Compartir
Publicidad

Con 'El Bosque Embrujado' es el mejor momento para volver a Hearthstone

Con 'El Bosque Embrujado' es el mejor momento para volver a Hearthstone
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hablamos de videojuegos, vivimos una etapa en la cual cada vez hay más y más títulos. Steam, la plataforma digital de PC recibió el pasado año más juegos que en toda la década 2005/2015. Si al factor cantidad le sumamos que estamos en el estallido de los "juegos como servicio", los cuales son cada vez más longevos en el tiempo gracias a ampliaciones periódicas de contenido, llegamos a una conclusión que nuestro niño interior no querrá oír nunca: no tenemos tiempo para jugar a todo.

Llega entonces un momento donde hay que sacrificar el seguir al día en uno o varios juegos en beneficio de otros, siendo cada vez más complicado volver ya que el resto de jugadores nos superan. Esto si entramos desde un principio en este tipo de juegos, si no, requieren un esfuerzo extra (ya sea económico o en horas) para ponernos a la altura de quienes no se han perdido ni un ápice.

200 cartas menos: Hearthstone es ahora más barato

Uno de los títulos que siguen a pies juntillas estas características, pero que además suele apetecer echarse unas partidas de cuando en cuando es 'Hearthstone'. El juego de cartas basado en el mundo de 'Warcraft' lleva con nosotros más de cuatro años. Cerca de un lustro añadiendo nuevos naipes cada tres meses, más o menos, obligando a sus desarrolladores a tomar una decisión un poco antes de cuando el juego cumplía dos años que le equipararía a gigantes del mundo de las cartas como Magic: instaurar unas rotaciones anuales y un formato principal, el estándar, donde únicamente se pudieran jugar naipes aparecidos en expansiones de dicho año y del anterior.

¿Y cuando se supone que cambia de año estándar 'Hearthstone'? Pues justo a mediados de abril, o lo que es lo mismo, estos días en los que estamos. Precisamente es esa mecánica la que hace que justo durante un cambio de año sea el momento adecuado para re-engancharse a 'Hearthstone' o directamente entrar por primera vez en su mundo. Abandonan el juego un total de 318 cartas y aparecen 135 con 'El Bosque Embrujado', la expansión que abre el telón de lo que han venido a llamar el Año del Cuervo.

Tampoco es que queden muchos por probar sus bondades, ya que desde su salida en dispositivos móviles hace tres años, el número de jugadores se ha disparado hasta más de 70 millones. Hay muchas otras alternativas como el sempiterno Magic: The Gathering y su nueva apuesta digital o Gwent, el minijuego de cartas que tantas horas nos robó en 'The Witcher 3' y que abrió sus puertas de manera independiente hace un año; pero ninguna alcanza el éxito del título de Blizzard.

Dos nuevas mecánicas y un modo aún por salir

Lo primero y más evidente de 'El Bosque Embrujado' es su temática. En el vídeo de presentación de la expansión, tres de los responsables del Team 5, estudio pertenenciente a Blizzard y que está a cargo de 'Hearthstone', se internan en un bosque que comparte estética con películas independientes que marcaron el género como 'El proyecto de la Bruja de Blair'. Maldiciones, brujería y terror inundan el juego y recogen el testigo de 'Kóbolds y Catacumbas', el anterior set de cartas que se inspiraba en 'Dragones y Mazmorras'.

Jugablemente, hay un par de novedades interesantes. Es con las palabras clave con las que veremos habilidades nunca antes conocidas en 'Hearthstone'. Todos sabemos de la importancia de que un esbirro tenga cualidades como Provocar, Cargar o Sigilo. 'El Bosque Embrujado' nos presenta dos novedades como. 'Eco' permitirá jugar una naipe tantas veces como se quiera siempre que se respete el total de maná, y 'Embestir', un adjetivo que pueden tener los nuevos minion y que le permite poder atacar en el primer turno tras ser jugado, pero únicamente a esbirros rivales, no al héroe. Además, se añaden dos cartas legendarias con una curiosa mecánica: nos recompensan con un mejor poder de héroe si nuestro mazo únicamente contiene cartas pares o impares.

Aunque uno de los añadidos más esperados es el nuevo modo para un solo jugador que todos recibiremos de manera gratuita dentro de dos semanas: 'Caza de monstruos'. Se trata de una especie de evolución de la 'Aventura de Mazmorra' que tanto éxito cosechó la pasada expansión. Ocho enemigos de dificultad creciente a los cuales haremos frente con un mazo que mejorará cada vez que derrotemos a uno, resultando en una especie de roguelike de cartas. La particularidad es que en esta ocasión deberemos elegir entre uno de los cuatro héroes creados para la ocasión, en vez de uno de los nueve que están presentes en 'Hearthstone'.

Las malas lenguas justifican esas dos semanas de diferencia con el rumor de que, durante las semanas que sucedieron a 'Kóbolds y Catacumbas', se produjo un descenso en el número de jugadores que optaban por el multijugador, desembocando en menos microtransacciones. Si se comparan los datos financieros del Q4 2017 y el 2016 de Blizzard, donde únicamente sacaron al mercado expansiones de 'Hearthstone', podría decirse que algo extraño pasó.

Polémica por una carta con un diseño mejorable

Y es que 'Hearthstone' genera una relación de amor/odio. Su comunidad es una de las más activas, pero también de las más susceptibles. 'El Bosque Embrujado' lleva apenas horas con nosotros y ya tenemos la primera polémica. Es común que entre esas nuevas cartas que se añadan con cada set aparezcan algunas que se suelen calificar como "meme", a causa de un efecto demasiado aleatorio o directamente loco, que normalmente no tiene porqué ser demasiado poderoso a la hora de ganar una partida, y que finalmente resulta en una viralización del juego.

El 'Espantagón', una nueva carta de la clase chamán, repite todos los efectos que hayan realizado los esbirros anteriormente jugados. Hablando en plata, la pantalla se llena de locuras visuales durante minutos, permitiendo incluso echarse una siesta como demostró ayer Disguised Toast, un conocido streamer. Lo particular en este caso, es que es posible sacarle mucho provecho a esta carta, como demostró el propio Toast llegando al rango más alto del juego con un 90% de victorias. Incluso llegó a apostarse 1000 dólares a que la carta será cambiada de aquí a dos meses.

Sin embargo, no hay que dejarse llevar por las modas de principio de expansión, ya que hasta que no pasan un par de semanas, no se empieza a establecer un statu quo en cuanto a metajuego (mejores y más eficientes barajas). Lo que hoy está completamente roto, puede que mañana no, a causa del uso de mazos que contrarrestan las cualidades de esa moda del mes. De hecho, los mazos que mejor funcionaban hasta ahora y que menos cartas han perdido con el cambio de año siguen siendo buenas.

Y a pesar de esos baches, 'Hearthstone' sigue siendo una de las opciones más sólidas con las que pasar el tiempo muerto en viajes en bus, metro o simplemente matando tiempo libre. E incluso si se pica en el anzuelo y entramos a conciencia en el juego, su complejidad interna sigue la máxima del estudio americano: "fácil de jugar, difícil de dominar".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos