Compartir
Publicidad

Dos accidentes de los drones mensajeros de Swiss Post provocan la supensión de esas pruebas

Dos accidentes de los drones mensajeros de Swiss Post provocan la supensión de esas pruebas
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tres ciudades suizas llevan ya cerca de un año adelantadas al futuro: Swiss Post y la fabricante de drones Matternet colaboran desde hace tiempo para la puesta en marcha de un servicio de mensajería con estos vehículos aéreos no tripulados.

Todo parecía ir bien con más de 3.000 vuelos ejecutados con éxito desde enero, pero a finales de ese mes se produjo un primer accidente que detuvo las pruebas hasta abril. Después se produjo otro accidente en mayo con un dron estrellado cerca de un grupo de personas, lo que ha hecho que Swiss Post suspenda el servicio de forma indefinida.

Drones caídos del cielo

Aunque estos vehículos plantean una revolución en el ámbito de la mensajería, los riesgos ante su despliegue masivo son evidentes, y organizaciones como la FAA estadounidense están siendo especialmente cautas a la hora de conceder permisos para que empresas como Google, Amazon con Prime Air o Walmart -dos de las que más están apostando por esta opción- realicen pruebas.

Lo sucedido con los drones de Swiss Post confirma los miedos de estos organismos reguladores. Los drones de Swiss Post están fabricados por Matternet, una empresa de Mountain View, en California. Se trata de cuadricópteros relativamente convencionales desarrollados para llevar carga de hasta 2 kg en distancias que rondan un máximode 10 km.

Dichos drones están equipados con un paracaídas de emergencia que se activa si algo va mal, pero precisamente este fue el mecanismo que causó problemas en el segundo accidente. Tras detectarse un fallo a los dos minutos de aquel vuelo, el dron activó el paracaídas pero el hilo de ese paracaídas fue cortado por las hélices del dron, lo que provocó que no se desplegase y el dron cayese a plomo.

La caída sin control del cuadricóptero, con un peso total de unos 10 kg, se produjo cerca de la Universidad de Zurich, y había un grupo de niños a menos de 50 metros de donde se produjo el impacto. Nadie salió herido, pero Swiss Post ha decidido suspender las pruebas indefinidamente para investigar lo ocurrido junto a Matternet y solventar el problema de cara al futuro.

Los responsables de Swiss Post han indicado que a partir de ahora los hilos del paracídas irán reforzados en metal para evitar estos problemas, y que se sujetarán con dos de estas cuerdas y no con una como hasta ahora.

Tanto esta empresa como Matternet se han puesto en contacto con la FOCA (Federal Office of Civil Aviation) en Suiza para que puedan evaluar las medidas tomadas, que según Matternet "han satisfecho" tanto a ellos como a los clientes del segmento sanitario que estaban utilizando este servicio en pruebas. En Swiss Post quieren usar estos drones para el ámbito logístico, pero es evidente que necesitamos garantías de que estos vehículos no acaban siendo más un problema que una solución.

Vía | IEEE Spectrum

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio