Compartir
Publicidad
Publicidad

La vuelta al mundo sólo con energía solar: el Solar Impulse II completa su viaje

La vuelta al mundo sólo con energía solar: el Solar Impulse II completa su viaje
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco veíamos las imágenes del primer vuelo largo del dron de Facebook, cuya fuente de energía son las placas solares que recubren casi toda su superficie. El quid de la cuestión ahí es que los vehículos exclusivamente solares puedan volar también de noche, y es lo que han logrado con el Solar Impulse II, pero en esta ocasión se trata de toda una vuelta al mundo.

Se trata de un viaje de 505 días desde que el avión solar despegó el 9 de marzo del pasado 2015 en la ciudad de Abu Dhabi. Tripulado por Bertrand Piccard y André Borschberg el vuelo aterrizaba hace unas horas en esa misma ciudad tras unos 40.000 kilómetros recorriendo el planeta sin depender de otra cosa que no fuese la luz solar: ni una gota de combustibles fósiles.

Podemos ver toda la maniobra de aterrizaje en un vídeo que ha publicado el propio equipo de Solar Impulse, y cuando decimos toda es porque el vídeo dura algo más de tres horas. Si queréis ver directamente cómo toma tierra esta aeronave, podéis ir hacia el punto de 1 hora y 35 minutos. El aterrizaje de hecho es la prueba de que el avión no necesita nada extra para volar sin sol dado que se produce de noche.

Una vuelta al mundo y ni una gota de combustibles fósiles

Tal y como vimos en el caso de Aquila, el dron de Facebook, se trata de que la luz recogida durante el día aproveche tanto para el desplazamiento del momento como para la noche, para lo cual se cargaba una batería que daba la suficiente energía para volar cuando no hay fuente de luz. Según leemos en la entrevista que les han hecho en El Mundo, Piccard enfatizaba esto, que como comentábamos es la clave y la motivación principal del proyecto: impulsar las energías limpias.

Tenemos que ser capaces de aconsejar a los gobiernos y tener más impacto en la industria.

Eso sí, como también ocurre con Aquila la velocidad que estos vehículos alcanzan es aún moderada. El Solar Impulse II ha volado a una velocidad entre 45 y 55 kilómetros por hora pudiendo alcanzar alturas de 8.500 metros. Durante el vuelo realizaron un total de 17 paradas (aclarando aquí que éstas son necesarias por el factor humano y no para la máquina), entre las que se encontraron India, Myanmar, China, Japón, Estados Unidos y España (concretamente [Sevilla](La vuelta al mundo sólo con energía solar: el Solar Impulse II completa su viaje), la única parada en europa). En su página web podéis ver los detalles de cada parada, incluyendo vídeos, fotos y algún Vine.

Solar Impulse II sobrevolando Sevilla

No fue al 100% un viaje de placer

El tiempo no era por tanto un requisito a cumplir, sino el completa el trayecto. Algo que no ocurrió sin que hubiese contratiempos importantes, como el hecho de que el atravesar el Pacífico yendo de Japón a Estados Unidos causase varias averías en el avión y tuviesen que estar casi 300 días en Hawai antes de reemprender el vuelo. El motivo: las baterías habías sufrido daños irreparables, de modo que la travesía se pausó en verano de 2015 para seguirla ya en abril de 2016.

Piccard y Borschberg llegando a Hawaii Piccard y Borschberg llegando a Hawaii.
Hubo problemas debido a la sensibilidad de la aeronave a las condiciones climatológica

Hubo otros problemas debidos a la sensibilidad de la aeronave a las condiciones climatológicas. La ola de calor que se dio cuando llegaron a Arabia Saudí (con temperaturas que sobrepasaban los 45 grados centígrados) hizo que de nuevo tuviesen que pausar el viaje hasta que hiciese menos calor (cuanto mayor es la temperatura, más potencia necesita para volar). Piccard además sufrió algunos problemas de salud que también pararon la ruta durante unos días.

Un carraspeo a los gobiernos y a la industria

¿Y ahora? Tras esta peculiar vuelta al mundo queda la labor de concienciación que antes mencionábamos al citar a Piccard. Los suizos están ya preparando el Comité Internacional de las Tecnologías Limpias, el cual pretende ejercer de asesor de los gobiernos reuniendo a los principales representantes del campo de las llamadas energías verdes. Para los pilotos el mundo no está tomando el camino adecuado en cuanto a los recursos y lo dejan patente con este viaje y sus mensajes.

El mundo va en la dirección equivocada. Estamos destruyendo el planeta, la naturaleza y los recursos naturales. Envenenamos a miles de niños que respiran el aire que no deberían. Debemos hacer las cosas diferente.

Veremos si consiguen su objetivo y logran ayudar a impulsar que se dediquen cada vez más esfuerzos y recursos a la construcción de vehículos impulsados con energías renovables. Algo a ver más bien a largo plazo dado que de momento a los combustibles fósiles aún les quedan al menos algunas décadas y por su peso tanto energético como económico en el mundo.

Vía | El Mundo
En Xataka | Así fue el primer vuelo largo de Aquila, el dron para llevar internet de Facebook

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos