Compartir
Publicidad

Volvo nos enseña lo placentero y productivo que puede ser que el coche conduzca por ti

Volvo nos enseña lo placentero y productivo que puede ser que el coche conduzca por ti
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El último concepto de Volvo no es precisamente un coche, lo que tiene entre manos el fabricante de origen sueco - ahora en manos chinas - es el interior del mismo. Nos encontramos con un revolucionario conjunto de salpicadero y asiento que nos adelanta al momento en el que los coches sean autónomos.

Si el automóvil conduce por nosotros, habrá que adaptar el interior a nuevos roles y ocupaciones para los pasajeros, especialmente si eres el conductor. Los chicos de Google ya nos enseñaron su propuesta, en la que no había ni volante ni pedales, pero en Volvo siguen estando presentes, otra cosa es que el coche se transforme según el tipo de conducción que realicemos.

Se llama Concept 26 porque 26 minutos es el tiempo medio de viaje que estiman en Volvo

Con pulsar un botón el coche cambia la configuración de los elementos para invitarte a consumir contenidos multimedia, trabajar, incluso echarte una siesta.

El concepto está siendo mostrado en Los Angeles Motor Show 2015, y responde al nombre de Concept 26. Vamos a conocer mejor esta máquina del tiempo.

Crear, conducir o descansar

El cerebro de operaciones es una tablet situada en la parte central, donde normalmente tenemos el cambio de marchas, para que esté bien a la mano. Desde ahí cambiamos los modos de funcionamiento - Drive, Relax y Create - y gobernamos los dos principales elementos: el asiento y la segunda pantalla.

C26 6 1280x675

El asiento del conductor está compuesto por varias partes móviles que no necesitan de motores para que las movamos, como un sofá de casa, podemos reclinarnos y cambiar inclinación a nuestro antojo, si es que estamos en modo autónomo.

Es posible sacar un soporte inferior para descansar las piernas, y para aprovechar mejor el espacio, el asiento se desplaza hacia atrás para conseguir más espacio, al mismo tiempo que recoge el volante. También es posible hacer que aparezca una mesa desde el lado de la puerta.

La otra pantalla está colocada en la zona del salpicadero que corresponde con el “copiloto”, tiene un tamaño de 25 pulgadas y puede rotar para que se pueda operar desde el puesto del conductor ocioso. Creo que todas estas cosas es mucho mejor que las conozcamos en funcionamiento:


El diseño de Concept 26 está pensado para ser un habitáculo que pase a producción, todos los elementos son funcionales - instrumentación digital -, y está ideado para entrar en la plataforma más moderna que ahora mismo tiene Volvo: Scalable Platform Architecture.

Obviamente Volvo no es la única empresa que se encuentra trabajando en algo así, Nissan ya nos presentó su concepto IDS, todo un transformable en la búsqueda de la mejor experiencia dentro de un coche autónomo. También Mercedes tiene algo que decir con su concepto F015.

Si os ha interesado el tema, la gente Forbes tiene un vídeo bastante completo sobre el funcionamiento de Concept 26:


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio