Publicidad

Si te gustan las caídas de dominó, atento a estas máquinas caseras que colocan las piezas sin que les tiemble el pulso

Si te gustan las caídas de dominó, atento a estas máquinas caseras que colocan las piezas sin que les tiemble el pulso
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las piezas de dominó han acabado sirviendo no solo para ese juego, sino para esa curiosa afición que consiste en colocar en filas con distintos diseños todas ellas para luego asistir al efecto dominó y a la caída de piezas que acaba generando vídeos espectaculares.

El problema, claro, consiste en cómo se colocan esas piezas: un pequeño error o la falta de pulso pueden ser fatales y arruinar la construcción de diseños ambiciosos, pero hay quien se ha saltado ese paso con una idea curiosa: construir pequeñas máquinas que van colocando esas piezas de forma precisa.

Máquinas que hiptonizan al colocar las piezas

Uno de los ejemplos más famosos es el de Matthias Wandel, un editor de vídeo que tiene canal de YouTube muy popular y que además es un aficionado a la carpintería y a la construcción de máquinas y proyectos basados en LEGO. Precisamente hizo uso de piezas de este juego para combinarlas con un pequeño motor eléctrico y lograr esa singular máquina para crear caídas de dominó.

El resultado era prodigioso: ya en 1985 hizo una primera versión, y casi 25 años más tarde retomó aquel proyecto para crear una máquina que de hecho mejoraba varias de las características de su prededecesora. Wandel logró hacerla más compacta y eficiente, pero además documentó todo el proyecto para hacer que cualquiera pudiera replicarlo.

Para la parte mecánica conectó a los engranajes de la máquina el motor de un magnetófono, que a su vez estaba alimentado por una pequeña fuente de alimentación: colocar baterías en el diseño hubiera incrementado el peso de forma preocupante, afirmaba.

Más variaciones para una idea peculiar

Aquel diseño de hace ya unos años se volvió viral y su creador decidió recuperarlo algún tiempo más tarde porque mucha gente le preguntaba cómo replicarlo. Acabó creando un nuevo vídeo desensamblándolo y tomando fotos del proceso para que cualquiera pudiera hacerlo por su cuenta. El resultado es el siguiente vídeo:

El propio Wandel acabó retomando el diseño hace dos años, pero lo hizo ya sin basarse en piezas de Lego y desarrolló todo el modelo en madera, salvo por el motor, algunas piezas metálicas y algunos cables necesarios para completarlo.

El resultado es igualmente llamativo, y en el vídeo se explica todo el proceso paso por paso, pero también se muestra ese hipnotizador resultado que puede acabar siendo inspiración para máquinas más complejas y, por supuesto, para montarte espectaculares caídas de dominó.

Hay otras variaciones, y de hecho otro usuario de YouTube llamado The Q ha creado una realizada con cartón que precisamente sirve para la misma función y que desde luego también es especialmente llamativa.

Una estupenda demostración de la creatividad de estos aficionados a la construcción de todo tipo de pequeñas máquinas caseras. Cualquiera de ellas nos hubiera venido estupendamente cuando los de la generación EGB jugábamos al Serpentin hace unos años, ¿no creéis?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir