Los videojuegos de lucha llevaban años estancados en el mismo punto. Hasta que llegó 'Sifu'
Videojuegos

Los videojuegos de lucha llevaban años estancados en el mismo punto. Hasta que llegó 'Sifu'

Me veo en una maquinita, echando otros cinco duros para intentar pasar de una vez al enemigo final de la primera fase de 'Kung Fu Master'. Han pasado un porrón de años, pero el prodifioso 'Sifu' me vuelve a transportar a aquellos días. Aclamado por la crítica —nuestros compañeros de VidaExtra y 3DJuegos lo dejan claro—, este juego —que nosotros hemos probado en su edición para PC— le da una vuelta de tuerca al concepto de beat'em up.

Una que es una delicia visual y que aun aprovechando buenos y viejos conceptos, lo hace con una dinámica que nos hace preguntarnos cómo es posible que un juego no existiera antes. 'Sifu' es un adictivo beat'em up que coge todo lo bueno del género y le da un aire nuevo y refrescante.

Ni Bruce Lee lo hubiera hecho mejor

Uno ve el tráiler o las imágenes y piensa "un momento, algo está mal. Este juego no parece de 2022". Los gráficos, con un singular estilo poligonal que parece más propio de tiempos pasados, se han creado así con mucha intención.

Son de hecho seña de identidad visual de un título que aprovecha esos imperfectos acabados y los combina con una vista en tercera persona con escenarios que casi parecen pintados a acuearela. Parece que estamos jugando en una película de dibujos animados. Una, por cierto, espectacular.

En la introducción al juego se nos presenta la historia de la que parte el desarrollo. Una historia de venganzas en la que podremos elegir si somos chico o chica y que a partir de ahí nos mete en una dinámica con escenarios que son todo un homenaje al cine de artes marciales que durante décadas nos ha llegado de China.

La estética y los personajes son actuales, pero en muchos escenarios uno podría pensar que quien estamos controlando es Bruce Lee o Jackie Chan. O, claro está, cualquiera de los muchos artistas marciales que cogieron el testigo de esos dos gigantes y que han mantenido aquel legado.

Sifu Pc 5
Puedes detener el juego en cualquier momento para acceder a un modo foto realmente fantástico que permite obtener capturas en las que se puede girar la cámara, activar y desactivar enemigos (e incluso protagonista) y modificar parámetros como enfoque o apertura para crear fondos de pantalla de lo más estupendos.

Aquí el impacto visual es protagonista: los movimientos de nuestro personaje parecen parte de una coreografía ejecutada a la perfección, y es difícil notar cortes o incosistencias en esos bailes visuales. En muchos momentos no parece que luchemos: parece que estamos bailando con nuestros enemigos. Eso sí: aporreándoles por el camino.

La magia de esos gráficos conquista y atrapa, y se une a otro elemento curioso del juego: muchos de los elementos de esos escenarios están preparados para que interactuemos con ellos. Podemos coger botellas, ladrillos, bates o palos que nos encontremos por el camino para luchar con ellos, pero también usar esos escenarios a nuestro favor (o que lo hagan nuestros enemigos).

Las físicas, sin ser espectaculares, están realmente bien realizadas, y forman parte esencial del desarrollo de una historia que, eso sí, nos lleva pasito a pasito por el camino que debemos tomar.

Sifu Pc 7

Hay opciones para explorar, sí, pero no demasiadas: esto no es ni mucho menos un mundo abierto en el que actuar libremente, pero en eso el enfoque recuerda a otros muchos clásicos. A mí, por ejemplo, me traía a la memoria las incontables horas que me pasé con Ninja Gaiden. Allí las armas y dinámicas eran otras, pero la esencia de aquel beat'em up era la misma.

Esquiva, desvía, golpea

La revolución de 'Sifu' está en lo visual, pero también en esa fluidez de movimientos que valida las mecánicas de toda la vida. Como en otros títulos del género, aquí hay un elemento clave para poder progresar: el bloqueo y desvío (parry) de golpes es uno de los secretos del éxito.

Sifu Pc 8

Hay otro, quizás  más importante: esquivar y no estar allí cuando alguien te da un golpe. Puedes ir a lo simple bloquear, pero eso no sale a cuenta a la larga, sobre todo con enemigos más poderosos. Aquí la idea es que puedas esquivar, bloquear y desviar golpes para luego poder contraatacar con garantías.

La sincronización de esos movimientos es crucial, y como en otros juegos del pasado —en 'Star Wars: Jedi Fallen Order' hay mucho de eso— dominar el arte del desvío y esquiva de golpes —ese que debutó con 'Samurai Showdown II en 1994 y que se hizo popular a partir de 'Street Fighter III'— hará que puedas progresar con más o menos éxito.

Las mecánicas son además bastante sencillas, al menos al inicio. Hay un botón para un golpe menos potente y más rápido y otro para un golpe más fuerte pero también más lento. Hay un botón para recoger objetos, otro para saltar obstáculos, pero el importante —insistimos— es el botón para bloquear ataques, que podremos combinar con el mando de dirección para esquivar esos golpes por completo.

Captura De Pantalla 2022 02 10 A Las 17 52 03

A partir de ahí iremos aprendiendo nuevos combos que podremos "comprar" con puntos de experiencia, a medida que venzamos a nuestros enemigos con precisión: cuanto menos nos golpeen, más puntos de experiencia acumularemos para poder comprar esas nuevas técnicas y combos en ciertos puntos intermedios que se ofrecen durante el desarrollo del juego.

Ahí donde entra el otro elemento revolucionario del juego: que como en la vida misma, nos hacemos viejos.

Creéme: querrás volver a empezar el nivel para hacerlo (mucho) mejor

El ingrediente genial de 'Sifu' es el de la edad del luchador. Nuestro personaje empieza su aventura con 20 años, y la cosa parece normal al empezar a jugar: nos cargamos a nuestros enemigos, algunos más correosos que otros, y tenemos una barra de energía que marca la vida que nos queda en cada momento.

Sifu Pc 9

La sorpresa llega cuando los enemigos logran acabar con nosotros. Podremos resucitar y continuar la partida, pero la primera vez lo haremos un año más viejos. Si esos enemigos nos vuelven a vencer en esa parte del juego, se sumarán dos años en lugar de uno en la siguiente "resurrección". Y si volvemos a caer, se sumarán tres. Si por fin les vencemos, estaremos jugando ya con 26 años (20 + 1 + 2 + 3).

La penalización por no hacerlo todo a la perfección es enorme, y la cosa se agrava cuando nos encontramos con los enemigos finales, que suelen hacer que los años acumulados pronto sean demasiados. En mi primera partida logré vencer al enemigo final de la primera fase, pero cuando lo hice tenía 64 años. Para cuando empecé la segunda estaba demasiado cascao. Sería imposible llegar al final del juego.

Eso, claro, me hizo empezar de cero y hacerlo todo a la perfección. Tras un par de horas le cogí el truco a esa fase, y acabé con el enemigo final casi a la perfección: tenía 21 años y estaba preparado para afrontar la segunda fase con confianza. O eso creía yo, porque cuando me acabé por fin la segunda fase (tras varios intentos) tenía 77 años. ¿Qué significa eso? Que me tocaba volver a empezar la segunda fase. Y así una y otra vez.

Sifu Pc 6

Repetir tiene otra ventaja: los objetos que acabamos recolectando pueden darnos acceso a atajos. Y con esos atajos es posible evitar a unos cuantos enemigos que podrían quitarnos unos preciosos años de vida. Uno puede intentarlo sin atajos, pero cuando empiezas fase de nuevo y al menos tienes esa opción, puede que quieras aprovecharla para tener más garantías de éxito final. Eso de que esos objetos clave acaben guardándose en tu inventario es otro de los elementos de agradecer de un juego que trata de ponértelo más fácil si realmente lo necesitas.

Este original sistema de juego hace que morir salga muy caro. Cada fase del juego puede parecer difícil la primera vez, pero las mecánicas, repetimos, son sencillas, y si logramos controlar los tiempos, progresar acaba siendo mucho más sencillo. Y lograr aprender esas mecánicas y esos tiempos es una verdadera gozada.

'Sifu', la opinión de Xataka

El mundo de los videojuegos siempre tiene esa capacidad de sorprendernos cuando creíamos que lo habíamos visto todo. 'Sifu' lo consigue: es un juego que "se apoya en hombros de gigantes" —'Kung Fu Master' o 'Ninja Gaiden' entre otros— pero lo hace con su propia personalidad.

Captura De Pantalla 2022 02 10 A Las 17 50 37

El juego está disponible actualmente para PS4, PS5 y PC —en este caso vía Epic Games—, pero los propios desarrolladores de SloClap ya indicaron que la exclusividad para esas plataformas es temporal: parece que la versión para Xbox acabará apareciendo más temprano que tarde.

Eso es una buena noticia para todos los jugadores, y en especial para los que disfrutan de este género. Con 'Sifu' estamos ante una maravilla hecha beat'em up. Un juego que te atrapa y te conquista. Uno que tiene solo un fallo. El mismo que tenían 'Kung Fu Master' y esos otros juegos legendarios. Que se acaba.

Más información | Sifu

El videojuego ha sido cedido para las pruebas por Sloclap. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Inicio