Compartir
Publicidad

Renault EZ-GO: un concepto de coche compartido, eléctrico y autónomo para el transporte en ciudades

Renault EZ-GO: un concepto de coche compartido, eléctrico y autónomo para el transporte en ciudades
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Renault acaba de presentar su EZ-GO en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 2018, un nuevo concepto de coche completamente autónomo, eléctrico y conectado. El fabricante se imagina este vehículo con nivel 4 de autonomía y una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora para optimizarse a las ciudades.

Otra de las principales características en las que han hecho especial énfasis es que sería un coche para compartir. Por lo tanto no está pensado para que lo compres y lo tengas en el garaje, sino para que lo solicites mediante una aplicación móvil y te lleve a determinado sitio, tanto a ti como a otros pasajeros que puedan sumarse al trayecto.

Con este movimiento, el grupo Renault dice querer garantizar una movilidad sostenible y asequible para todos, haciendo que nos olvidemos de problemas como buscar aparcamiento en las ciudades. Sin embargo, de momento sólo es un modelo conceptual, lo que quiere decir que es más una idea de cara a un futuro a largo plazo que un modelo que estén pensando en comercializar en los próximos años.

En busca de la conducción autónoma compartida

Sensores en el alerón

Renault se imagina su EZ-GO como un coche de alta tecnología, que incluye sensores LiDAR, uiltrasonidos, y cámaras. Todos estos elementos propone situarlos en una antena especial situada en el alerón trasero del vehículo. Haría uso de una conducción autónoma de Nivel 4 en vez de del Nivel 5, ya que el coche operaría únicamente en ciudad y zonas periurbanas, y siempre asociado a una estación específica que se incorpora al mobiliario urbano.

Pero el nivel 4 de autonomía debería ser suficiente para permitirle conducir en zonas con tráfico, cambiar de carril, girar en intersecciones y adelantar a otros vehículos. También sería capaz, según Renault, de ponerse a cubierto en un lugar seguro en caso de incidente excepcional en su entorno, ya sea por decisión propia interpretando sus sensores o mediante un centro de supervisión que utilice su conectividad para transmitirle la orden.

Pasajeros

El EZ-GO es un vehículo pensado para llevar hasta a seis pasajeros al mismo tiempo, y una de las principales peculiaridades de su diseño es que su puerta se abriría en la zona frontal de la carrocería. Esto sería así para evitar que los ocupantes tengan que salir por uno de los lados pisando la calzada y exponiéndose al tráfico que pudiera haber.

Otro de los métodos de seguridad que se han diseñado para este concepto es una firma luminosa en el coche que se encenderá para señalar que está funcionando en modo autónomo. Estas bandas luminosas también pueden realizar avisos a los peatones, algo que se complementará con unos sonidos exteriores que avisarán de su presencia a peatones y ciclistas.

Estación de carga

En cuanto a su funcionamiento, no estamos tanto ante un coche que vayas a tener en tu garaje, sino más bien ante una flota que funcionará parecida a las de aplicaciones como Uber o incluso los servicios de bicicletas urbanas. Es una solución de movilidad bajo demanda, la cual deberías poder reservar de forma inmediata tu viaje a través de una aplicación específica o las estaciones de carga repartidas a lo largo de la ciudad.

Según Renault, el servicio que ofrecería su vehículo conceptual podría ser prestado tanto por empresas privadas como públicas, y tiene el potenciar para funcionar durante las 24 horas del día los 7 días de la semana. Sería, por lo tanto, un vehículo complementario al que pudieras tener comprado o al resto de transportes públicos.

La idea, según la empresa francesa, es la de impulsar una movilidad compartida económica y que haga el tráfico de las ciudades más fluido. Además, al ser un vehículo eléctrico, también sería una solución más silenciosa y menos contaminante que los coches de combustión actuales.

Diseño futurista, pero pensando en la comodidad

Diseño futurista

En cuanto al diseño, el Renault EZ-GO está pensado para facilitar su inserción en la ciudad, lo que se traduce en maximizar el campo de visión de sus sensores y en una altura moderada para no obstaculizar la vista de los peatones en la ciudad.

Tiene una estética bastante futurista, con un carenado lateral con el que Renault quiere intentar proteger sus ruedas y suspensión. También cuenta con una amplia superficie acristalada y curvada en los laterales y el techo, algo con lo que pretenden ofrecer a los pasajeros una buena visión más abierta a la ciudad durante su trayecto.

Por arriba

Como hemos dicho, se trata de un coche eléctrico, y tiene su motorización situada en el eje trasero, con unas baterías que están alojadas bajo el piso. También cuenta con un chásis 4Control de cuatro ruedas directrices diseñado por Renault para tener, según dicen, más movilidad en las ciudades. En cuanto a la carga, se realiza con un método por inducción que se conecta automáticamente sin que tengan que intervenir personas.

Pantalla interior

El coche cuenta con una rampa para facilitar el acceso al interior de los pasajeros, y Renault asegura que con la puerta abierta podremos entrar y acomodarnos sin tener que agacharnos. También tiene una pantalla en la puerta para interactuar con el coche, una zona específica donde dejar el equipaje, e incluso conectividad WiFi y cargadores para los dispositivos móviles.

Asientos en forma de U

Otra de las cosas que llama mucho la atención la disposición de los asientos, que son de tipo sofá y tienen forma de U para "favorecer la convivencia a bordo". Con ello, la sensación es más la de estar en un autobús con forma de coche que un coche convencional, lo que refuerza su concepto de vehículo pensado para el transporte puntual y compartido por la ciudad.

El primero de una nueva familia de conceptos

Coche conceptual Renault

Como hemos dicho al principio, este nuevo Renault EZ-GO es sólo un coche conceptual, lo que quiere decir que es más una idea o declaración de intenciones de cara al futuro que un modelo que vayamos a ver en las carreteras a corto plazo. En cualquier caso, no deja de ser interesante para ver cómo se imaginan marcas como Renault el futuro de las ciudades.

El fabricante también ha dicho que se trata del primer miembro de una nueva familia de concept-cars que se presentará a lo largo de este 2018, por lo que durante los próximos meses veremos más diseños con los que plantearán nuevas ideas para el futuro de la automoción.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos