Que una máquina doble a Darth Vader nos da pistas preocupantes sobre el futuro del cine

Que una máquina doble a Darth Vader nos da pistas preocupantes sobre el futuro del cine
23 comentarios

En España tenemos una industria del doblaje fabulosa y a menudo menospreciada. Una que, eso sí, provoca que hablemos inglés peor que suecos o portugueses. Conocemos poco a quienes ponen esas voces, pero si hay alguna famosa esa es la de Constantino Romero, que puso voz a Darth Vader en las películas de la saga 'Star Wars'. ¿Os imagináis que en las futuras películas el personaje no fuera doblado por él, sino por una máquina? Eso es lo que ocurrirá al menos en las películas originales en inglés.

I am your father. James Earl Jones ha sido la voz en inglés de Darth Vader desde 1977. Según Variety, el actor —que tiene ahora 91 años— ha decidido permitir que todas esas frases sirvan para entrenar a una inteligencia artificial y crear así una imitación de la voz de Earl Jones con la cual pronunciar frases de las futuras películas en las que participe 'Darth Vader' incluso si estas aparecen tras la muerte del actor.

Desde Ucrania con amor. La invasión rusa no ha detenido a los ingenieros de Respeecher, una empresa ucraniana que se encarga de entrenar un sistema de inteligencia artificial para imitar voces de actores y poder así usarlas en otras producciones. En su sitio web oficial lo dejan claro: su objetivo es clonar voces "que son indistinguibles del hablante original".

Respeecher y Disney unen fuerzas. La empresa ya había trabajado con Disney en 'The Mandalorian' para generar la voz de un joven Luke Skywalker, y también generaron la voz de Darth Vader en 'Obi-Wan Kenobi'. Como explicaban en Variety, era algo razonable "ahora que la voz de Jones se ha alterado con la edad y se ha alejado del papel".

Terrores tecnológicos. Es irónico hablar de este avance cuando el propio Darth Vader hablaba del peligro de ciertos logros tecnológicos. Lo hacía en 'Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza" al pronunciar aquellas palabras proféticas ante el Gran Moff Tarkin y el Almirante Motti, que se le estaba poniendo gallito hablando de la Estrella de la Muerte. "No se ofusque con este terror tecnológico que ha construido. La posibilidad de destruir un planeta es algo insignificante comparado con el poder de la fuerza", le decía Vader.

Bienvenidos a la era del cine generado por IA. El tema viene de lejos: en Xataka ya hemos hablado en numerosas ocasiones de cómo la industria de los efectos especiales ha avanzado tanto que ahora hay personajes que se generan por ordenador con la ayuda de motores de inteligencia artificial. Precisamente la técnica se ha usado profusamente en películas y series del universo 'Star Wars' (Tarkin y la princesa Leia en 'Rogue One' fueron ejemplos muy polémicos),.

La opción también ha sido usada en producciones españolas: es el ejemplo de un joven Eduard Fernández en '30 monedas' que también asombró por su excelente resultado. Los deepfakes que rejuvenecen a las estrellas de Hollywood son ya conocidas tanto en producciones reales (Michael Douglas en 'Ant-Man', Robert Downey Jr. en 'Capitán América: Civil War', Brad Pitt en 'El curioso caso de Benjamin Button', entre otros muchos) como en formato meme.

Los actores generados por IA no se cansan ni montan pollos. Reemplazar actores y voces originales por imitaciones generadas por efectos especiales (antes) o motores de inteligencia artificial (ahora) tiene una ventaja discutible: la de que los directores pueden moldear esas actuaciones y esos tonos a su gusto sin que los actores (los de verdad) puedan decir ni pío. Las películas se producirán a imagen y semejanza de esos directores y productores. Pero claro, eso nos deja sin esa parte tan humana del séptimo arte y, entre otras cosas, sin las improvisaciones, míticas o no.

El futuro pinta a más y más IA en el cine. El avance de soluciones como la que ofrece Respeecher es en realidad fruto de nuestro hambre de que los actores de siempre no nos abandonen nunca. Nos encantaría seguir viendo nuevas entregas de 'Indiana Jones', 'Star Wars', 'Vengadores', 'Harry Potter' o 'Fast & Furious' pero con los actores de siempre, congelados en el tiempo. Con un Hollywood convertido en fábrica de secuelas —es lo que funciona en salas de cine y en plataformas de streaming—, la inteligencia artificial combinada con los efectos especiales parece augurar un futuro en el que tendremos contenidos generados por IA para aburrir.

La pregunta, claro, es dónde quedará entonces el sitio para nuevas franquicias y nuevos actores y actrices. Mal asunto.

Imagen | R.D. Smith

Temas
Inicio