Compartir
Publicidad

Recreación humana digital, la nueva moda entre actores para nunca envejecer y seguir "actuando" después de morir

Recreación humana digital, la nueva moda entre actores para nunca envejecer y seguir "actuando" después de morir
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con sólo 19 años, Carrie Fisher interpretó a la Princesa Leia en 1977 en la primera cinta de 'Star Wars', también conocida como el 'Episodio IV, A New Hope'. 39 años después, en 'Rogue One: una historia de Star Wars', la Princesa Leia volvía a aparecer con el mismo aspecto de 1977, el detalle es que no se trataba de Carrie Fisher, sino de la actriz Ingvild Deila, quien recreó a Fisher de 19 años usando la técnica de 'recreación humana digital'.

Este es sólo un ejemplo de una nueva tendencia que se está dando en actores y estudios, quienes buscan preservar el aspecto de los personajes ya sea para continuar con sus carreras o bien, para proteger la historia en caso de futuras secuelas o nuevas películas.

En busca de la preservación digital

Amy Winehouse, quien murió en 2011, saldrá de gira en 2019 para recaudar fondos para una organización benéfica establecida en su memoria. Esto será posible gracias a un holograma que recreará a la cantante, el cual se basa en tecnología de escaneo creada para preservar las réplicas digitales en 3D. En este caso, como la recreación se hizo post mortem, se usaron todos los vídeos de conciertos y fotografías, lo que sirvió para "dar vida" a una nueva versión de la cantante.

Digital Domain es una de las compañías que está trabajando en escaneos digitales de amplio rango para actores, de hecho, también trabajan para algunos estudios de cine que buscan asegurar las secuelas de sus cintas más importantes, ya que el accidente o muerte de algunos de los protagonistas podría significar la pérdida de millones de dólares. Sólo basta ver el caso de Carrie Fisher, quien murió dejando incluso su trabajo para el final de la actual trilogía de Star Wars, lo que llevó a tener que cambiar los planes para el Episodio IX.

Ben Morris, supervisor de efectos visuales en 'Star Wars: The Last Jedi', confirmó a inicios de 2018 que Disney empezaría a escanear a todos los actores principales de la saga de Star Wars, esto para conservarlos de forma digital en caso de necesitarlos. Una acción que llega a raíz de la inesperada muerte de Carrie Fisher.

En el caso de Digital Domain, quien se especializan en efectos visuales, se encargan de estos escaneos usando una esfera con cientos de luces LED personalizadas, lo que permite capturar las caras de los famosos desde diversos ángulos grabando numerosas imágenes en segundos, teniendo así un archivo completo de cómo se ve la cara de la persona iluminada desde todos los ángulos y con alto nivel de detalle.

Este sistema también permite emular una gran cantidad de condiciones de luz, para así poder colocar al actor digital en todo tipo de situaciones. Gracias a esto, se pueden jugar con las sombras, la iluminación, cambiar el flujo sanguíneo del rostro y hasta envejecer o rejuvenecer al actor. La ventaja de un sistema de este tipo es poder ajustar una gran cantidad de detalles que abren un amplio abanico de posibilidades, y las cuales apuntan a sustituir de forma definitiva a los efectos artesanales basados en maquillaje o máscaras.

Para darnos una idea de lo que representa esto, el escaneo de un rostro toma hasta dos días completos para la captura de expresiones y movimientos, lo que genera entre 5 y 10 TB de información, y es sólo del rostro. Por lo anterior, esta tecnología está reservada por el momento a estudios de cine y aquellos actores que puedan invertir cientos de millones de dólares en preservar su imagen, la cual podrá ser heredada a su familia para que sigan recibiendo regalías tras su muerte.

Samuel L Jackson

La recomendación es contratar este servicio cuando se es aún joven, ya que el margen de maniobra es mayor. Aunque hay casos especiales, como el de Samuel L. Jackson, a quien se rejuveneció para 'Captain Marvel', lo que nos demuestran que esta técnica es capaz de ofrecer resultados por demás interesantes.

Sin embargo, no todo es perfecto, ya que según Beau Janzen, líder de educación en efectos visuales en la Escuela Gnomon de Efectos Visuales, Juegos y Animación, capturar el movimiento del cuerpo y la piel sigue siendo el gran desafío de los artistas visuales debido a su complejidad. Por lo anterior, hay algunas recreaciones digitales que no lucen del todo perfectas, como el caso de Wilhuff Tarkin en 'Rogue One', de quien hubo reacciones encontradas.

Para resolver esto, el trabajo se vuelve aún más minucioso y complejo, ya que requiere la edición, fotograma a fotograma, de estos detalles, como el movimiento de los labios, la piel, arrugas y expresiones en ojos y mejillas. Volviéndose nuevamente una especie de trabajo artesanal.

A día de hoy esta tecnología está dando sus primeros pasos, aún con altos costes, pero se cree que en un futuro se volverá algo tan natural como cualquier efecto visual que existe hoy día.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio