.

AMD R7 260X, conclusiones

Introducíamos este análisis hablando de que estábamos ante una gráfica de gama media. Y así es: AMD R7 260X es una gama media rival para la NVidia GTX 650 Ti que analizamos hace no mucho. Prácticamente todas las pruebas realizadas sitúan al modelo de NVidia ligeramente por encima de la AMD aunque con un precio también algo superior, en torno a unos 20-30 euros más.

AMD R7 260X

AMD R7 260X nos servirá para jugar, sí, y de hecho es una de las gráficas dedicadas más baratas que podemos utilizar para esta tarea. En los juegos probados ha producido por encima de 30 imágenes por segundo -- salvo Tomb Rider en 28 -- que es el mínimo que se suele exigir para asegurar una buena experiencia. Si reducimos un poco la configuración se podrán conseguir mejores tasas.

En principio parece suficiente, sí, pero hay que tener en cuenta que no es una GPU para disfrutar de la máxima calidad en videojuegos. Para esta tarea merece la pena realizar un desembolso ligeramente mayor y acudir a una gama superior, como puede ser una AMD R9 270 -- pronto os ofreceremos su análisis -- o, en la competencia, una NVidia GTX 660 o similar. Es la diferencia entre la gama media y lo que empieza a entreverse como una gama alta, y que supone la diferencia entre la franja de los 130-150 euros y los 190-210 euros.

AMD R7 260X
AMD R7 260X

Sí hay que destacar el bajo consumo energético del conjunto, sin grandes alabanzas a la temperatura de funcionamiento al máximo rendimiento que incluso puede ser tachada como bastante mala (al mismo nivel que las soluciones de doble GPU 6990 y 7990, hasta por encima de R9 290) debido, quizá, a la reducida solución de refrigeración. Ésta es muy curiosa y atractiva, aunque desde luego no destaca por su eficiencia a la hora de sacar el calor del chip.

No esperéis grandes cosas de la R7 260X. AMD ha decidido diferenciar de forma notable sus dos principales gamas, las R7 para productos de entrada y las R9 para los que busquen un rendimiento mucho más decente y equilibrado, que realmente merece la pena.

AMD R7 260X ha sido cedida para la prueba por parte de AMD. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En Xataka | Análisis hardware Más información | AMD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio