Compartir
Publicidad

Mover los dedos sin necesidad de cirugías e implantes es el objetivo de este brazo biónico

Mover los dedos sin necesidad de cirugías e implantes es el objetivo de este brazo biónico
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen al día de hoy una gran variedad de desarrollos que buscan ampliar las capacidades de las prótesis, que pasen se ser una simple extension estética a una verdadera herramienta que remplace el miembro perdido, ya hemos visto desde brazos robóticos impresos en 3D para disminuir costes, hasta avanzados sistemas de piel sintética que permiten traer el sentido del tacto a las prótesis.

Pero en la mayoría de estos casos, estos proyectos funcionan a través de implantes cerebrales o cirugías para tener acceso a nervios y músculos, pero ahora conoceremos un nuevo proyecto que nos presenta un brazo robótico que permite mover los dedos por medio de sensores que identifican la actividad muscular.

Los músculos que quedan en el brazo extienden sus capacidades

Danny Letain perdió su brazo izquierdo por debajo de codo en 1980, esto después de que un vagón de carga lo golpeara y arrastrara por 11 metros, desde entonces ha utilizado una prótesis "de gancho" con movilidad limitada. Hace unos meses fue contactado por investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Simon Fraser en Canadá, quienes le ofrecieron participar en una prueba piloto con una nueva prótesis que amplía el rango de movimiento.

Lo que hace diferente a este brazo biónico es que no necesita implantes ni cirugías para su funcionamiento, todo es a través de un sistema que lleva por nombre MASS (Muscle Activity Sensor Strip) con el que se utiliza un brazalete lleno de sensores de presión, quienes identifican los movimientos musculares y por medio de algoritmos, hacen que los dedos de la prótesis se muevan de forma natural.

Bionic Arm 2

Lo interesante de este sistema es la posibilidad de aprendizaje, que hará que el algoritmo se nutra de patrones que le permitirían determinar con mayor exactitud las intenciones de movimiento, además de que puede aplicar la fuerza necesaria para sujetar objetos y realizar ciertas acciones. Un punto importante es que el paciente de este tipo de brazo biónico no necesita un tiempo para adaptarse o instrucciones para hacerlo funcionar, ya que todo se hace de forma natural por medio de los movimientos del músculos, por ello sólo puede usarse en gente que previamente haya tenido ese brazo y que lo haya perdido por alguna razón.

Danny es actualmente un atleta paralímpico y gracias a esta prótesis podrá participar en la primera Olimpiada Cyborg que se realizará en Zurich en octubre de este año, siendo el único representante de Canadá, y donde se darán a conocer los proyectos en materia de brazos y piernas robóticas, así como las capacidades que ofrecen a pacientes que han sufrido la perdida de un miembro.

Los responsables de este proyecto han apostado por los Juegos Olímpicos Cyborg para dar a conocer su creación, ya que servirá como plataforma para darse a conocer, además de que podrán acercarse a compañías interesadas en producirlo de forma comercial.

Más información | Simon Fraser University
En Xataka | Una nueva generación de prótesis capaces de "sentir" gracias a esta punta de dedo biónica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio