Compartir
Publicidad
Publicidad

La empresa matriz de Volvo compra Terrafugia, una de las principales startups de coches voladores

La empresa matriz de Volvo compra Terrafugia, una de las principales startups de coches voladores
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sector de los coches voladores acaba de dar un importante paso adelante con la entrada de un gigante de la automoción. Después de muchos rumores la empresa matriz de Volvo, Zhejiang Geely Holding Group. ha anunciado la adquisición de Terrafugia. Se trata de una de las principales startups de creación vehículos voladores fundada por ingenieros de MIT y estudiantes de MBA.

Terrafugia no es la típica empresa o startup que está empezando a entrar en el mundo de los coches voladores como la inmensa mayoría de las que os solemos hablar. Fundada en 2006, esta empresa lleva fabricando prototipos desde 2009, tiene pensado comercializar su primer vehículo vehículo en 2019, y en 2023 pretende tener en nuestros cielos sus primeros vehículos de despegue y aterrizaje vertical.

"El equipo de Terrafugia ha estado a la vanguardia de la creencia y la realización de la visión de un automóvil volador y la creación de la solución de movilidad definitiva", dijo en un comunicado el fundador y presidente de Geely, Li Shufu. "Este es un sector tremendamente emocionante y creemos que Terrafugia está en una posición ideal para cambiar la movilidad tal como la entendemos actualmente y liderar el desarrollo de una nueva industria al hacerlo".

En 2014 la empresa estadounidense presentó el TF-X, un vehículo mitad coche y mitad avión con cuyos prototipos llevan ya tiempo haciendo pruebas de vuelo. Sin embargo, en la web de la empresa aseguran que en sus alas retráctiles tienen pensado ponerle un sistema de hélices para que también sea capaz de despegar y aterrizar de forma vertical.

Las cifras de la operación no se han hecho oficiales, pero como resultado de esta el actual fundador y CEO de Terrafugia, Carl Dietrich, dará un paso atrás para que la empresa a la que pertenece Volvo nombre un nuevo responsable para el proyecto. En el período previo a la compra, Terrafugia triplicó su número de ingenieros con sede en Estados Unidos, y desde Geely dicen que planean hacer incluso aún más contrataciones para darle fuerza a la empresa.

El sector del coche volador se anima

Con la entrada de una empresa que tiene entre sus pilares a todo un fabricante de renombre como Volvo, el sector del coche volador empieza a cobrar aún más interés. Y eso que en los últimos meses los proyectos relacionados con a creación de taxis voladores no han parado de crecer.

Sin ir más lejos, hace sólo una semana Uber se aliaba con la NASA para crear sus propios taxis voladores con la intención de iniciar las pruebas en 2020. También hemos visto a empresas como Toyota interesarse por este concepto, prototipos del fabricante del AK47, y otras empresas como Hoversurf, que ha han creado una moto voladora, intentar dar un paso más yendo a por un coche.

Empresas con menos renombre también lo están intentando. Algunas parecen haber salido de la nada, otras ya apuntan a su comercialización en pocos años como los primeros "coches-helicóptero" que ya están de prueba en Dubai, e incluso los hay que tienen detrás a personalidades como el fundador de Google Larry Page.

Lo que está claro es que estamos ante una apasionante carrera por llevar al mercado los primeros coches voladores, y parece que es sólo cuestión de unos pocos años que los primeros empiecen a hacerlo. Sin duda estos serán modelos prohibitivamente caros, pero servirán como prueba de concepto para ver si se puede ir abaratando los precios como lleva unos años pasando en sectores como el del coche eléctrico.

En Xataka | Uber se alía con la NASA para su proyecto de taxis voladores: las pruebas arrancarán en Los Ángeles en 2020

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos