Los actores ya no necesitan trabajar, una inteligencia artificial puede hacerlo por ellos. Y Bruce Willis lo sabe

Los actores ya no necesitan trabajar, una inteligencia artificial puede hacerlo por ellos. Y Bruce Willis lo sabe
36 comentarios

Bruce Willis se retiró del cine hace unos meses por problemas de salud, pero eso no le impedirá seguir apareciendo en próximas películas y proyectos. La solución se llama inteligencia artificial. A través de deepfakes, el actor podrá seguir mostrándose sin tener que actuar para la ocasión. Porque lo que hasta la fecha era un uso esporádico de esta tecnología, Bruce Willis lo va a convertir en su futuro.

El primer actor en vender sus derechos de imagen para la IA. Es un movimiento pionero en Hollywood. Bruce Willis se ha convertido en el primer actor que ha vendido sus derechos de imagen para que su rostro pueda ser recreado en películas y otros proyectos a través de la inteligencia artificial.

No obstante, Bruce Willis ya tenía experiencia con el uso de los deepfake. El año pasado participó con la empresa de gemelos digitales para la creación de un anuncio publicitario para la empresa rusa MegaFon. Parece que aquello tuvo éxito, porque el actor ha decidido dar un paso más.

Un Bruce Willis digital basado en 34.000 fragmentos. Para la creación del gemelo digital, la compañía Deepfake.io explica que se utilizaron miles de fragmentos de películas como 'Jungla de Cristal' o 'El Quinto Elemento'. En total se entrenó a la IA durante 14 días, aunque la empresa explica que es posible crear un deepfake completo en unos 4 o 5 días.

"Me gustó la precisión con la que resultó mi personaje. Es una minipelícula en mi género habitual de acción-comedia. Para mí, es una gran oportunidad de retroceder en el tiempo. Con la llegada de la tecnología moderna, incluso estando en otro continente, pude comunicarme, trabajar y participar en el rodaje. Es una experiencia muy nueva e interesante, y doy las gracias a todo nuestro equipo", explica Willis.

Las grandes franquicias no quieren arriesgarse a quedarse sin el actor. Cuando Brandon Lee murió durante el rodaje de 'El Cuervo' hubo que finalizar sus escenas con CGI. Complementar con tecnología los problemas de los actores no es algo nuevo y Hollywood lleva décadas haciéndolo.

El uso está tan extendido que grandes franquicias como Star Wars no contemplan otra cosa. Los actores son copiados digitalmente por si quieren usarlos en futuras series o películas. También ha ocurrido con actores franquicia como Arnold Schwarzenegger o Jim Carrey. La novedad con Bruce Willis es que ha vendido sus derechos directamente a la empresa de deepfakes, dejando que su imagen sea utilizada más allá de las sagas en las que hubiera aparecido anteriormente.

Una opción muy interesante para actores que se retiran. Trabajar hasta poder vivir de rentas. Lograr crear una imagen reconocible en todo el mundo para que después una IA pueda hacer el trabajo. Esta opción no es una utopía y ya la estamos viendo como una opción factible en el mundo del cine. Recientemente James Earl Jones, voz de Darth Vader desde 1977, ha anunciado que dejará de colaborar con futuras películas de Star Wars y su mítica voz será sustituida por una IA. Tiene ya 91 años.

Con Bruce Willis ocurre algo similar. No es ya que confíen en el enorme potencial de la inteligencia artificial, sino que por distintas causas ya no están físicamente para actuar directamente. En este contexto, la IA se presenta como una alternativa muy beneficiosa para todos. Para los actores que consiguen unos beneficios extra y para los estudios de Hollywood, que podrán seguir aprovechando el talento y el carisma de estos actores. Porque esto último, es algo que la IA todavía no puede sustituir.

Temas
Inicio