El CMA CGM Jacques Saadé es un carguero de contenedores con un récord mundial y el primero de una flota de nueve megabuques

El CMA CGM Jacques Saadé es un carguero de contenedores con un récord mundial y el primero de una flota de nueve megabuques
30 comentarios

Las megaconstrucciones son fascinantes. Hemos hablado de muchas, pero en casi todos los casos se ha tratado de algo en tierra firme, a diferencia del CMA CGM Jacques Saadé, un carguero de récord por su capacidad.

Se trata de un carguero que batió el récord de número de contenedores a bordo en un solo barco, por lo que indudablemente se trata de una megaestructura que en este caso además tiene el reto de ir de un punto del mundo a otro. De hecho, su próximo puerto está en España, concretamente en Algeciras, aunque lleva unos días de retraso y llegará en principio el 22 de noviembre.

Un barco para no todos los puertos

La máxima capacidad del Jacques Saadé es de 23.112 TEU (Twenty-foot Equivalent Unit, una unidad correspondiente a contenedores equivalentes a unos 6,1 metros, unos 38,51 metros cúbicos de volumen). El récord lo batió al partir de Singapur el pasado 12 de octubre, con un total de 20.723 TEU, es decir, al 90% de su capacidad.

Sus dimensiones son de **400 metros de eslora y 61,3 metros de manga, teniendo una profundidad de 33,5 metros. En su escala en Singapur se necesitaron nueve grúas, que completaron unos 4.000 movimientos de carga y descarga para dejarlo listo.

Cma Cgm Jacques Saade 01
Imagen: CMA-CGM

Explicaba Marc Olazábal que "algunos puertos no están equipados con grúas que puedan llegar a la última fila" de este barco. Por ello, que un carguero así atraque o no en un destino "requiere una planificación compleja y cuidada hasta el más mínimo detalle".

El Jaques Saadé es capaz de transportar una carga de más de 220.000 toneladas en cada viaje. Con su capacidad le arrebató el récord del mundo en llevar contenedores de una tirada al HMM Algeciras, que en mayo partió del puerto de Yantian con 19.621 contenedores.

Más allá de su capacidad y dimensiones, lo que también fue novedoso cuando se completó su construcción en 2019 es que fue el primer navío de esta escala (UCL o Ultra Large Containership) propulsado por GNL (gas natural). El Jaques Saadé puede almacenar 18.600 metros cúbicos de gas natural (lo que serían unas siete piscinas olímpicas), con lo que le da para una autonomía de dos meses.

Para moverse (el Jacques Saadé y el resto de sus barcos mellizos) dispone de motores marinos de doble combustible de unas 2.100 toneladas cada uno, siendo de los más grandes que se han usado. Se trata de los motores 12X92DF de WinGD, los más potentes que han diseñado hasta la fecha, que tienen una potencia máxima de 63.840 kilovatios/85.611 caballos.

Motores 12x92df
Motores 12X92DF de WinGD. Imagen: World Energy Trade

El nombre del megabuque viene por Jacques Saadé, el empresario fraco-libanés que fundó la empresa Compagnie Maritime d’Affrètement (CMA) en 1978, la cual que está detrás de la construcción del navío. Como decíamos, en realidad la idea es tener una pequeña flota de cargueros tan grandes (nueve), aunque por ahora sólo se han terminado dos (el CMA CGM Champs Elysees).

En este caso el diseño del barco está pensado para el transporte de contenedores digamos estándar, pero ya vimos que en ocasiones se han de transportar estructuras más complejas y grandes como las palas de aerogeneradores. Eso sí, esperamos que carguen lo que carguen estos barcos no repitan sucedidos como el del buque de 100.000 toneladas que naufragó buscando cobertura para el móvil

Imagen | Geni (Wikipedia)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio