La sensación indie del momento es 'Unpacking', un videojuego que extrae oro pixelado de una de las actividades más aburridas del mundo

La sensación indie del momento es 'Unpacking', un videojuego que extrae oro pixelado de una de las actividades más aburridas del mundo
13 comentarios

A nadie le gusta una mudanza. A los cambios y los esfuerzos psicológicos y económicos que conlleva, hay que sumarle una onda expansiva de tiempo perdido y pequeños dramas que se prolonga durante semanas. Desempaquetar, reordenar, plantearte qué estás haciendo con tu vida con cada libro que sacas de una caja y que sabes que nunca te vas a leer. 'Unpacking' es un mágico videojuego independiente que convierte esa ordalía en fascinante y relajante diversión.

En maravillosas habitaciones de estética pixelada tendremos que ir vaciando cajas de una mudanza y colocando los objetos que nos vamos encontrando en las habitaciones que correspondan. Al principio, nuestro personaje, una estudiante, tendrá unas pocas cosas que colocar en su cuarto, pero pronto crecerá y en sucesivas mudanzas tendrá que organizar cocina, baño, dormitorio y distintas habitaciones.

Cuando ha terminado de desempacar, el juego determinará de forma muy sencilla y lógica si está todo en su sitio: las sartenes no pueden estar en el suelo, ni el ordenador encima de la cama. El peluche de un cerdito constante en todas las mudanzas, sin embargo, puede estar casi en cualquier sitio. Y ya está, el juego no exige metas muy complicadas, porque lo único que pide es que disfrutemos con el singular placer de desempaquetar y ordenar.

Lo curioso es que, a partir de una actividad que todos tenemos por aburrida y repetitiva, 'Unpacking' nos proporciona el placer casi zen de organizar objetos, pero sin los inconvenientes: no hay que limpiar nada, no hay que tirar cosas, no hay que plantearse qué hace esto aquí. Todos los objetos son valiosos, pero a la vez, son tan mundanos y reconocibles que obligan al jugador, ya que el ritmo del juego es tan reposado, a construir su propia historia sobre el personaje que controlamos a través de sus posesiones.

Eres lo que tienes

Mientras desplegamos qué objetos ha conservado esta persona de anteriores hogares y cuáles son nuevos, vamos creando una narrativa. La taza de poner los cepillos de dientes, el menaje que se va manteniendo, ropa cuyo estilo va evolucionando. Hay sutilidades como casas de parejas con las que se va a vivir pero que apenas le han dejado espacio para colocar sus cosas (spoiler: no durarán mucho juntos), y poco a poco iremos creando costumbres. Esa horrible sandwichera, a un rincón de la cocina donde no estorbe. Total, nunca la usamos.

El juego no tiene metas más allá de ir dejando las casas finalizadas, pero no hay ningún tipo de valoración del trabajo de jugador, que se sorprenderá agrupando la ropa por colores o poniendo juntos todos los objetos relacionados con 'Ghost World', porque es lo que haría él mismo. 'Unpacking' acaba permeando en el jugador de la forma más sencilla posible, y nos recuerda que jugamos a videojuegos para sentirnos héroes, atletas y aventureros, pero también, sencillamente, otras personas con vidas mejores o peores.

Y todo, por supuesto, envuelto en una estética pixelada que consigue no solo que la mecánica sea exacta y precisa, sino que da una atmósfera de apacible estabilidad a todo que refuerza las intenciones relajantes del juego. Cada objeto, cada mueble está impecablemente diseñado, y el diseño del sonido es igualmente minucioso, con cientos de sonidos pregrabados según los materiales que entrechocan entre sí: que el juego sea sintético no quiere decir que sea descuidado, más bien al contrario. La banda sonora del ganador del BAFTA Jeff van Dyck y las abundantes opciones de accesibilidad redondean un producto diseñado al detalle.

'Unpacking' está disponible para PC, Xbox (en Game Pass), Mac y Nintendo Switch, y ha sido desarrollado por Witch Beam, estudio que paradójicamente ya nos brindó un juego que casi parece el opuesto matemático a este, el shooter de stick doble 'Assault Android Cactus+'. Una auténtica sorpresa que demuestra que el músculo te´cnico está muy bien, pero son los indies los que están dispuestos a desvelarnos Las Verdades De La Mudanza.

Temas
Inicio