Compartir
Publicidad

Zuckerberg dice ahora que Facebook se centrará en el cifrado y la privacidad

Zuckerberg dice ahora que Facebook se centrará en el cifrado y la privacidad
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Facebook quiere cambiar. Bueno, al menos es lo que Mark Zuckerberg nos quiere hacer creer, quien afirma que ya es otro y ahora es momento de dar un nuevo giro a su compañía, la cual ahora estaría centrada en la privacidad, el cifrado y los mensajes efímeros. Vamos, una clara estrategia de control de daños tras los escándalos y acusaciones en contra de Zuckerberg, quien permitió que Facebook se haya convertido en una herramienta de espionaje con ningún tipo de respeto por la privacidad de sus usuarios.

A través de un extenso comunicado (obviamente en Facebook), Mark Zuckerberg sale a dar la cara en medio de una crisis que ha llevado a Facebook a perder más de 15 millones de usuarios tan sólo en Estados Unidos, lo que ha dañado profundamente la imagen de la compañía.

La imposible dura misión de transformar Facebook

Esta no es la primera vez que Zuckerberg promete proteger la privacidad de sus usuarios, tras la gran cantidad de escándalos el CEO mencionó hace casi un año: "si no podemos proteger tus datos, no merecemos estar a tu servicio", por lo que esta ocasión el escepticismo está presente con estas "nuevas medidas".

El máximo responsable de Facebook no dio a conocer medidas concretas, sino más globales que abarcan a todos sus productos, como Messenger, WhatsApp e Instagram, donde ahora buscará cambiar el enfoque público, global y de mayor alcance, hacia una plataforma más intima a través de comunicaciones efímeras cifradas.

Zuckerberg se refiere a este cambio mencionando que ahora en lugar de estar en una plaza pública donde cualquiera nos puede ver y escuchar, pasaremos a estar en el salón de nuestra casa, con unos cuantos invitados y con mensajes que desaparecerán al poco tiempo.

"Mientras pienso en el futuro de Internet, creo que una plataforma de comunicaciones centrada en la privacidad será aún más importante que las plataformas abiertas que tenemos hoy día. La privacidad le da a la gente la libertad de ser ellos mismos y conectarse más naturalmente, por eso tenemos redes sociales."

Ante esto, Zuckerberg aprovechó para destacarse como una especie de héroe al hacer este movimiento, ya que esto le podría representar el bloqueo de Facebook en algunos países, pero afirma que está listo para afrontar este riesgo, ya que "el cifrado será una de las claves en el futuro de Facebook". Incluso aseguró que estos movimientos implicarán muchas concesiones y es probable que incurra en faltas a la ley.

"Mantener estos principios (de la privacidad y el cifrado) puede significar que nuestros servicios se bloquearán en algunos países, o que no podremos ingresar a otros en el corto plazo. Eso es un riesgo que estamos dispuestos a enfrentar. No creemos que almacenar datos de personas en algunos países sea lo suficientemente seguro para crear la base e infraestructura de internet seguro y confiable."

El CEO de la compañía también adelantó que invertirán en hacer que la mensajería privada sea aún más privada a través de mensajes efímeros que se eliminarían de forma predeterminada después de un mes o un año, donde se le permitiría al usuario elegir unos segundos o minutos, incluso no participar si así lo desea.

"Hoy ya vemos que los mensajes privados, las historias efímeras y los grupos pequeños son, por mucho, las áreas de mayor crecimiento de la comunicación en línea."

Tim Bennett 538189 Unsplash

El enorme comunicado no menciona nada con respecto a que pasará con la publicidad, uno de los negocios clave de Facebook, o cómo se manejará una vez que llegue esta supuesta privacidad a la plataforma. Sólo afirma que estos cambios permitirán explorar nuevos modelos de negocios, con nuevas herramientas relacionadas con los pagos móviles y el comercio electrónico, las actuales obsesiones de Zuckerberg. Incluso se dejo entrever la fusión de sus tres plataformas de mensajería en una sola, Messenger, WhatsApp e Instagram, con la que podría tener un mayor alcance y control.

Zuckerberg no dio fechas para la llegada de todos estos cambios, y la verdad todo luce como una carta de buenas intenciones que buscan calmar las aguas que han estado afectando la imagen de Facebook desde hace casi dos años. Lo peor de todo es que no es la primera vez que Zuckerberg promete cambios radicales en su plataforma y no es la primera que nos quedamos esperando, así que en esta ocasión no hay nada que nos garantice que esta vez será diferente. Sólo nos queda esperar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio