Publicidad

Goodyear reCharge, el prototipo de neumático del futuro que se recambia con cápsulas y reforzado con seda de araña

Goodyear reCharge, el prototipo de neumático del futuro que se recambia con cápsulas y reforzado con seda de araña
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los de Goodyear nos sorprenden de vez en cuando con algún modelo de neumático conceptual que se sale bastante de lo habitual, como aquél con musgo que presentaba en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2018. Este año no hay Salón como tal al cancelarse por el Coronavirus, pero sí lo hay virtual y Goodyear lo ha aprovechado para mostrar su prototipo de neumático autorregenerativo.

La clave de esta idea es una banda de rodadura biodegradable y recargable con cápsulas individuales, de modo que el proceso de recambio se simplifique mucho más. Las cápsulas a reponer dependería de las condiciones climáticas y el compuesto del neumático estaría reforzado con un material de reconocida resistencia: la seda de araña.

Un neumático biodegradable con un recambio "a lo Nespresso"

Este concepto en particular es incluso más futurista que el esférico que se exhibió en el CES 2017, esférico y con sensores. El fabricante propone un modelo de neumático que se autorregenera, pudiéndose adaptar a las diferentes condiciones de la carretera y pensando en una movilidad eléctrica "personalizada y de conveniencia", según explican desde la web oficial.

La idea de Goodyear reCharge se basa en tres pilares: la personalización, la sostenibilidad y la sencillez. Lo primero hace referencia a esa banda de rodadura de la que hablábamos antes, cuyas cápsulas están repletas de un compuesto líquido personalizado que permite la regeneración del neumático.

Goodyear habla de recurrir a la inteligencia artificial para la creación de un perfil personalizado del conductor en torno al cual se diseñaría ese líquido, cuya mezcla se basaría en la adaptación a dicha conducción. De este modo, el neumático se adaptaría a condiciones de frío, montaña o lo que el conductor frecuentase.

El compuesto del neumático estaría fabricado a partir de un material biológico, estando reforzado por esa seda de araña a la que aludíamos antes, un material al que se está recurriendo puntualmente en los últimos años [al ser tanto resistente como extensible). De ahí que la marca hable de sostenibilidad, explicando que este material haría al neumático "extremadamente duradero y 100% biodegradable".

Goodyear reCharge: cápsulas

La idea de que se algo sencillo viene de ese recambio con cápsulas y de que su construcción eliminaría la necesidad de un mantenimiento de la presión o del tiempo de inactividad por los pinchazos. Algo logrado por una estructura liviana y no neumática respaldando la banda de rodadura.

Goodyear reCharge de perfil

Esta vez se trata como decíamos de un concepto que va mucho más allá de lo que esperamos ver en los próximos años y cuya materialización cuesta creer, a diferencia de conceptos como el Cyber Tire de Pirelli y su 5G, no tan imaginativo. La marca ya pensó en los neumáticos para coches voladores, así que no parece que ésta vaya a ser su última propuesta de neumáticos del futuro.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios