Compartir
Publicidad
Publicidad

NIO bate el récord de velocidad para un vehículo eléctrico y autónomo: 257 km/h

NIO bate el récord de velocidad para un vehículo eléctrico y autónomo: 257 km/h
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Supongo que la prueba más extrema que se le puede hacer a un coche autónomo es la jungla de asfalto, pero si lo que se decide es meter al vehículo en un circuito, que sea para ponerlo al límite. Eso han hecho los chicos de NIO en el Circuito de las Américas, al otro lado del Atlántico.

¿Qué es NIO? Pues es una marca china que quiere ser el Tesla de los superdeportivos, hasta hace unos días decían tener el vehículo eléctrico más rápido del planeta, hoy tenemos pruebas bastante contundentes de que es así.

El nombre del vehículo protagonista de las hazañas es NIO EP9, y ha sido capaz de dar una “vuelta autónoma” al circuito, también de batir un récord de velocidad para un coche de estas características: 257 kilómetros por hora.

1366 2000

Este es el coche autónomo más rápido del planeta, le saca una buena ventaja a los Robocars

Los coches de la Roborace se limitan a 184 kilómetros por hora, aunque esto es un dato que depende bastante del circuito y las condiciones. La creadora del vehículo but NextEV dice que la velocidad máxima del vehículo es mucho mayor, podría conseguirse llegar a los 312 kilómetros por hora.

Es interesante pararse en la vuelta rápida que el coche hace al circuito de forma completamente autónoma - 2:40:33 -, que es rebajada con piloto de forma considerable - 2:11:30 -, mejorando significativamente el récord de un coche de producción como es el McLaren P1 (2:17:49). En el siguiente vídeo lo podéis ver en acción:


No solo es el más rápido, también consiguió dar unas vueltas al circuito sin llevar ningún piloto al mando

¿Cómo corre tanto este coche eléctrico? Lleva un motor para cada rueda, con cuatro sistemas de transmisión y cambio independiente, juntos son capaces de generar un 1 megavatio de potencia, o lo que es lo mismo, 1.360CV. El ‘0 a 100’ lo hace en 2,7 segundos.

Para que os hagáis una idea de cómo es el vehículo, sus dimensiones completas son: 4,88 x 2,23 x 1,15 metros, y pesa 1.735 kilos. Su sistema autónomo solo lleva desarrollándose cuatro meses, pero es cierto que no es lo mismo hacerlo funcionar en circuito, que en una ciudad o carretera con tránsito.

Baterías a cada lado, intercambiables

De cara a la producción, no del modelo del circuito, se quiere que el coche tenga mucha vida útil: nos hablan de una autonomía de 427 kilómetros con una carga, y una tecnología propietaria que les permite rellenar las baterías en 45 minutos.

NIO El vehículo pesa 1.735 kilos, de los cuales 635 corresponden con las dos baterías. El cockpit es de fibra de carbono, son 364 kilos

El diseño de las baterías también es especial, lo podríamos denominar como ‘packs’, y es que son dos unidades que se colocan a cada lado del vehículo, como se puede comprobar en las imágenes. Al margen de la velocidad de carga, lo que entendemos del sistema es que propone que las baterías sean intercambiables.

NIO
1366 2000
1366 2000 1
1366 2000 2
1366 2000 3
1366 2000 4
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos