Publicidad

Samsung dejará de fabricar paneles LCD en 2020: su apuesta para competir con OLED será QD-OLED
Televisores

Samsung dejará de fabricar paneles LCD en 2020: su apuesta para competir con OLED será QD-OLED

El cambio de rumbo de Samsung nos cogió a todos por sorpresa a finales del verano del año pasado: Samsung Display, la filial de la compañía que está especializada en el diseño y la fabricación de paneles de imagen, acababa de comenzar a reestructurar sus fábricas de paneles LCD para iniciar la producción de paneles QD-OLED. Lee Dong-hoon, el director general de esta filial, lo corroboró al declarar a The Korea Herald que estaban trabajando para lanzar paneles QD-OLED en un futuro cercano.

En aquel momento y sin información más precisa resultaba difícil predecir cuándo llegarían a las tiendas los primeros televisores QD-OLED de Samsung, pero ahora tenemos una pista muy tangible que nos invita a concluir que podrían aterrizar antes de lo que esperábamos. De hecho, no parece descabellado pensar que podrían llegar en 2021. El origen de todo esto no es otro que la confirmación por parte de Samsung Display del cese de la fabricación de paneles LCD en todas sus plantas de Corea del Sur y China a finales de 2020.

Esto es lo que realmente sabemos hasta ahora

Este martes un portavoz de Samsung Display en Corea del Sur lo confirmó, como recoge la agencia Reuters: dejarán de producir paneles LCD este año. Nosotros nos hemos puesto directamente en contacto con la filial española de Samsung, y su declaración oficial no deja lugar a dudas: «En un esfuerzo por mejorar las capacidades del negocio y acelerar la adopción de la tecnología de pantalla de próxima generación, Samsung Display acelerará la transición de su negocio de paneles de gran tamaño de pantallas de cristal líquido (LCD) a la pantalla de puntos cuánticos (QD), interrumpiendo la producción de paneles LCD a partir del próximo año».

La transición descrita por Samsung en la declaración que ha ofrecido a Xataka reafirma su apuesta por QD-OLED. Los puntos cuánticos serán su baza más clara en su competencia con los televisores OLED que podemos encontrar actualmente en las tiendas

Aunque en esta declaración Samsung no menciona expresamente la tecnología QD-OLED, en la que indagaremos en la siguiente sección del artículo, no cabe ninguna duda de que cuando habla de «la pantalla de puntos cuánticos (QD)» en realidad está haciendo una referencia expresa a esta innovación. Los televisores QLED que esta compañía ha colocado durante los últimos años en las tiendas para competir en las gamas media y alta recurren a paneles LCD, por lo que la transición descrita por la compañía en la declaración que ha ofrecido a Xataka reafirma su apuesta por QD-OLED.

No obstante, hay una razón de peso por la que Samsung hace hincapié en su tecnología de puntos cuánticos (Quantum Dots), y no nos habla de OLED a secas: esta será su baza más clara en su competencia con los televisores OLED que podemos encontrar actualmente en el mercado, que no recurren a ninguna implementación de los nanocristales. Samsung, como veremos a continuación, sí lo hará.

Samsungqd

En cualquier caso, sabemos algo más. La filial española de Samsung también ha declarado a Xataka lo siguiente: «Disponemos de una base de proveedores diversificada, por lo que no esperamos ningún impacto en nuestra producción. Desde Samsung nos tomamos muy en serio la calidad del producto y la satisfacción del cliente, y por eso estamos comprometidos a tener la mejor experiencia de visionado para nuestros clientes».

De esta declaración se desprende algo importante: Samsung no va a abandonar la tecnología LCD. Samsung Display va a dejar de fabricar estos paneles, y, por tanto, dejará de suministrárselos a Samsung Electronics, que es la filial que se responsabiliza del diseño y la fabricación de los televisores. Pero, como la misma compañía confiesa en esta declaración, Samsung Display no es su único proveedor de paneles LCD. No debemos olvidar que hay otras empresas, muchas de ellas de procedencia china, que continúan fabricando paneles con tecnología de cristal líquido, como Innolux, HannStar, HKC, New Vision Display, TCL o Japan Display, entre otras.

Samsung quiere que su tecnología QD-OLED ponga contra las cuerdas a OLED

Llegados a este punto es inevitable que nos preguntemos cómo convivirán los televisores LCD y los modelos QD-OLED en el porfolio de Samsung cuando desembarquen estos últimos en las tiendas. Por el momento lo único que podemos hacer es especular, pero, eso sí, podemos hacerlo con argumentos sólidos. Lo más razonable es prever que los televisores QD-OLED ocuparán el lugar en el porfolio de esta marca en el que actualmente están alojados los modelos QLED: en las gamas media/alta y alta. Los televisores LCD, en ese caso, competirán en las gama media y de entrada, en las que el precio es un factor decisivo.

¿Qué sucede entonces con los televisores MicroLED? Samsung ya tiene listas soluciones para los mercados profesional y residencial de alta gama con unas prestaciones realmente impactantes. Nosotros hemos podido verlas en acción tanto en las dos últimas ediciones de CES como, sobre todo, en la edición de ISE que se celebró en Ámsterdam a mediados del pasado mes de febrero. Y sí, no cabe duda de que el futuro le pertenece a la tecnología MicroLED. El problema es que el precio de estos primeros televisores es muy poco competitivo en el contexto del mercado de consumo, por lo que es evidente que Samsung necesita recurrir a otra tecnología con un coste de producción más bajo que le permita competir, al menos durante unos años y hasta que MicroLED se beneficie de la economía de escala, con los televisores OLED que hay ahora mismo en las tiendas y los que llegarán durante los próximos años.

A priori podemos asumir que el principio de funcionamiento de los paneles QD-OLED de Samsung será muy similar al de los paneles OLED que está produciendo LG Display, y que podemos encontrar en los televisores de gama alta de marcas como LG, Sony, Panasonic o Philips. Sin embargo, si nos ceñimos a la estrategia a la que recurren para reproducir el color aparece la primera diferencia significativa entre ambas tecnologías. Los paneles OLED que fabrica LG Display son de tipo W-OLED (White OLED), por lo que la luz que emite cada una de las celdillas autoemisivas del panel es de color blanco. El problema es que para componer una imagen en color necesitamos obtener los tres colores primarios RGB (rojo, verde y azul), por lo que es necesario colocar encima de la matriz de diodos orgánicos un filtro de color RGB que sea capaz de reproducirlos.

Qdoledestructura Este esquema describe la estructura de un panel QD-OLED. De abajo hacia arriba tenemos el sustrato de vidrio, la matriz TFT, el panel OLED y la matriz de puntos cuánticos que se encarga de reproducir correctamente el color.

La tecnología QD-OLED (Quantum Dot-OLED) en la que está trabajando Samsung aspira a resolver los hándicaps de W-OLED, pero intentando mantener sus bazas frente a RGB OLED, que es la implementación más ambiciosa y costosa de esta tecnología. Lo que propone Samsung es reemplazar el filtro RGB que requieren los paneles W-OLED por una matriz de nanocristales, o puntos cuánticos, que se responsabilice de la reproducción del color. En teoría la eliminación del filtro RGB debería permitir al panel arrojar una capacidad de entrega de brillo superior tanto el medir el valor medio como los picos. Y, además, los nanocristales deberían conseguir reproducir un espacio de color sensiblemente más amplio que el filtro de color RGB.

No obstante, los cambios que propone Samsung frente a la tecnología W-OLED no acaban aquí. A diferencia de los paneles OLED de LG Display, que utilizan píxeles de color blanco, los de Samsung recurrirán a píxeles de color azul, de manera que serán los nanocristales los responsables de actuar sobre la luz azul para generar los otros dos colores primarios (rojo y verde). Esta transformación es posible gracias a una propiedad muy interesante de los nanocristales: su estructura les permite modificar la longitud de onda de la luz, de ahí que consigan manipular la luz azul para generar a partir de ella luz roja y verde.

Los televisores LCD seguirán, pero la gama alta será patrimonio de OLED y QD-OLED

Todo lo que hemos visto hasta ahora nos permite intuir con bastante precisión cómo será el mercado de los televisores cuando los primeros modelos QD-OLED de Samsung lleguen a las tiendas. Cuando lo hagan podremos confirmar si sus bazas sobre OLED realmente son tangibles, y también cuáles son sus puntos débiles. En cualquier caso, de lo que podemos estar seguros es de que la entrada de esta compañía en el mercado de los televisores OLED es una buena noticia para nosotros, los usuarios. Samsung lidera el mercado global de los televisores desde hace 14 años, por lo que su envergadura desencadenará una competencia feroz con LG Display, que actualmente es el único fabricante de paneles OLED de gran formato para televisores.

El precio de los paneles LCD está cayendo desde finales de 2017 de forma imparable

En estas condiciones la ley del mercado impera, por lo que es posible que presenciemos una bajada sensible del precio de los televisores OLED. Al menos de algunos modelos, que podrían adoptar los precios que ahora tienen los televisores LCD avanzados. Si esto se confirma el mercado probablemente se reconfigurará y los televisores OLED y QD-OLED se posicionarán en solitario en las gamas alta y premium, desplazando a los modelos con panel LCD más avanzados a la gama media. Y todos los demás, también con panel LCD, se debatirán por hacerse un hueco en la gama de entrada.

Todos estos movimientos están provocados en gran parte por la crisis que están afrontando los fabricantes de paneles LCD, que desde finales de 2017 están contemplando cómo caen los precios de forma imparable. LG Display confirmó a principios del pasado mes de enero que a finales de 2020 dejará de fabricar paneles LCD en sus fábricas de Corea del Sur (continuará produciéndolos en sus plantas de China). Y ahora Samsung Display anuncia un cese total de su producción de paneles LCD, por lo que la fabricación de estos dispositivos queda esencialmente en manos de las marcas de China continental, Taiwán y Japón.

A pesar de todo, como os explicamos con todo detalle en el artículo que enlazo aquí mismo, el mercado de los televisores continuará creciendo. Esto es al menos lo que defiende la consultora ResearchAndMarkets, que vaticina un crecimiento del mercado global estimado en 37.000 millones de dólares si comparamos el volumen de negocio que tuvo en 2019 y el que según estos expertos tendrá en 2024. Además, la entrada de nuevos actores en este mercado, como Xiaomi, Honor, Huawei o Realme, entre otros, provocará que los usuarios tengamos a nuestro alcance más opciones y con mejores precios que nunca. Ya podemos empezar a frotarnos las manos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios