Compartir
Publicidad

El coche autónomo de Uber se enfrenta a sus primeros problemas: se salta semáforos y no reconoce el carril bici

El coche autónomo de Uber se enfrenta a sus primeros problemas: se salta semáforos y no reconoce el carril bici
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo lucía excelente para Uber hace unos meses. La compañía anunciaba con bombo y platillo el despliegue de su primera flota de coches autónomos en Pittsburg, esto gracias a que el gobierno de la ciudad le permitió arrancar con esta especie de 'beta pública' bajo la condición de que siempre habría un conductor para casos de emergencia.

Después de los buenos resultados en Pittsburg, Uber decidió ampliar su beta hacia la ciudad de San Francisco, el único detalle es que aquí se ha enfrentado a sus primeros problemas, lo que pone en riesgo su regulación y autorización para circular por las calles de todo California.

Todo empezó con un semáforo

El pasado 15 de diciembre un coche equipado con cámara de seguridad captó como uno de los coches autónomos de Uber se saltaba un semáforo en rojo. El vídeo fue subido a internet y publicado por varios medios, lo que ocasionó que Uber tuviera que salir a hacer declaraciones acerca de lo sucedido.

Lo curioso de todo es que Uber está culpando al conductor y no a los sistemas de su coche, ya que según la compañía ese coche no pertenece a los taxis autónomos de pruebas en San Francisco. Por lo anterior, la infracción se le está asignando al conductor responsable de ese vehículo, además de que ha sido suspendido en lo que concluye la investigación.

La mala noticia para Uber es que esto llamó la atención del gobierno de California, quien le exigió retirar todos sus vehículos autónomos de la ciudad de forma inmediata, ya que Uber no cuenta con ningún permiso por parte de las autoridades, y en caso de no hacerlo se emprenderán acciones legales en contra de la empresa.

Uber ha salido, nuevamente, a defenderse alegando que sus coches son "semiautónomos", ya que para su funcionamiento requieren en todo momento la presencia de un conductor, vamos, algo similar a la forma de operar que tienen en Pittsburg, sólo que en California no les ha resultado esta estrategia.

El software de los vehículos tiene un problema: no reconocen el carril bici

Por si esto fuera poco, hoy Uber se enfrenta a un nuevo problema en California. Como sabemos, San Francisco es una ciudad habilitada para el uso de bicis y sus calles están llenas de estos carriles especiales. Pero ahora la 'Coalición de Bicicletas de San Francisco' está emitiendo un comunicado donde, después de varias quejas de sus afiliados, están informando que los coches de Uber no están realizando la maniobra correcta para girar cuando hay un carril bici.

Bici

Uber, una vez más, ha salido a confirmar que el software de sus coches autónomos tiene un problema, ya que no es capaz de reconocer el carril bici, por ello no es capaz de incorporarse a dicho carril para hacer el giro, sino que lo atraviesa como si no existiera, lo que pone en riesgo a los ciclistas y otros conductores.

La compañía también confirma que ya están trabajando en una actualización de software para solucionar esto, sin embargo hasta este momento el riesgo sigue presente y piden a todos los conductores de sus vehículos, así como a los ciclistas, que hagan una doble verificación al estar ante una intersección con presencia de carril bici.

En Xataka | Probamos UberOne, el nuevo servicio eléctrico y premium de Uber

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos