'New Tales from the Borderlands' quiere convertirse en la mejor comedia interactiva. Y estos son sus argumentos para lograrlo

'New Tales from the Borderlands' quiere convertirse en la mejor comedia interactiva. Y estos son sus argumentos para lograrlo
1 comentario

'Borderlands' vuelve, pero no de la forma que sería esperable, con una secuela al uso. 'New Tales from the Borderlands' no esconde, ya desde el título, su claro referente: la serie de 'Tales from the Borderlands' que desarrolló Telltale Games con su estilo casi patentado de aventuras con un fuerte componente narrativo, con 5 episodios a mediados de la década pasada.

'New Tales from the Borderlands' no es un juego tan estático y centrado en los diálogos como su predecesor de Telltale, pero sí que está claramente focalizado en la narrativa. Hemos tenido ocasión de hablar con los dos principales guionistas de esta nueva entrega, Lin Joyce (Head of Writing) y Doug Lieblich (Lead Writer) para que nos desvelen todos los secretos de su poco usual forma de contar una nueva historia, y esto es lo que nos han revelado.

El curriculum previo de Joyce y Lieblich nos permite entender un poco mejor qué acercamiento han tenido a este juego: Joyce entró en Gearbox en 2020, cuando la compañía estaba con los DLCs de 'Borderlands 3'. Es doctora en Diseño de Sistemas de Narrativa, y en el estudio buscaban gente para un juego de narración interactiva. Lieblich, por su parte, tiene una formación más variada: ha sido guionista en programas de televisión como el show de David Letterman, ha escrito animación infantil para Disney, Cartoon Network y Nickelodeon, y de ahí pasó a Telltale Games, donde aprendió los fundamentos de la narración interactiva.

Joyce reconoce que, "debido a mi formación más académica", contempló el proyecto siempre desde "el punto de vista del diseño narrativo". Para desarrollar el proyecto jugó muchísimo y a fondo al previo 'Tales from the Borderlands', analizándolo desde el punto de vista técnico y también de la historia. Desde un punto de vista teórico, Joyce tuvo claro que tenía que aplicar al juego lo que había aprendido en su doctorado: "cómo hacer que una historia se perciba como algo completo y acabado, y al mismo tiempo permitir que el jugador influya en ella".

En cuanto a Lieblich, afirma que le fue muy útil su experiencia como guionista en otros medios, ya que cree que 'New Tales from the Borderlands' es una "intersección entre los videojuegos y la televisión". Su experiencia en ese medio le permitió escribir chistes directos, y "mantener a los destinatarios del juego interesados en la historia gracias al suspense y a un argumento a la vez que se divierten". Su experiencia en animación le permitió transmitir emociones con lo visual y, finalmente, su carrera en Telltale le permitió aprender los fundamentos de la narrativa interactiva, ya que, afirma, "tienen un sistema muy depurado".

Un Borderlandas que no es un Borderlands

'New Tales from the Borderlands' cuenta la historia de tres personajes muy distintos a los violentos cazadores de botines del pasado: un año después de lo visto en 'Borderlands 3', los fabricantes de armas de Tediore han empezado a invadir el planeta Promethea. Esta situación hará que se conviertan en aliados a la fuerza una bienintencionada científica, su hermano en busca de fortuna rápida y la propietaria de una tienda de yogur helado que ha quedado accidentalmente reducida a escombros y que tiene que desplazarse en una silla flotante. Su propósito, por supuesto, es encontrar un tesoro único que les permitirá vivir como reyes y reinas.

Lieblich define el juego como una "sitcom interactiva", y nos cuenta que "mirando al juego en su conjunto, creo que hemos tomado un montón de riesgos muy divertidos". Ambos guionistas se encontraron en una posición que les daba una gran libertad creativa, en la que todo lo que se tenían que preguntar era, según probaban diversas opciones, si estaban siendo "justos con el legado del juego". Su intención era estar atentos al arco emocional de los personajes sin descuidar la historia. Para ello, la comedia es una buena herramienta: "no todo el mundo puede identificarse con un empleado de una corporación intergaláctica, pero sí con la decepción, el asombro o la alegría que experimentan".

Pero esta definición de 'New Tales from the Borderlands' nos lleva a otro conflicto: el juego no es un looter shooter como los títulos principales de la serie. "No es un juego de solo avanzar y disparar", dice Joyce, "pero tenemos la oportunidad de contar historias sobre el universo Borderlands, expandirlo de forma que no se podría en un looter shooter". Por eso se centra en civiles "con un trabajo de 9 a 5, e intenta responder a la pregunta '¿Cómo es la vida en este universo cuando no eres un cazador de botines?'"

Lieblich afirma que el juego es casi "una reacción al resto de la serie", solo que "al estar ambientado en otro planeta permite ir a tope con la violencia, la caricatura y el absurdo". Eso no quiere decir que no colaboraran con el equipo de programación: cada semana se reunían con el resto del equipo para revisar el guión y adecuarlo a las mecánicas que se estaban desarrollando, y eran los propios desarrolladores quienes sugerían que una secuencia se enfocara más como un quick-time event, como una parte de exploración o como un minijuego, por ejemplo.

El resultado es un título que pretende ser un clásico de la comedia interactiva sin traicionar al legado de los looter shooters que le preceden. Un propósito ambicioso, pero Lin Joyce y Doug Lieblich están dispuestos a alcanzar este botín.

Temas
Inicio