Compartir
Publicidad
Publicidad

Especial HD: cuál de los dos formatos es mejor

Especial HD: cuál de los dos formatos es mejor
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez vistas las especificaciones del HD-DVD y las del Blu-ray llega el momento de las odiosas comparaciones. ¿Cuál de los dos formatos es mejor, si es que hay alguno mejor?

Repetimos de nuevo que ambos formatos están basados en el uso de diodos láser azules, con una longitud de onda más pequeña que los rojos usados en el DVD, lo que permite almacenar más información en el mismo espacio. En el caso del Blu-ray, la máxima capacidad es de 50 GB usando discos de doble capa y en el HD-DVD es de 30 GB.

Pero aparte de la capacidad en disco, si nos fijamos exclusivamente en las películas que se han lanzado en ambos formatos, es importante también la calidad del vídeo. Aunque ambos formatos ofrecen vídeo a una resolución de 1920 x 1080 píxeles, esta no es la única variable a tener en cuenta.

El bitrate determinará la calidad final resultante. Por poner un ejemplo en otro ámbito, una canción en MP3 codificada a 64 kbps tiene peor calidad que una codificada a 192 kbps, aunque ambas estén a 16 bits. Igual puede suceder en el vídeo, a mayor bitrate menor compresión del vídeo original y, por tanto, más calidad.

Y si en la capacidad ganaba Blu-ray, en el bitrate máximo también. Mientras que Blu-ray soporta hasta 40 Mbits por segundo, contando solo vídeo, HD-DVD se queda en 29.4 Mbits por segundo, claramente inferior. En comparación, el DVD llegaba hasta 9.8 Mbits por segundo.

A tener en cuenta que estos ratios son máximos, por lo que no todas las películas tienen que cumplirlos, pudiendo ser más bajos. Como ambos formatos soportan los mismos códecs de vídeo (AVC, MC-1 y MPEG-2), algunas productoras utilizaban la misma codificación al lanzar películas para ambos. De todos modos, en este aspecto también gana Blu-ray, al menos de forma teórica.

Pasamos a los contenidos adicionales, es decir, a lo que no es simplemente ver una película. Aquí HD-DVD se llevó el gato al agua desde un principio, siendo obligatorio incluir otro decodificador de vídeo, para permitir el Picture-in-Picture, interactividad mediante HDi y conectividad a Internet.

En cambio, Blu-ray no ha exigido esto hasta mucho más tarde. El perfil 1.1, que es el que soporta el Picture-in-Picture no ha sido obligatorio hasta el 31 de octubre de 2007, y el perfil 2.0, que será el que soporte la conectividad a Internet será obligatorio durante este año.

Otro punto a favor de los consumidores es que el HD-DVD no incluye codificación por regiones, como si llevaban el DVD e incluye el Blu-ray. Esto permite que podamos ver una película en HD-DVD en cualquier reproductor del mundo sin limitación de países. En cambio, Blu-ray dispone de tres códigos de región, divididos en América y Japón, Europa, África y Australia y los países asiáticos, además de Rusia. A pesar de eso, casi un 70% de los discos Blu-ray que se han puesto a la venta no incluían la codificación por regiones.

Una de las críticas que se le han hecho al formato Blu-ray es su poca resistencia a rayaduras, pero esto resulta injusto. Mientras HD-DVD utiliza el mismo formato que el DVD, con la capa de datos a 0.6 milímetros por debajo de la de protección, Blu-ray tiene la capa de datos a 0.1 milímetros.

Esto hacía que las primeras versiones fueran susceptibles a rayaduras, pero el uso de nuevos materiales en la capa de protección hizo que esto no fuera un problema, y todos los discos que se ponen ahora a la venta incluyen esta capa de seguridad.

Finalmente, otro de los mitos que caen es el del precio. HD-DVD era, supuestamente, más barato de producir, sobretodo por el ahorro en maquinaria, que es muy similar a la usada en la fabricación de DVD. Pero una vez disponible la maquinaria, el coste externo, es decir, lo que pagaría un estudio por obtener las copias de la película, es muy similar en ambos formatos, existiendo una diferencia de apenas 5 o 10 céntimos de dólar.

Como vemos, cada formato tiene sus ventajas y sus inconvenientes, aunque parece que la balanza se decanta por el Blu-ray. De todos modos, no creo que esta guerra se haya ganado por motivos técnicos, sino por motivos comerciales, que ya veremos en próximas entregas de este especial.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos