Microsoft Edge ha muerto, viva Microsoft Edge: el cambio a Chromium le ha sentado muy bien y cada vez es más popular

Microsoft Edge ha muerto, viva Microsoft Edge: el cambio a Chromium le ha sentado muy bien y cada vez es más popular
37 comentarios

El viejo Microsoft Edge, ese que comenzó llamándose 'Project Spartan', se muere. Lleva haciéndolo algún tiempo, pero Microsoft anunció esta semana que dejaba de dar soporte para ese "viejo" navegador que jamás cuajó por diversos motivos y que provocó que la empresa tomara una decisión singular.

Esa decisión fue el lanzamiento del nuevo Microsoft Edge basado en Chromium (podían haber cambiado el nombre sin más, que esto es más largo de decir), un navegador que desde su aparición ha ido cosechando buenas críticas y sigue creciendo poco a poco en popularidad y cuota de mercado.

Chromium le sienta bien a Microsoft Edge

Los últimos datos de Statcounter Global Stats muestran cómo Microsoft Edge acumula ya un 8,01% de cuota de mercado y se sitúa casi al nivel de Firefox o de Safari, con los que juguetea en cuota desde hace meses. Chrome sigue dominando de forma absoluta este segmento, pero desde luego la evolución de Edge ha sido muy positiva.

Esa transición del viejo al nuevo Edge se completará con la actualización que tendrá lugar el próximo 13 de abril de Windows 10. En ella el nuevo Microsoft Edge basado en Chromium sustituirá definitivamente a la anterior versión, que será eliminada del sistema si no había sido desinstalada ya.

El cambio afecta a Windows 10, pero no a Windows 7 o Windows 8.x, y si ya teníamos el nuevo Microsoft Edge basado en Chromium, no se reinstalará este navegador: solo se eliminará la antigua versión del navegador 'legacy'.

La empresa avisa además de que no será posible tener ambas versiones ejecutándose a la vez, y advierten de no saltarse la actualización porque eso pondría en riesgo el equipo: como suele ocurrir con productos que dejan de tener soporte, no contar con actualizaciones de seguridad supone un riesgo notable a la hora de que posibles ciberataques aprovechen vulnerabilidades del software no actualizado ni parcheado.

El nuevo Edge no para de mejorar

Los responsables de Microsoft han aprovechado el cambio a Chromium para solucionar muchas de las desventajas que tenía el viejo Edge, pero también han ido añadiendo más y más mejoras en los últimos meses.

Edge2

Así, además del rendimiento mejorado y el soporte de extensiones se han añadido cosas como su modo de compatibilidad, sus llamativas colecciones y un montón de pequeñas mejoras de rendimiento, seguridad y productividad a las que se suman noticias destacadas como su versión para Linux .

La última de las grandes novedades la hemos visto también estos días: ya existe una versión preliminar de Microsoft Edge basado en Chromium para la Xbox que permitirá acceder a todas las prestaciones de la versión PC y que además ofrecerá una opción curiosa: poder jugar a los juegos de Google Stadia desde esta consola a través del navegador.

No todo son buenas noticias: Microsoft ha vuelto a las andadas con su obsesión por integrar el nuevo navegador en nuestros equipos, y de hecho ni siquiera deja desinstalarlo porque lo considera un componente crítico.

Estamos pues ante un navegador que Microsoft está impulsando con buenos argumentos en casi todos los apartados y que desde luego hace que no echemos demasiado de menos al viejo Microsoft Edge.

Es cierto que como indicaban en Mozilla ese adiós suponga también el adiós a un motor de renderizado propio, EdgeHTML, en favor de Blink, el motor de Chrome, o de su motor JavaScript, Chakra, para sustituirlo por el V8 de Chromium. Sin embargo también es cierto que este proyecto Open Source, base de este navegador y otros como Vivaldi, Opera o Brave, es cada vez "menos Google" gracias a la implicación de todos estos actores.

Más información | Microsoft

Temas
Inicio