Compartir
Publicidad
15 juegos con los que podrás convertirte en todo un hacker (y aprender bastante por el camino)
Videojuegos

15 juegos con los que podrás convertirte en todo un hacker (y aprender bastante por el camino)

Publicidad
Publicidad

Ninguno de nosotros estamos a salvo. Los últimos grandes ataques informáticos han demostrado que el segmento de la ciberseguridad es uno de los más interesantes profesionalmente, pero ¿cómo empezar a conocer este complejo mundo?

La respuesta podría estar en algo mucho más divertido de lo que podríamos pensar, porque existen diversos juegos que tratan de servir como introducción al mundo del hacking y la ciberseguridad. Los hay más y menos ambiciosos, pero todos ellos ofrecen diversión y aprendizaje a partes iguales. Quién sabe: podrías acabar convertirtiéndote en un hacker de verdad jugando.

Watch Dogs 1 & 2

Aunque la mayoría de videojuegos en este segmento están desarrollados por pequeños estudios o desarrolladores independientes, hay también cabida para algunas grandes producciones.

Tenemos dos ejemplos claros en 'Watch Dogs' y 'Watch Dogs 2', en los que el juego de acción con tiroteos y persecuciones varias se une al juego de puzzles en el que tendremos que resolver ciertos retos de hacking para superar esas pruebas.

El resultado es desde luego notable, y permite disfrutar de estos videojuegos tanto por ese apartado más tradicional de los juegos en primera persona como por ese otro elemento que nos permitirá familiarizarnos con técnicas de hacking usadas habitualmente. Más divertido que educativo, sin duda, pero ¿qué importa?

Dark Signs Hacker

En 'Dark Signs Hacker' nos encontramos con un juego multijugador online nos enfrenta a otros aficionados a estos juegos y lo hace introduciéndonos en una internet virtual "creada y sostenida por sus jugadores".

En él encontramos un singular lenguaje de programación con el que podremos programar nuestras propias herramientas (scripts de hacking, escáneres) para que interactúen con ese entorno.

El juego trata de simular esa internet real en la que nos vemos afectados por estos ataques y nos permite poner en marcha nuestro propio nombre de dominio para almacenar en él ficheros que pueden ser vistos por otros jugadores. Podremos comprar y vender herramientas en la tienda integrada en el juego, acceder como superusuario a los servidores, romper contraseñas o superar firewalls. De todo, vamos.

Hacker Evolution

La empresa Exosyphen lleva desde 2002 trabajando en juegos relacionados con el hacking. Su serie 'Hacking Evolution' es muy conocida entre los aficionados a estos videojuegos, y pronto tendrán disponible 'Hacker Evolution Inmersion', su última producción en este segmento.

En esta serie de juegos disponibles en Steam tendremos que interactuar con una consola de comandos para ir resolviendo tareas que nos llevarán a infiltrarnos en sistemas, encontrar exploits o robar dinero para lograr mejorar nuestro propi hardware.

Como en otros juegos de este tipo, los puzzles que se nos presentan deben ser resueltos con comandos y técnicas que se asemejan (o son iguales) a los que se usan en sistemas operativos y sistemas reales.

Street Hacker

Uno de los videojuegos más veteranos en este ámbito es 'Street Hacker', un simulador de hacking que nos sitúa ante un sistema similar al que nos encontraríamos al manejar una consola Linux.

En el juego nos convertimos en un hacker contratado por un emprendedor que nos encarga tareas clandestinas y que nos acaba traicionando. Cuando salimos de la cárcel el objetivo, claro, es hackear a ese emprendedor.

El juego se centra en ciberataques como los que tratan de instalar malware en los sistemas del objetivo, y usaremos comandos familiares en este tipo de tareas (whois, connect) para ir conociendo un poco más la mecánica básica de este tipo de ataques.

Crypto Club

Si os interesa el mundo de la criptografía, hay una buena opción también en este sentido. Se trata de 'CryptoClub', un juego que nos ayudará a entender cómo funciona toda esa singular tecnología.

Cryptoclub

Lo hará a través de un entorno muy educativo en el que entenderemos cómo funcionan los sistemas con los que ciframos la información (sustitución, adición, palabras claves, letras por números, etc), o cómo funcionan los que 'crackean' esos códigos cifrados.

El juego, disponible online, cuenta incluso con material para que los profesores puedan investigar sobre el tema y luego educar a sus alumnos en este ámbito. Sin duda un recurso curioso para aprender criptografía.

else Heart.Break()

Ya solo el título de este videojuego despierta curiosidad, ¿verdad? En 'else Heart.Break()' nos encontramos con un planteamiento en el que tras una introducción que parece alejada del mundo hacker nos acabamos encontrando con hacktivistas (y una chica) que luchan contra el llamado 'Ministro informático'.

A partir de ahí obtenemos un 'modificador', un dispositivo que nos permite hackear todo tipo de objetos en el juego. A partir de ahí podremos analizar el código de esos objetos para hackearlos, nos encontraremos con gente que nos enseña cómo hacerlo (en un lenguaje llamado SPRAK), y acabaremos aprovechando esos conocimientos para subsistir y progresar en el juego.

El original juego nos sitúa en un mundo en el que podremos explorar los efectos de modificar todo tipo de sistemas que afectan a todo tipo de personas y trabajadores, y aunque probablemente es más divertido (y original) que educativo, vale la pena echarle un vistazo.

Hacknet

Entre los más interesantes a la hora de utilizar comandos Linux que se usan tradicionalmente está 'Hacknet', un videojuego en el que nos uniermos a un equipo de hackers de élite para tratar de lograr acceso a datos confidenciales.

Aunque contamos con una interfaz gráfica también, buena parte de la interacción se realiza a través de una consola de comandos desde la que tendremos que escanear el sistema que queremos atacar para encontrar vulnerabilidades que luego explotar.

La aproximación al hacking real está muy conseguida por esta y otras características, y de hecho sus desarrolladores lanzaron en 2016 una expansión llamada 'Hacknet Labyrinths' que siguiendo esa misma línea añadía más misiones para ampliar la duración de otro de los juegos imprescindibles en esta lista. Tanto el juego original como sus distintos complementos se pueden encontrar por ejemplo en Steam.

Uplink

Es probablemente (con el permiso del mítico 'Core War') uno de los más videojuegos más antiguos en este segmento: 'Uplink', desarrollado por la empresa británica Introversion Software, fue lanzado por primera vez en 2001. Hoy en día cuenta con versiones para dispositivos Android e iOS.

La idea del juego es la de convertirnos en un hacker que debe completar tareas como las de acceder a sistemas informáticos, robar datos de departamentos de investigación, sabotear a otras empresas o blanquear dinero.

El dinero que conseguimos lo podemos usar para mejorar nuestros propios sistemas informáticos y para comprar nuevas herramientas y software, y tendremos que evitar que nos cojan haciendo uso de técnicas como el uso de múltiples direcciones IP en nuestros ataques. Todo un clásico en este mundillo, sin duda.

Quadrilateral Cowboy

Los responsables de Blendo Games cuentan con un juego muy curioso en este ámbito. Se trata de 'Quadrilateral Cowboy', un juego en primera persona que tiene como protagonista los atracos y robos basados en técnicas de hacking.

Como es habitual en otros juegos de este ámbito, no es necesario tener conocimientos de programación. En el juego somos un equipo de ladrones pero sobre todo controlaremos al hacker, que tendrá que ir resolviendo puzzles en distintos niveles a través de comandos que irá introduciendo en su "deck".

Ese deck no es más que un ordenador integrado en una maleta que cuenta con un módem de 56k que iremos llevando de un lado a otro. Los comandos son simples y permiten acceder a nuestros objetivos, desactivar cámaras y alarmas, conseguir lo que buscábamos y, por supuesto, escapar con éxito. El juego además ofrece su código fuente para que cualquiera pueda descargarlo, estudiarlo y modificarlo bajo la licencia GPL.

Shenzhen I/O

Zachtronics, la empresa responsable de otros juegos de este segmento como 'TIS-100', también han creado un juego más orientado a explorar los misterios de la electrónica con 'Shenzhen I/O'. Hay otro título similar en ese protagonismo de la electrónica llamado 'Silicon Zeroes'.

En el juego tomamos el papel de un expatriado que vive en la China industrial y trabaja para una empresa de electrónica llamada Longtem. Nos irán llegando mensajes de correo con tareas a realizar que pueden ser desde lo más normales del mundo hasta otras más clandestinas.

Existe un manual (conviene imprimirlo) que nos ayudará a ir progresando para ir resolviendo esos puzzles y lograr circuitos con diseños más eficientes cada vez, lo que convierte a este juego en una especie de una extensión del citado 'TIS-100'. Hay una tercera opción si os gustan los juegos de esta compañía, el relativamente reciente 'Opus Magnum'.

Duskers

El objetivo de 'Duskers' es el tomar el control de drones que vuelan en gigantes naves espaciales para lograr sobrevivir y descubrir qué pasó con un universo que se convirtió en "un gigantesco cementerio".

La inspiración del juego, admiten su creador, proviene de películas como 'The Road' y 'Aliens', y a diferencia de lo que podríamos pensar viendo algunas capturas el control de juego no es con ratón y teclado o con un mando de juegos, sino a golpe de consola de comandos.

La interfaz de usuario recuerda de hecho un poco a la de la nave Nostromo de 'Aliens', y a través de ella tendremos que ir tecleando comandos para mover nuestro dron para recolectar energía**, abrir puertas o escapar de amenazas alienígenas** que podremos expulsar de la nave activando ciertas exclusas. Incluso podremos crear nuestros propios comandos combinados con el comando "alias" que se usa tradicionalemente en sistemas Linux y UNIX, por ejemplo.

Minecraft

Es sin lugar a dudas el más conocido de toda la lista, y puede que efectivamente 'Minecraft' sea más un juego de otro género que uno directamente centrado en el hacking o la ciberseguridad, pero sus opciones son tantas que puede ser también una buena propuesta en este ámbito.

De hecho hemos visto cómo a través de Minecraft los usuarios han logrado crear procesadores de texto, ordenadores de 16 bits dentro del juego, circuitos impresos con su propia memoria RAM capaces de dividir, programar en BASIC o incluso discos duros para salvaguardar sus datos.

Todos esos ejemplos hacen que Minecraft pueda servir también para aprender jugando cómo funcionan los sistemas informáticos que precisamente son el objetivo de esos ciberataques. Solo por eso merece la pena echarle un vistazo a este juego que hace tiempo que ofrece opciones tanto en el ámbito del entretenimiento como en el de la educación.

Hackmud

En 'Hackmud' nos encontramos con un simulador de hacking en modo texto que nos reta con diversos puzzles y que nos convierte en una especie de bot de inteligencia artificial en un futuro no demasiado lejano.

En ese mundo esos bots tratan de competir por conseguir una moneda virtual llamada GC, y para ello competiremos con otros hackers que además tratarán de meterse en nuestra cuenta y robarnos todo nuestro dinero virtual.

El juego se centra en el manejo de programas en Javascript (los que ya conozcan este lenguaje tendrán cierta ventaja), y tiene una curva de aprendizaje bastante alta, pero si te atreves a probar con este reto, probablemente Hackmud acabe conquistándote.

Gunpoint

Un desarrollador llamado Tom Francis se pasó tres años trabajando los fines de semana para sacar al mercado Gunpoint, un juego con un diseño singular en el que nuestro protagonista tiene que lograr acceso a edificios protegidos por guardias para lograr robar datos para sus clientes.

Para lograrlo contamos con Crosslink, un dispositivo que nos permite manipular el cableado de cada nivel, y gracias a ello podremos rediseñar esos circuitos para provocar electroshocks a los guardias, modificar el comportamiento de los ascensores e incluso controlar las armas automáticas instaladas en el edificio.

El juego no es tan ambicioso en ese ámbito del hacking ya que incluso combina esa parte más "técnica" con otra de acción y aventuras (podremos estampar a un guardia contra una puerta, por ejemplo), pero es un acercamiento divertido y original para este tipo de videojuegos.

TIS-100

Los creadores de TIS-100 lo definen como un juego de programación en el que "reescribes segmentos de código corrupto para reparar el ordenador TIS-100 y desvelar así sus secretos".

La idea de este juego de puzzles es singular y hace uso de un lenguaje de programación en ensamblador para retar al jugador a minimizar el número de ciclos e instrucciones usados en esos pequeños programas.

En el juego nos encontramos con ese viejo ordenador que antes usaba un tío nuestro. Incluso tenemos que usar un viejo manual de usuario anotado por ese personaje ficticio —que nos recomiendan imprimir— para ir superando esas pruebas utilizando los comandos adecuados que se van indicando en el manual.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos