Publicidad

'League of Legends: Wild Rift' es justo lo que, como fan de los MOBA, necesitaba para el móvil

'League of Legends: Wild Rift' es justo lo que, como fan de los MOBA, necesitaba para el móvil
18 comentarios

Corría octubre de 2019 cuando Riot Games anunció que 'League of Legends', el gigante de los deportes electrónicos, daría el salto finalmente a móviles. El género MOBA tenía algunos exponentes más o menos conocidos, como 'Mobile Legends', 'Vainglory' o 'Arena of Valor', pero 'League of Legends: Wild Rift', como se llama la versión móvil, tenía, y tiene, mucho que decir.

Finalmente, el 'LoL' para móviles llegó, o al menos su beta abierta. El 10 de diciembre el título aterrizó en iOS y Android y lo hizo por todo lo alto. En el momento en que se escriben estas líneas 'League of Legends: Wild Rift' tiene más de 10 millones de descargas en Android, que no son pocas, y se ha ganado el primer puesto en la categoría "Acción" de la App Store, donde ya tiene una valoración de 4,7 estrellas. Y es normal, porque como sucede con 'Call of Duty: Mobile', el nuevo juego de Riot es, sencillamente, un buen juego.

Bien para el nuevo, bien para el ya iniciado

League Of Legends Wild Rift 2

Ya os he contado en alguna que otra ocasión que, salvo 'Pokémon GO', todavía no he encontrado un juego para el móvil que me enganche. 'League of Legends: Wild Rift', sin embargo, tiene muchas papeletas para hacerlo. Llevo desde el lanzamiento jugando y, francamente, me ha convencido. Dejando de lado que es una beta y que de vez en cuando hay algún error de conexión puntual, el juego funciona sorprendentemente bien.

Los gráficos son fieles a la versión de PC, salvando la distancias obviamente. El mapa resulta familiar, sobre todo si has jugado a la versión original antes, y los personajes son conocidos. Eso es un punto muy importante, porque en otros juegos como 'Mobile Legends' o 'Arena of Valor' entras a pelo. No conoces los personajes, no conoces sus habilidades y no conoces la forma de llevarlos. En 'Wild Rift', sin embargo, sí. Hay algunas habilidades cambiadas, como la flecha de Ashe, que ahora podemos mover a placer, pero por norma general la mecánica del juego es exactamente la misma que de 'League of Legends' para PC.

League Of Legends Wild Rift 3

Eso es positivo si pensamos en un potencial jugador que venga del PC y vaya a 'Wild Rift' para desconectar. Si conoces el juego de PC, conoces el juego para móviles y podrás divertirte sin tener que aprenderlo todo desde cero. Además, lo que este jugador ya iniciado se encontrará es que es todo mucho más sencillo. Es familiar, sí, pero mucho más fácil. Evidentemente, no tendrá sus personajes y skins desbloqueadas, porque no olvidemos que 'League of Legends: Wild Rift' es un juego aparte, no un port del 'LoL' original.

Pero donde creo que el juego acierta es en su acercamiento para los no iniciados, lo que incluye personas ajenas al MOBA o personas que quieren jugar, pero le tienen cierto respeto a un juego que en PC es pura estrategia y, aunque parezca sencillo desde fuera, no lo es tanto cuando estás dentro. Quién haya jugado a un nivel más o menos alto sabrá que 'League of Legends' es toda una ciencia y que de fácil tiene entre poco y nada.

League Of Legends Wild Rift 4

Realmente, el juego está muy pensado para usuarios nuevos. Todo está automatizado, desde los ataques y las habilidades, que se pueden lanzar de forma automática, hasta la tienda. Esto es algo que hemos visto en otros MOBA para móviles y se agradece que 'Wild Rift' lo tenga. Cuando volvemos a base para comprar, el juego nos sugiere ciertos objetos que nos vienen bien para el personaje. No hace falta comerse la cabeza para saber qué build nos hacemos, sino que el juego te sugiere una y, por lo general, funciona. Eso permite que nos centremos en jugar y desconectemos un poco del metajuego.

Evidentemente, esta decisión no es baladí. Como juego móvil que es, 'League of Legends: Wild Rift' está pensado para que las partidas sean cortas, de alrededor de 15 minutos. Yo, en las que he jugado, rara vez he pasado de este tiempo. Ya no hace falta sentarse delante del ordenador durante 45 minutos para jugar, sino que puedes echarte una partida rápida mientras esperas el bus, haces tiempo hasta que llegue un amigo o, simplemente, te aburres.

Si a eso le sumamos unos controles bien implementados y la posibilidad de jugar con amigos, al final tenemos un buen juego que divierte, que es entretenido y al que apetece acceder en los ratos muertos. Sigue siendo un MOBA, ergo un género que no gusta a todo el mundo, pero a mí, como fan del género y seguidor de su escena competitiva, me parece que 'Wild Rift' está muy logrado y que, si bien sigue siendo una beta, ha llegado para quedarse.

Este artículo forma parte de una sección semanal de Jose García dedicada a abordar la tecnología desde un punto de vista más distendido, personal e informal que publicamos en Xataka todos los sábados.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio