Los juegos importan, pero Game Pass y las exclusivas desde el día uno importan más: así es el plan de Microsoft para acumular suscriptores

Los juegos importan, pero Game Pass y las exclusivas desde el día uno importan más: así es el plan de Microsoft para acumular suscriptores
54 comentarios

Hay un viejo adagio que, teóricamente, determina qué compañía "gana" el E3, y que se mide, sobre todo, por el número y potencia de exclusivas que presenta. Tanto en hardware como en software, suma puntos la no dependencia de third-parties y el centrarse en productos de creación propia y exclusivos para explotar la fortaleza de sus sistemas. Todo esto, por supuesto, es muy relativo, ya que si fuera una ecuación matemática Nintendo y su ecosistema, en buena medida exclusivo y apenas contaminado por otras compañías, sería la eterna ganadora.

Sin embargo, así funciona: hardware y exclusivas determinan esta victoria en la que nadie cree religiosamente, hasta que alguien decide cambiar las reglas del juego. Ese cambio podría haber venido este año, en buena medida, por parte de Microsoft y Bethesda, en una conferencia centrada, aparentemente, solo en el software para Xbox y PC. Aparentemente, porque entre líneas (a diferencia de otros años, y para alivio de quienes están cansados de que cada conferencia se vea obligada a presentarse como un game-changer) Microsoft ha mandado otro mensaje: la revolución está en Game Pass.

Como digo, lo hizo entre líneas: no hubo un apartado dedicado a Game Pass, el sistema de suscripción para acceder a un repositorio de videojuegos constituido en igual medida de novedades y fondo de catálogo, pero su mención fue constante. Constante hasta resultar casi asfixiante: de los 30 juegos que se presentaron, 27 llegarán a Game Pass desde el día 1 de su salida. El mensaje, más allá de la enorme cantidad de títulos, estaba claro: más que una consola, lo que se está vendiendo es una disponibilidad.

Una puerta a un catálogo inmenso de juegos, que eso es algo que ya teníamos desde los tiempos de Xbox One, y que ha ido creciendo: ya es un servicio funcional tanto para PC como para consola, y con los últimos avances para jugar en dispositivos móviles ha abierto un nuevo terreno de juego. Microsoft parece lanzar el mensaje de que el PC pero, sobre todo, Xbox, no son tanto máquinas que permiten ejecutar los juegos, como siempre habíamos entendido el hardware, sino que son llaves para acceder a los juegos.

Por eso en la conferencia de ayer no se habló de potencia, de especificaciones o de características de Xbox frente a sus competidoras. Lo importante es el catálogo de Game Pass y, por encima incluso de ello, hasta qué punto los aspectos fuertes de ese catálogo son sencillos de acceder -y con ventajas- desde el servicio.

Un par de misiles de profundidad

Quizás la noticia más relevante de la presentación fue el anuncio del nuevo juego de exploración espacial de Bethesda, 'Starfield'. Por una parte, despeja la duda acerca de qué sucederá con los juegos de la compañía ahora propiedad de Microsoft: al menos de salida, serán exclusivos. Pero mucho más importante: este lanzamiento indiscutiblemente Triple A estará disponible en Game Pass desde el día 1. Muy pocos jugadores querrán pagar su precio completo pudiendo acceder al juego por una fracción de su coste desde el primer momento.

Exactamente lo mismo pasaba con otro juego producido por Bethesda, el que cerró la conferencia, el cooperativo de Arkane 'Redfall': día uno en Game Pass y exclusivo de Xbox. Por supuesto, otro tanto sucede con las grandes producciones de Microsoft: 'Halo Infinite', 'Forza Horizon 5' y la versión para consola de 'Microsoft Flight Simulator'. Aquí la exclusividad y la presencia en Game Pass de salida estaban prácticamente garantizadas, pero es un refuerzo indiscutible a la oferta.

Por lo demás, como decimos, una y otra vez se repitieron en el transcurso de la noche las palabras mágicas: desde el día 1 en Game Pass. Para empezar, hay diez juegos de Bethesda que ya están disponibles: 'Yakuza: Like a Dragon' (y el resto de la saga 'Yakuza' al completo), 'Arx Fatalis', 'Dishonored: Death of the Outsider', 'Doom', 'Fallout', 'Fallout 2', 'Fallout 3', 'Fallout: New Vegas', 'Fallout: Tactics ', 'Rage', 'The Evil Within 2' y 'Wolfenstein II: The New Colossus'. Unos para PC, otros para consola, otros en la nube, muchos de ellos en los tres sitios.

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Durante un tiempo limitado, consigue tus primeros 3 meses de Ultimate por 1 euro

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Durante un tiempo limitado, consigue tus primeros 3 meses de Ultimate por 1 euro

En lo que queda de año, estos serán los juegos previstos para llegar el día 1 al servicio:

  • Dungeons and Dragons: Dark Alliance – 22 de junio
  • Microsoft Flight Simulator – 27 de julio
  • The Ascent - 29 de julio
  • Twelve Minutes - 19 de agosto
  • Hades –  21 de agosto
  • Psychonauts 2 - 25 de agosto
  • Aragami 2 - 17 de septiembre
  • Sable - 23 de septiembre
  • Scorn - Otoño de 2021
  • The Anacrusis - Otoño de 2021
  • Back 4 Blood - 12 de octubre
  • Age of Empires IV - 28 de octubre
  • Forza Horizon 5 - 9 de noviembre
  • Shredders - Diciembre de 2021
  • Halo Infinite - Navidad de 2021
  • Hello Neighbor 2 – 2021
  • The Gunk – 2021
  • Among Us – 2021

Y finalmente, sin fecha o en 2022 y 2023:

  • A Plague Tale: Requiem
  • Atomic Heart
  • Redfall
  • Eiyuden Chronicle Hundred Heroes
  • Eiyuden Chronicle Rising
  • Contraband
  • Party Animals
  • Replaced
  • Slime Rancher 2
  • Somerville
  • Stalker 2
  • Starfield
  • The Outer Worlds 2

Una absoluta avalancha que deja claro, por encima de exclusividades o de brillo del hardware, que hay otras formas de plantear el negocio del videojuego por encima de la potencia bruta. Game Pass era un servicio prometedor, pero ahora podría pasar a ser una idea que cambiara la situación en favor de Microsoft.

Temas
Inicio